NoticiasNaturistas.com

Portal Medico del Dr. Jorge Barros para la divulgación de la Medicina Integrativa |Medicina Homeopática | Medicina Naturista/Biológica | Medicina Antienvejecimiento | Cultura de Vida |

Category: Alimentación (Page 5 of 18)

Reclasificicando los agrotóxicos de uso masivo en Argentina

Reclasificicando los agrotóxicos de uso masivo en Argentina

La actual clasificación desconoce la información científica que demuestra su peligrosidad.

Nuestro país consumió en el último año 340 millones de litros de agrotóxicos, según declararon las Cámaras del sector; cantidad que aumenta entre un 15 y un 20% de un año a otro. Estos venenos se aerolízan, fumigan, aplican, en una superficie que es habitada por más de 12 millones de persona. Desde hace un largo tiempo los habitantes de los pueblos fumigados vienen denunciando que sufren enfermedades graves a consecuencia de esta contaminación con pesticidas. Situación que fue confirmada por el 1º y el 2º Encuentro de Médicos de Pueblos Fumigados reunidos en la Facultad de Cs. Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba (1) y la misma Facultad de la Universidad Nacional de Rosario (2) en el año 2010 y 2011 respectivamente.
Existe un reclamo público para reclasificar los agrotóxicos en la Argentina. Este reclamo no es insustancial: según como se clasifican los venenos las reglamentaciones provinciales y municipales determinan los márgenes de retiro entre las fumigaciones y las zonas habitadas.
Actualmente la clasificación se toma en virtud de la cantidad de miligramos de veneno que contiene el alimento de las ratas que mata al 50% de las sometidas a prueba, es decir: la Dosis Letal 50; con menos gramos de venenos significa que es más toxico. Esta forma de medir la toxicidad deja de lado los efectos a mediano y largo plazo, como los oncogénicos, reproductivos, inmunitarios y endocrinos. En función de estas últimas consecuencias el Glifosato debería ser clasificado como de grado Ib (altamente peligroso para la salud), sobretodo por el cúmulo de datos científicos y epidemiológicos que lo sindican como vinculado a la generación de malformaciones congénitas y abortos espontáneos (1,3).
Pero también la actual clasificación toxicológica de efectos agudos de los pesticidas desconoce un conjunto de nuevas informaciones y datos científicos que demuestran los daños agudos de estos venenos de uso agrícola en los humanos, señalando un patrón propio y diferente a los resultados observados en roedores.
Estos nuevos datos se están generando al estudiar las manifestaciones de los distintos venenos, en personas que los consumieron para auto infligirse un daño (suicidas); no tenemos otra manera de investigar los efectos de un tóxico en nuestra especie porque no es ético ensayar venenos en humanos. El suicidio es un problema de salud pública mundial, un tercio de los suicidios se realizan ingiriendo un pesticida y en Asia ese porcentaje llega al 50% de las personas que lo intentan.
Dawson y colaboradores (4) publicaron recientemente (Oct 2010) una investigación donde estudiaron la evolución de cerca de 8.000 personas que ingresaron a dos hospitales en Sri Lanka por ingestión de agrotóxicos y pudieron determinar, muy fehacientemente, niveles de toxicidad aguda relativa a los distintos pesticidas. En esta cohorte 10% de los pacientes murieron, pero hubo una gran variación en la tasa de letalidad entre los plaguicidas.
Agrotóxicos de la misma clase química y/o de la misma clase toxicológica a veces presentaron efectos clínicos muy diferentes. Por ejemplo, dimetoato y malatión (ambos insecticidas organofosforados de clase II), tuvieron tasas de letalidad del 20,6% y 1,9%, respectivamente.
Este trabajo es único por dos razones: la cantidad importante de casos analizados y su carácter prospectivo de seguimiento del grupo específico de pacientes (Cohorte prospectiva). Los autores reconocen que “por desgracia, en la actualidad, las decisiones reglamentarias se basan en una clasificación de toxicidad de los plaguicidas asentada en DL50 oral en rata. La base científica para la extrapolación de esta clasificación a la intoxicación humana por plaguicidas es débil”.
También destacan que: “los roedores manejan los xenobióticos de manera diferente a los seres humanos, como un ejemplo, tienen mayor capacidad para la desintoxicación metabólica de los organofosforados. Y mientras los humanos intoxicados con estos agrotóxicos requieren cuidados intensivos, los roedores sobreviven sin ningún tratamiento en las investigaciones científicas. Por ello no es claro que un plaguicida de baja toxicidad en roedores debe ser seguro en los seres humanos y viceversa”.
Paraquat, dimetoato y fentión fueron responsables del 17,6% del total de ingresos, pero el 47% del total de muertes. Paraquat fue el más letal con 42.7% de casos fatales, Clorpirifos el más frecuente, con 1376 suicidas y una letalidad del 7.6%, Endosulfan menos utilizado (prohibido en Sri Lanka) tuvo una letalidad del 22.2%, Dimetoato fue muy usado como veneno para intentos de suicidios y genero 172 muertes: 20.6%. Glifosato genero 21 casos fatales con una tasa de letalidad del 2.4%. La Abamectina, clasificado clase IV por la OMS tuvo una letalidad del 11.1%. Los fungicidas tuvieron una tasa global de 6.1 muertes por 100 casos de autoingestión.
Estos resultados proporcionan un rango de toxicidad de los plaguicidas que permitiría organizar una clasificación de toxicidad en humanos de los agrotóxicos, que sea más fidedigna con nuestra fisiología y se apartará marcadamente de la clasificación de la toxicidad de la OMS basado en la fisiología de la rata.
En la actual clasificación Paraquat (tasa de letalidad de 47%), Endosulfan (22%) y Dimetoato (20.6%) están clasificados como toxicológicamente grado 2 por la OMS (moderadamente peligrosos) y esto demuestra la insuficiencia de esa clasificación basada en datos provenientes de ensayos en ratas. Deberían ser clase Ia (extremadamente peligroso) y restringidos en todo el mundo.
Estos datos aportados por Dawson se suman a los estudios retrospectivos en suicidas realizados en Taiwan (5), India (6) y Sri Lanka (7) que conforman una base de análisis de más de 15.000 personas y llegan a similares conclusiones: la necesidad de adecuar la clasificación toxicológica de pesticidas según sus efectos en humanos.
En el mismo sentido se expresan otros expertos de Salud Publica a nivel mundial, como los de la Escuela de Salud Publica de Harvard, USA (8), que reclaman a la OMS la urgente adecuación de la Clasificación Toxicóloga de Pesticidas.
Este problema, como vemos, no es solamente argentino; pero en nuestro país toma un nivel de urgencia y necesidad muy elevado en razón a la cantidad de agrotóxicos que se aerolízan sobre la población rural, y el acelerado crecimiento del consumo de pesticidas en la zona agraria, como expusimos al comienzo de este reporte.
Por todo lo aquí detallado, es que desde la Red Universitaria de Ambiente y Salud / Médicos de Pueblos Fumigados reclamamos la urgente reclasificación de los plaguicidas en la Argentina según sus efectos agudos y letales ya demostrados en humanos y los datos sobre daños y efectos de mediano y largo plazo: oncológicos, reproductivos, endocrinos e inmunitarios.
Creemos que seguir utilizando la vieja clasificación y autorizando la aerolización / fumigación de venenos de toxicidad humana demostrada no tiene ningún tipo de justificación hoy en día. También reconocemos que existe un inmenso interés económico en mantener prácticamente sin restricción el uso de estos venenos para, supuestamente, sostener la producción agraria, pero esto atenta contra el derecho a la salud de la población.-

Dr. Medardo Avila Vazquez
Médico Pediatra y Neonatólogo
Coordinador Red Universitaria de Ambiente y Salud
Médicos de Pueblos Fumigados
http://www.reduas.fcm.unc.edu.ar
medardoavilavazquez@yahoo.com.ar

Referencias:

1- Avila Vazquez M, Nota C. Informe 1º Encuentro Médicos de Pueblos Fumigados. UNC. Ag 2010 http://www.reduas.fcm.unc.edu.ar/wp-content/uploads/2011/04/primer-infor…
2- Declaración del 2º Encuentro de Médicos de Pueblos Fumigados. UNR. Ab 2011 http://www.reduas.fcm.unc.edu.ar/declaracion-del-2-encuentro-de-medicos-…
3- Antoniou M, Mostafa Habib M, Howard C, Jennings R, Leifert C, Onofre Nodari R , Robinson C, Fagan J. Roundup and birth defects: Is the public being kept in the dark? Earth Open Source, 2011http://farmandranchfreedom.org/sff/RoundupandBirthDefects.pdf
4- Dawson AH, Eddleston M, Senarathna L, Mohamed F, Gawarammana I, Bowe SJ, Manuweera G, Buckley NA. Acute human lethal toxicity of agricultural pesticides: a prospective cohort study. PLoS Med. 2010 Oct 26;7(10):e1000357. South Asian Clinical Toxicology Research Collaboration, Faculty of Medicine, University of Peradeniya, Peradeniya, Sri Lanka
5- Lin TJ, Walter FG, Hung DZ, Tsai JL, Hu SC, Chang JS, Deng JF, Chase JS, Denninghoff K, Chan HM. Epidemiology of organophosphate pesticide poisoning in Taiwan Clin Toxicol (Phila). 2008 Nov;46(9):794-801. Department of Emergency, Kaohsiung Medical University Hospital, Taipei, Taiwan.
6- Srinivas Rao Ch, Venkateswarlu V, Surender T, Eddleston M, Buckley NA. Pesticide poisoning in south India: opportunities for prevention and improved medical management. Trop Med Int Health. 2005 Jun;10(6):581-8. University College of Pharmaceutical Sciences, Kakatiya University, Warangal, India.
7- Eddleston M, Eyer P, Worek F, Mohamed F, Senarathna L, von Meyer L, Juszczak E, Hittarage A, Azhar S, Dissanayake W, Sheriff MH, Szinicz L, Dawson AH, Buckley NA. Differences between organophosphorus insecticides in human self-poisoning: a prospective cohort study. Lancet. 2005 Oct 22-28;366(9495):1452-9. South Asian Clinical Toxicology Research Collaboration, Centre for Tropical Medicine, University of Oxford, Churchill Hospital, Oxford, UK.
8- Miller M, Bhalla K. An urgent need to restrict access to pesticides based on human lethality PLoS Med. 2010 Oct 26;7(10):e1000358. Department of Health Policy and Management, Harvard School of Public Health, Boston, Massachusetts, United States of America

 

El Futuro de la Comida

El Futuro de la Comida

 

Organismos Genéticamente Modificados

Un OGM, organismo genéticamente modificado (GMO su sigla en inglés) es aquel cuyo patrimonio genético ha sido transformado por la técnica de la transgénesis: la modificación de la expresión de uno de sus genes o la adición de un gen ajeno.
No se han realizado aun estudios clínicos en humanos que analicen la seguridad y/o toxicidad de los OGMs y de los pocos estudios que se han realizado en animales, la mayoría muestran resultados conflictivos. Aun más sorprendente, es el hecho que los artículos publicados sobre OGMs reconocen la gran falta de información sobre la seguridad y/o toxicidad de muchos productos que diferentes compañías biotecnológicas colocan en el mercado.
La difusión de los transgenes en otras plantas u organismos podría estar cargada de consecuencias:
– la difusión de genes de resistencia a los pesticidas podría favorecer la expansión de plantas indeseables muy difíciles de eliminar;
-la resistencia a los antibióticos hace temer un aumento de la capacidad de los organismos infecciosos para sobrevivir a los antibióticos;
– se corre el riesgo de que la difusión de genes conduzca a un empobrecimiento de la biodiversidad global y de los ecosistemas.
Por otra parte, la utilización en nuestra alimentación de productos procedentes de OGM amenaza con provocar un recrudecimiento de las alergias.
Hay otros problemas, como el de los genes que causan esterilidad. Esa es la tecnología Terminator. La esterilidad de los granos queda asegurada por un gen tóxico que sólo es activo en el momento de la formación de granos de segunda generación, es decir, cuando la planta llega a su madurez. Así, los agricultores que cultivan plantas transgénicas dotadas de un sistema de protección genética se verán obligados a comprar nuevos granos cada año. Eso es lo que Jean-Pierre Berlan denomina confiscación de la vida.
Hay otro tipo de OGM, que integra un gen que sirve para silenciar a otros genes. El ejemplo más conocido es el de los tomates en los que se obtiene una conservación prolongada por medio de la inhibición de una enzima responsable del reblandecimiento del fruto.
Las preguntas de los ciudadanos sobre los riesgos potenciales de los OGM no encuentran una verdadera respuesta en el marco institucional. La inocuidad de los OGM está por probar. Se expresan opiniones contradictorias y las peticiones de moratoria son cada vez más numerosas, reclamando una suspensión durante cinco años de los vertidos en el medio ambiente de plantas y productos alimentarios transgénicos.

La medicina moderna ha traicionado al mundo. Dr. Carolyn Dean

La medicina moderna ha traicionado al mundo.

por Dr. Carolyn Dean

del Sitio Web NaturalNews


Acerca de la autora
La Dra. Carolyn Dean es médico y también médico naturópata.
Ella ha estado en la vanguardia de la revolución de la medicina natural por más de 30 años.
La Dra. Dean es autora/coautora de 22 libros de salud (impresos y libros electrónicos), incluyendo el milagro del Magnesio, el IBS para principiantes, libros de cocina IBS para principiantes, la conexión de la levadura y la Salud de la Mujer, Enciclopedia del futuro de la Salud, Muerte por Medicina Moderna, Todo sobre el Alzheimer , y Equilibrio Hormonal.
La Dra. Dean es Directora Médica de la Clínica de Medicina Antienvejecimiento y Farmacia en la ciudad de Dubai, y
Directora Médica y de Salud de la Asociación de Magnesio Nutricional.
La Dra. Dean tiene un boletín gratuito y un valioso programa de salud en línea de 2 años llamado Future Health Ahora! y una práctica de consultoría telefónica. Más información en www.drcarolyndean.com

Cuando escribí mi libro, Muerte por medicina moderna – En busca de soluciones seguras (Death by Modern Medicine – Seeking Safe Solutions), hice una lista de la docena de formas diferentes en las que la medicina moderna ha traicionado la opinión pública.

 

Es un libro que expone todo lo que está mal y la corrupción de la medicina moderna. Pero hace poco me encontré con un libro que puede llevarnos más allá de la traición.

Consulte “Cegado por la Ciencia” (Blinded by Science). Estoy enamorada de él porque es muy brillante!

Matthew Silverstone ha creado un nuevo fenómeno – ¡escritura interactiva de libros! También es una lluvia de ideas que podrían tener algo del “efecto de los 100 monos” (100th monkey effect) a medida que más gente se da cuenta cuán ciegos y complacientes nos ha hecho la ciencia.

Tengo la intención de participar en el foro y hacer comentarios, porque sé que estamos cegados por la ciencia y quiero hablar con otras personas que se sienten de la misma manera.

Mateo dice:

“Para mover la ciencia en la dirección correcta aunque sólo sea un poquito.”

No sé exactamente lo que esa dirección es, pero estoy dispuesto a jugar.

Matthew Silverstone se llama a sí mismo un empresario en serie. Es licenciado en Economía y tiene una maestría en negocios internacionales. Su carrera se detuvo a través del lanzamiento de un importantísimo sitio de red social de Internet, debido a la enfermedad de su hijo, por quien se convirtió en una carrera de tiempo completo.

 

Fue el ver la falta de asistencia médica por parte de los sectores establecidos de la ciencia lo que lo llevó a empezar a cuestionar todo lo que le habían dicho acerca de la ciencia.

Básicamente, el cerebro Matthew Silverstone está fuera del área o encajonamiento de la especialización científica, porque no fue adoctrinado en ninguna de esas especialidades. Tal especialización ha evitado a las mentes inquisitivas colaborar en las verdades de sentido común a través de este siglo.

Por ejemplo, la investigación de Mateo le llevó a comprender que la homeopatía es explicada por,

“…el hecho de que el agua cambia su frecuencia vibratoria a aquella de cualquier sustancia con la que entre en contacto.”

Él descubrió que la homeopatía,

“…trabaja sobre los principios de la física y no la bioquímica.”

Esta conclusión sólo podía ser alcanzada por un no-físico y no-bioquímico.

Un enfoque de especialista sólo sirve para hacer brillar la luz de su conocimiento polarizado en los ojos del otro. De ahí el título de Matthew, Cegados por la Ciencia, es tan a propósito.

Aquí está uno de mis dilemas científicos. Actualmente estoy estudiando minerales de tamaño de un pico. Ese es el tamaño real de los minerales que las plantas incorporan a través de raicillas dependientes del tamaño, lo que nos permite ingerirlas y absorberlas plenamente en nuestra dieta.

Estoy convencido de que es mucho más saludable para nosotros que minerales de un tamaño mucho mayor como el carbonato de calcio que es tan grande, y que sólo un 4 por ciento es absorbido (pero al ser ingerido en dosis de mil gramos). Debido que la medicina no ha llegado en torno al estudio de los minerales de tamaño pico, es como si no existieran.

Lejos de la medicina, los físicos han descubierto que los canales de los minerales de la célula que permiten entrar a minerales en ellas, son alrededor de 5.4 angstroms de diámetro!

Lo que significa que los minerales-pico son los eficientes y eficaces para entrar en las células. Sin embargo, dado que los médicos no hablan con los físicos, este conocimiento cae en un abismo sin fondo.

Afortunadamente, el foro de Matthew proporcionará un medio para los especialistas en todos los campos de comunicarse y discutir sus logros y sus deficiencias para que podamos salir de la caja ciega en la que la ciencia nos ha metido.

Vaya a http://www.blindedbyscience.co.uk y vea lo que está en el horizonte de la investigación inteligente a medida que asumimos una mayor responsabilidad de nuestra salud y nuestra ciencia!

 

Organismos Genéticamente Modificados

Organismos Genéticamente Modificados

Un OGM, organismo genéticamente modificado (GMO su sigla en inglés) es aquel cuyo patrimonio genético ha sido transformado por la técnica de la transgénesis: la modificación de la expresión de uno de sus genes o la adición de un gen ajeno.
No se han realizado aun estudios clínicos en humanos que analicen la seguridad y/o toxicidad de los OGMs y de los pocos estudios que se han realizado en animales, la mayoría muestran resultados conflictivos. Aun más sorprendente, es el hecho que los artículos publicados sobre OGMs reconocen la gran falta de información sobre la seguridad y/o toxicidad de muchos productos que diferentes compañías biotecnológicas colocan en el mercado.


La difusión de los transgenes en otras plantas u organismos podría estar cargada de consecuencias:
– la difusión de genes de resistencia a los pesticidas podría favorecer la expansión de plantas indeseables muy difíciles de eliminar;
-la resistencia a los antibióticos hace temer un aumento de la capacidad de los organismos infecciosos para sobrevivir a los antibióticos;
– se corre el riesgo de que la difusión de genes conduzca a un empobrecimiento de la biodiversidad global y de los ecosistemas.
Por otra parte, la utilización en nuestra alimentación de productos procedentes de OGM amenaza con provocar un recrudecimiento de las alergias.
Hay otros problemas, como el de los genes que causan esterilidad. Esa es la tecnología Terminator. La esterilidad de los granos queda asegurada por un gen tóxico que sólo es activo en el momento de la formación de granos de segunda generación, es decir, cuando la planta llega a su madurez. Así, los agricultores que cultivan plantas transgénicas dotadas de un sistema de protección genética se verán obligados a comprar nuevos granos cada año. Eso es lo que Jean-Pierre Berlan denomina confiscación de la vida.
Hay otro tipo de OGM, que integra un gen que sirve para silenciar a otros genes. El ejemplo más conocido es el de los tomates en los que se obtiene una conservación prolongada por medio de la inhibición de una enzima responsable del reblandecimiento del fruto.
Las preguntas de los ciudadanos sobre los riesgos potenciales de los OGM no encuentran una verdadera respuesta en el marco institucional. La inocuidad de los OGM está por probar. Se expresan opiniones contradictorias y las peticiones de moratoria son cada vez más numerosas, reclamando una suspensión durante cinco años de los vertidos en el medio ambiente de plantas y productos alimentarios transgénicos.

 

 

El 1º Encuentro Nacional de Medicxs de Pueblos Fumigados. Argentina

El 1º Encuentro Nacional de Medicos de Pueblos Fumigados. Argentina.


Con el fin de generar un espacio de análisis y reflexión académica y científica sobre el estado sanitario de los pueblos fumigados, y de escuchar y contener a los miembros de los equipos de salud que vienen denunciando y enfrentando este problema, la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC, a través de dos de sus cátedras (Medicina I y Pediatría), convocó a este 1º Encuentro.

La Universidad Pública tiene la obligación de estudiar científicamente las condiciones de vida y trabajo junto a los problemas sanitarios, sociales, económicos y culturales que se le presenten a la población de nuestro país, que por otra parte, sustenta con sus impuestos el financiamiento de la misma. Con ese objetivo se convocó en forma amplia a los médicos y demás miembros de equipos de salud y a investigadores de diferentes disciplinas a nivel nacional, a presentar sus experiencias, datos, propuestas y trabajos científicos.

Se llevó a cabo los días 27 y 28 de Agosto del corriente año en la Ciudad Universitaria de la UNC con la presencia de más de 160 participantes de las provincias de Córdoba, Santa Fé, Buenos Aires, Neuquén, Santiago del Estero, Salta, Chaco, Entre Ríos, Misiones y Catamarca; como así también de seis universidades nacionales

El Comité organizador estaba conformado por: Dr Medardo Ávila Vázquez, Coordinador del Modulo Determinantes Sociales de la Salud, FCM-UNC.; Dr. Ariel Depetris, Epidemiólogo; Dr Gustavo Calzolari, Medico Comisión asesora de Bell Ville – Cba; Dr. Fernando Suarez, Médico Generalista de UPAS Nuestro Hogar III; Dra. Betiana Cabrera Fasolis, Adscripta Cátedra Medicina Psicosocial, UNC; y Dr. Raúl Nieto, Médico Generalista UPAS Bº Ituzaingó Anexo.

El Comité Académico estuvo integrado por: Prof. Dr. Carlos Nota: Profesor Titular de Semiología (Medicina I), UNC; Dr. Carlos Presman: Docente de Medicina Interna, UNC; Prof. Dr. Daniel Quiroga: Profesor Titular de Pediatría, UNC; Dr. Ricardo Fernández: Toxicólogo. Profesor de Pediatría, UCC; Dra. Cecilia Marchetti, Coordinadora Módulo Medicina Ambiental, FCM-UNC. Los Coordinadores del evento fueron el Dr. Medardo Ávila Vázquez y el Prof. Dr. Carlos Nota.

 

A la conquista de la candidiasis, naturalmente.

Fuente: http://free-news.org/byrnes01.htm

Revista «Continuum». Volumen 5. Número 6. Verano del 1999.
A la conquista de la candidiasis, naturalmente.
Por Stephen Byrnes, N.D., R.N.C.P.

Stephen Byrnes es doctor en homeopatía y nutricionista clínico, que vive en Honolulu, Islas Hawai. Escribe frecuente y es autor del libro «Venciendo el SIDA», de manera natural y otros libros que se pueden solicitar desde «http://www.amazon.com». Su correo electrónico es «sbyrnes@chaminade.edu».

La Cándida Albicans y la Cándida Tropicalis son los nombres que reciben las levaduras comunes que a veces se encuentran en el intestino y en ciertas membranas mucosas, por ejemplo en la garganta. Todo el mundo tiene Cándida en el cuerpo, en cierto modo: ¡ya nacimos con ella!.

La pesadilla del crecimiento (incontrolado) de la Cándida.

La levadura Cándida, por lo general, puede vivir perfectamente en paz entre la fauna intestinal, como por ejemplo las bacterias acidophilus y bífidus, son precisamente estos residentes bacteriológicos que tienen a la cándida bajo control, previniendo su crecimiento excesivo. La función de la levadura Cándida en el cuerpo es principalmente eliminar cualquier resto de comida corrompida que se halle en nuestro sistema digestivo (hecho causado principalmente por la mala digestión y debido a ácidos en el estómago) y evitar así que cualquier bacteria dañina pueda causar levaduras (u hongos) que al multiplicarse pueda ser objeto de amenaza para nuestra salud. Una vez muertos, la Cándida trabaja descomponiendo el cuerpo, alimentándose de la naturaleza ya muerta, algo así como actúan los hongos, mohos, etc. con un árbol caído y muerto.

La Cándida está constantemente chequeada por la bacteria «buena» o «beneficiosa» gastrointestinal y nuestro sistema inmunológico. Pero los problemas pueden empezar cuando ciertas condiciones están presentes. Es en la presencia de estas condiciones que la Cándida puede empezar a crecer sin ningún control en los intestinos, ramificándose y colonizando todo el canal intestinal. Durante este proceso, la Cándida puede llegar a «comerse» las paredes del intestino, sumarse a la corriente sanguínea e infiltrarse a otros tejidos. La levadura por lo general beneficiosa se puede transformar literalmente en un moho de tipo patógeno, agresivo y destructivo, que puede causar una variedad de problemas de salud sin ninguna conexión aparente. Esta condición/enfermedad es conocida con el nombre de Candidiasis Sistemática.

Síntomas y causas.

La Candidiasis Sistemática como tal, no fue reconocida o definida hasta los años 80, principalmente porque los síntomas eran de una naturaleza muy variada y duplicados como los de otras enfermedades, llevando a los médicos a creer que el paciente sufría de, por ejemplo, sinusitis, en vez de realmente una filtración de levadura en los pasajes nasales. De manera adicional, ya que uno de los principales orígenes de la Candidiasis son precisamente los antibióticos prescritos por los médicos y que matan, a su vez, la bacteria «beneficiosa» intestinal que sirve para controlar a Cándida, los profesionales médicos, probablemente eran un poco reacios en un principio a admitir la existencia de esta enfermedad.

Read More

Page 5 of 18

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén