Tratamiento del autismo en Madrid con medicina Homeopatica.

Dr. Jean Elmiger MD
http://www.jelmiger.com

homeópatas

Libro  Redescubriendo la Medicina Real por el Dr. Jean Elmiger ISBN 1862041997

Estudio de caso

Revisión: http://www.heilkunst.com/journal/elmiger.htm

BCG es una mina de oro para los especialistas en oído, nariz y garganta. "- Dr Jean Elmiger MD

"Cada vez se oye hablar de la trágica muerte de un niño, llevado en las primeras semanas de vida por" meningitis viral ", usted tiene el derecho a sospechar de la BCG en el trabajo, incluso si la autopsia confirma el diagnóstico viral. Mi esposa ha vivido esta tragedia en un importante hospital de Suiza donde ella trabajaba. La autopsia del niño reveló la naturaleza tuberculosa de la 'viral' meningitis después de una inoculación de BCG, pero todos los asistentes y enfermeras habían recibido instrucciones muy claras para no decir nada. Al igual que con todas las consecuencias que las sociedades secretas, la ley del silencio es absoluta entre los médicos "-.! Dr Jean Elmigar (Redescubriendo la Medicina Real) ISBN 1862041997)

"El lanzamiento de la vacuna BCG fue un modelo de gangsterismo económico, una gigantesca operación comercial deshonesta. Nada faltaba en el escenario:. Un inventor excéntrico, falsificados experimentos de laboratorio, un barniz pseudo-científico, las estadísticas confusas, publicidad descarada, el apoyo comprado de magnates poderosos y, el toque magistral final, un "libre" de productos financiados por el contribuyente! Para el público francés, desafortunadamente habituadosa los escándalos, nada de esto es muy raro. Pero lo que realmente diferencia a la historia BCG es la altura de maquiavelismo a la que se llega. Por eso Chavanon revela que las más o menos 20familias que mantienen como rehenes a la salud del país-es decir, su enseñanza, sus laboratorios, sus templos ... y su comercio logró en 1949 en que el gobierno francés se apresurara a votar para que la vacunación con BCG sea obligatoria. Desde ese año negro ninguna persona francesa ha escapado a esta toxina fatal .. "--- Dr. Jean Elmigar (Redescubriendo Medicina Real)

 

Son toxinas y alergenos los que causan una epidemia autoinmune?

 

Es una condición que afecta a 24 millones de estadounidenses - y su incidencia se ha triplicado en las últimas décadas. Afecta a más mujeres que el cáncer de mama y las enfermedades cardíacas juntas. Y sólo puede ser causada por la enorme carga de las toxinas ambientales que nos rodean. ¿Qué estoy hablando? De las enfermedades autoinmunes. La mayoría de nosotros conocemos las enfermedades autoinmunes más comunes, como la artritis reumatoide, lupus, esclerosis múltiple, enfermedad inflamatoria intestinal, la diabetes tipo-1, el hipotiroidismo y la psoriasis. Pero en realidad hay más de 100 diferentes condiciones autoinmunes, que pueden afectar a diferentes sistemas del cuerpo. Estas condiciones ocurren cuando el sistema inmunológico del cuerpo ataca sus propios tejidos en lugar de una molécula extraña como las bacterias.

Nadar en una sopa tóxica

Aunque la enfermedad autoinmune puede tener muchas causas, las toxinas puede ser la más importante. Puede leer más sobre este tema en pionera nuevo libro de Donna Jackson Nakazawa, la epidemia autoinmune. Impulsado por su propia lucha con la enfermedad autoinmune, Donna identifica las toxinas ambientales, lo que ella llama "autógenos" - compuestos extraños que crean un "auto" reacción en contra de la auto - como la verdadera causa de la autoinmunidad. En su prólogo al libro de Donna, el doctor Douglas Kerr, MD, Ph.D., profesor de la Johns Hopkins School of Medicine, dice que "no hay duda de que las enfermedades autoinmunes están en aumento y nuestro aumento de la exposición a las toxinas y el medio ambiente productos químicos está impulsando el riesgo. La investigación es el sonido. Las conclusiones, inexpugnable. " No es de extrañar. Estamos expuestos a cantidades asombrosas de sustancias químicas tóxicas. Una encuesta reciente del gobierno ("Informe Nacional sobre la Exposición Humana a Compuestos Químicos Ambientales", emitido en julio de 2005: http://www.cdc/gov/exposurereport/) encontraron un promedio de 148 productos químicos en nuestros cuerpos. Otras investigaciones han encontrado 287 productos químicos industriales en la sangre umbilical de recién nacidos, incluidos los plaguicidas, ftalatos, dioxinas, los retardantes de llama, de teflón, y metales tóxicos como el mercurio. Un mejor enfoque a la autoinmunidad Esta sopa de sustancias químicas tóxicas claramente tiene efectos nefastos sobre nuestra salud. Pero los médicos convencionales no tienen en cuenta esto cuando el tratamiento de enfermedades autoinmunes. En su lugar, que prescriben drogas pesadas como los antiinflamatorios, esteroides como la prednisona, fármacos contra el cáncer, como el metotrexato, y nuevos medicamentos como Enbrel y Remicade que bloquean los efectos de una potente molécula inflamatoria denominada TNF-alfa. Estos medicamentos pueden ayudar en el corto plazo - pero pueden tener efectos secundarios graves y no abordan la causa raíz de la autoinmunidad. Puedo tomar un enfoque diferente con mis pacientes. Que abordar las causas subyacentes de la enfermedad autoinmune, como los alérgenos, la mala alimentación, toxinas, infecciones y el estrés. Luego agregar de nuevo las cosas que el cuerpo necesita para funcionar de manera óptima, al igual que los alimentos enteros, limpios, los nutrientes, ejercicio, control del estrés, el agua potable y oxígeno, de la comunidad, la conexión, y el significado. Y los resultados son impresionantes. Uno de mis pacientes era 42, pero podría funcionar a duras penas. Ella sufría de psoriasis y la artritis relacionada. Después de la eliminación del gluten y otros alérgenos de alimentos, la eliminación de metales pesados, y el equilibrio de su sistema inmunológico, que ha perdido 30 libras y está completamente libre de dolor y la psoriasis. Otro hombre sufrió durante años con la diarrea con sangre y el dolor de la colitis ulcerosa - hasta que se elimina el mercurio y otras toxinas de su cuerpo. Y un paciente reciente con fatiga debilitante de la esclerosis múltiple, consiguió alivio casi completa de sus síntomas después de tener los empastes de mercurio eliminado de los dientes y se fue en un programa de desintoxicación completa. Pero esto no acaba de ayudar a mis pacientes. Ha ayudado a mi familia, también. Yo tenía el síndrome de fatiga crónica, una condición que tiene características autoinmunes. Una vez que me dirigí a mi envenenamiento por mercurio, mis problemas de fatiga crónica y autoinmune mejorado. Mi mujer desarrolló la autoinmunidad debilitante, con dolor en las articulaciones y fatiga. Deshacerse de los metales pesados en su cuerpo con un programa de desintoxicación intensiva curó, también. Usted puede hacerlo también! Si usted o un ser querido tiene una enfermedad autoinmune, siga estos consejos:

Encontrar un doctor de medicina funcional que puede ayudarle a autoinmunidad dirección. Hágase la prueba del mercurio y otros metales pesados * Hágase la prueba para la enfermedad celíaca (una reacción autoinmune al trigo y otros granos que contienen gluten), lo que hace más de 60 años enfermedades autoinmunes * Tome la inmunidad de equilibrio de los nutrientes y suplementos, incluyendo la vitamina D, ácidos grasos esenciales (como EPA / DHA y GLA) y probióticos * Practique la relajación profunda diaria a través del yoga, la meditación, el biofeedback, o cualquier cosa que se invierte la respuesta al estrés * Práctica de la principio de precaución, que dice que debemos evitar cualquier cosa con el potencial de daño. En los EE.UU., algo tiene que ser demostrado ser dañinas antes de que sea retirado del mercado. En Europa, algo tiene que ser demostrado ser seguro antes de que se permite en el mercado. Esto también se conoce como "más vale prevenir que curar". * Aprende a mejorar el sistema de desintoxicación de su cuerpo propio. Recuerda que, al abordar las causas profundas de la enfermedad autoinmune, puede comenzar a sentirse mejor y conseguir así - en la actualidad. Mark Hyman, MD es un pionero en medicina funcional, médico practicante y autor de best-seller. Un anticipo de su libro "La Dieta UltraSimple" está disponible. Vea el UltraWellness Blog para más información sobre la enfermedad autoinmune.

 

La Paliodieta.

Fuente: Biblioteca Pleyares

 

por Mrs. Tigersoap
31 Julio 2012

del Sitio Web Sott


 

 

 

 

 

 

Las enfermedades autoinmunes están en constante aumento, el número de personas con diabetes en Franciaprácticamente se ha duplicado en 10 años y la obesidad causa estragos en todas las capas de la población.

 

La medicina y la industria farmacéutica, si ofrecen ayuda para estas enfermedades y afecciones a menudo no son capaces de ofrecer una solución real. Por tanto, es necesario buscar en otro lugar.

 

¿Y si la solución estaba justo debajo de nuestras narices? Literalmente hablando, es decir, en nuestros platos. Después de todo ¿Es acaso una locura decir que la dieta tiene una influencia en la salud? Sí, contaminación, genes, etc., sin duda pueden influir en la misma.

 

Pero ¿Y si esta influencia era sólo secundaria en comparación con la que ejerce la alimentación? De hecho ¿El tipo de combustible usado en un coche no tiene ninguna influencia directa en el funcionamiento de este?

 

Ver el cuerpo humano como una máquina parecerá extremo para algunos, pero la comparación es útil.

Si consideramos al cuerpo humano como una máquina, preguntémonos entonces cuál sería su combustible ideal. ¿Podemos decir que la dieta moderna es ideal? Si usted vuelve a leer cuidadosamente la primera frase de este artículo, esto parece difícil de creer.

 

Obviamente, no comemos lo que se supone que debemos comer. ¿Y quién puede culparnos?

 

Entre la gran cantidad de información contradictoria sobre el tema, la industria agro-alimentaria que puja por nuestra atención y nuestra billetera, y que está dispuesta a hacer cualquier cosa para acceder a la misma (incluyendomentirnos y ponernos en peligro), y el rango alimentos ofrecidos cada vez más amplio, hay algo a lo que prenderse.

 

Por lo menos aprender sobre el tema. La mayoría de las veces, elegiremos basarnos en la famosa (o debería decir la esfumada) pirámide de los alimentos, o en el último éxito de ventas sobre alimentación que se encuentra en las librerías, o en la dieta leída en nuestra revista favorita.

 

También podemos leer libros que no necesariamente se encuentran en la góndola y podemos hacer más investigaciones en Internet. Por último, iremos a ver a un nutricionista o hablaremos con nuestro médico.

 

Quien, a menudo, nos referirá a la pirámide de alimentos o la industria farmacéutica...

 

 

 

Buscar (y, sobre todo, encontrar) la información pertinente sobre los alimentos es una carrera llena de obstáculos, e incluso una expedición arqueológica.

 

Cavando, cavando, cavando, usted encontrará casi cualquier cosa... y su contradicción. Como suele suceder en estos casos, la única solución es volver a lo básico. ¿Y entonces qué comíamos hace varios miles de años?

Esta es la pregunta que cada vez más personas se preguntan todos los días, de acuerdo con el número de sitios Web, foros y libros dedicados al tema que hacen el zumbido en la cuestión de la alimentos: la dieta paleolítica.

 

Una búsqueda en Google en francés ofrece alrededor de 80.000 resultados. Una búsqueda en Inglés, unos 9.000.000. Los estadounidenses tomaron el tren antes que nosotros, y éste se ha lanzado a toda velocidad.

Algunos autores se han convertido en promotores estrellas del movimiento, entre ellos el Dr. S. Boyd EatonLoren Cordain, o en Francia, el Dr. Seignalet.

Estos autores hablan de un regreso a los orígenes, de una alimentación basada en lo que comían nuestros antepasados cazadores-recolectores, es decir, carne, frutas y verduras, grasas buenas y ningún producto cereal.

 

Y sí, aquí estamos hablando de la alimentación precedente a la introducción de la agricultura. Dado que la agricultura y los granos que produce, a pesar de lo que se nos ha inculcado desde hace décadas, no es el milagro que salvó al hombresino todo lo contrario.

 

Los productos lácteos, por su parte, son una fuente de controversia entre los especialistas de la paleodieta.

 

Algunos los recomiendan y otros no. En efecto, si bien proporcionan una buena grasa esencial y algunos nutrientes que necesitamos, los productos lácteos, y sobretodo la caseína y la lactosa que contienen, son peligrosos para los seres humanos (véase más adelante).

Y aquí es donde vemos que incluso el regreso a los orígenes es objeto de controversia.

 

Sin embargo, estas controversias se pueden evitar si uno se basa en elementos simples: los coprolitos que dejan nuestros antepasados, los huesos (humanos y animales) encontrados durante las excavaciones, las pinturas rupestres descubiertas en cuevas, pero también la historia de la alimentación humana y su fisiología.

  • Podremos hacer lectura de los autores/investigadores imparciales, que a menudo deben hacer frente a que sus colegas los ataquen y los pongan en ridículo (a menudo una señal de que estamos en el camino correcto)

     

  • Leer informes científicos más difíciles de acceder (es interesante ver cómo, en términos de alimentación, las investigaciones más mediatizadas van sistemáticamente hacia la dirección de los grupos de presión (lobbies) - después de todo, los grupos de presión los financian, a estos estudios - y esos que realmente benefician al hombre y que generan pocas ganancias son rápidamente enterrados y nunca llegan hasta nosotros)

     

  • Finalmente terminaremos con una enorme puesta en practica por cientos de personas que reportarán sobre su salud física, mental y emocional luego de hacer esta dieta de "Cro-Magnon"

Afortunadamente, usted no tiene que hacer todo esto porque ya lo hemos hecho por usted.

 

Y aquí está lo que salió de estas investigaciones y experiencias a gran escala.

 

...continue reading "La Paliodieta."

 

Semillas

por John Summerly

del Sitio Web PreventDisease

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles

 

John Summerly  

es nutricionista, herbolario y homeópata.

Él es un líder en la comunidad de la salud natural y da consulta a atletas, ejecutivos y a la mayoría de los padres de los niños sobre los beneficios de las terapias complementarias para la salud y la prevención.

Vienen en todos tamaños diferentes formas y colores.

La semilla en sí es una planta embrionaria y el origen de la nutrición. Una planta no escatima esfuerzos para producir cada semilla y llenarla con altas concentraciones de vitaminas, minerales, proteínas, aceites esenciales y enzimas latentes. Si usted está buscando una merienda de alta calidad, nutritiva y abundante, las semillas son difíciles de superar.

 

Echemos un vistazo a lAs diez semillas más sanas de la Tierra y la forma de consumirlas.

Una semilla es la vida. Es un alimento vivo. Es imposible comer una semilla cruda y no derivar nutrición.

Muchas semillas son comestibles y la mayoría de las calorías humanas proceden de las semillas, especialmente de las legumbres y frutos secos. Las semillas también ofrecen la mayoría de aceites de cocina, bebidas y muchas especias y algunos importantes aditivos alimentarios. En diferentes semillas, el embrión de la semilla o el endospermo domina y proporciona la mayor parte de los nutrientes.

Las proteínas en almacenamiento del embrión y el endospermo se diferencian en su contenido de aminoácidos y propiedades físicas.

Cómo comer las semillas
Sólo hay una manera de obtener los nutrientes de las semillas y es comerlas crudas.

Una vez que son expuestas al calor, producen sustancias tóxicas y las vitamina, minerales y perfiles de aceites esenciales se desnaturalizan. Al asar una semilla, su clasificación se mueve de un alimento vivo a un alimento muerto.

No hay semilla en la tierra que pueda soportar ser asada o calentada sin romper sus componentes nutricionales. Recuerde siempre, coma las semillas en su forma natural... cómalas crudas.

Esto también significa que pueden ser remojadas, molidas o en puré (es decir, tahini), especialmente si la cáscara o capa de una semilla es demasiado difícil de penetrar con los dientes.

  • Elija semillas crudas y sin sal
  • Evite semillas recubiertas o tostadas
  • Evite las semillas recubiertas de azúcar

Las 10 Semillas más saludables de la Tierra

1) SEMILLAS DE CHÍA

Tamaño de la porción = 1 cucharada

Considere estos hechos sobre las semillas de Chia:

  • 2,5 veces más proteína que los frijoles
  • 3 veces la fuerza antioxidante de los arándanos
  • 3 veces más hierro que las espinacas
  • 6 veces más calcio que la leche
  • 7 veces más vitamina C que las naranjas
  • 8 veces más omega-3 que el salmón
  • 10 veces más fibra que el arroz
  • 15 veces más magnesio que el brócoli

Las semillas son muy ricas en vitaminas y minerales, son una excelente fuente de fibra, proteínas y antioxidantes, y son la fuente vegetal más rica de ácidos grasos omega-3.

El consumo de las semillas de chía podría ayudar a reducir el dolor en las articulaciones, ayuda a perder peso, emite un impulso de energía y protege contra enfermedades graves como la diabetes y enfermedades del corazón.

...continue reading "Semillas"

 

Agricultura industrial


Fuente: iblioteca Pleyares


por Nuria del Viso

12 Julio 2013

del Sitio Web TiempoDeActuar

 

El sistema alimentario mundial actual, basado en la agricultura de tipo industrial, tiene consecuencias nefastas sobre el medio ambiente y la salud de las personas.

 

Este sistema se basa en el monocultivo de grandes extensiones de terreno, utiliza modos de producción altamente mecanizados, a menudo usa semillas transgénicas y elevadas cantidades de fertilizantes sintéticos y pesticidas.

 

Se presentan como la agricultura “científica”, frente a los modos tradicionales de producción de alimentos.

 

Este tipo de agricultura ha logrado imponerse, pese a sus negativos impactos, utilizando una idea:

la agricultura industrial es capaz de producir más alimentos para dar de comer a la creciente población mundial.

Pero, ¿es esto cierto? No, esta afirmación es falsa.

 

A decir verdad, sucede todo lo contrario: no tiene la capacidad para alimentar al mundo, y es especialmente evidente ahora - cuando casi 1.000 millones de personas padecen hambre crónica - aunque no se trata tanto por un problema de producción, sino de distribución.

 

Aunque la agricultura industrial sí ha aumentado la productividad por hectárea ha sido a costa de perder productos secundarios importantes, como la paja, y de disminuir la diversidad de productos; esto se produce a costa de un balance energético negativo y un agotamiento de los recursos.

 

Además, hay varios estudios que plantean que la agricultura ecológica moderna es tan productiva como la industrial.

 

Tampoco en el largo plazo la agricultura industrial puede alimentar al mundo porque su uso intensivo de insumos externos y los residuos que genera la hace totalmente insostenible. El planeta no puede aguantar sus modos de producir comida o su expansión indefinida.

El primer hecho que conviene dejar claro es que la agricultura industrial es uno de los principales motores del cambio climático.

 

Su modo productivo hace un uso intensivo de combustibles fósiles a lo largo de sus procesos mecanizados y utiliza de forma intensiva enormes cantidades de productos petroquímicos.

 

Además, produce en cualquier rincón del planeta alimentos, piensos o agrocombustibles con destino al mercado mundial, por lo que sus productos recorren cientos y miles de kilómetros antes de llegar a su destino, y lo hacen utilizando medios de transporte movidos - mayoritariamente, aunque una pequeña parte también son agrocombustibles - por derivados del petróleo.

 

Como es sabido, las reservas mundiales de petróleo se están agotando rápidamente y estamos alcanzando lo que los expertos denominan el “pico del petróleo”, [1] es decir, la era del petróleo barato que ha sostenido el actual sistema alimentario (y el sistema económico en general) llega a su fin.

 

Igualmente, las industrias procesadoras y de distribución de alimentos - tan empaquetados - contribuyen también al cambio climático con sus emisiones.

...continue reading "Agricultura industrial"

Nuestro futuro robado. La amenaza de los disruptores endocrinos

José Santamarta Worldwatch

Fuente: Ecologia Social

Numerosas sustancias químicas, como las dioxinas, PCBs, plaguicidas, ftalatos, alquilfenoles y el bisfenol-A, amenazan nuestra fecundidad, inteligencia y supervivencia.

En 1962 el libro de Rachel Carson Primavera silenciosa dio el primer aviso de que ciertos productos químicos artificiales se habían difundido por todo el planeta, contaminando prácticamente a todos los seres vivos hasta en las tierras vírgenes más remotas. Aquel libro, que marcó un hito, presentó pruebas del impacto que dichas sustancias sintéticas tenían sobre las aves y demás fauna silvestre. Pero hasta ahora no se habían advertido las plenas consecuencias de esta insidiosa invasión, que está trastornando el desarrollo sexual y la reproducción, no sólo de numerosas poblaciones animales, sino también de los seres humanos.

Nuestro futuro robado, escrito por Theo Colborn, Dianne Dumanoski y Pete Myers, reunió por primera vez las alarmantes evidencias obtenidas en estudios de campo, experimentos de laboratorio y estadísticas humanas, para plantear en términos científicos, pero accesibles para todos, el caso de este nuevo peligro. Comienza allí donde terminaba Primavera silenciosa, revelando las causas primeras de los síntomas que tanto alarmaron a Carson. Basándose en décadas de investigación, los autores presentan un impresionante informe que sigue la pista de defectos congénitos, anomalías sexuales y fallos de reproducción en poblaciones silvestres, hasta su origen: sustancias químicas que suplantan a las hormonas naturales, trastornando los procesos normales de reproducción y desarrollo.

Los autores de Nuestro futuro robado repasan la investigación científica que relaciona estos problemas con los "disruptores endocrinos", estafadores químicos que dificultan la reproducción de los adultos y amenazan con graves peligros a sus descendientes en fase de desarrollo. Explican cómo estos contaminantes han llegado a convertirse en parte integrante de nuestra economía industrial, difundiéndose con asombrosa facilidad por toda la biosfera, desde el Ecuador a los polos. Y estudian lo que podemos y debemos hacer para combatir este omnipresente peligro. Nuestro futuro robado, como señala Al Gore, vicepresidente de EE UU y autor del prólogo, es un libro de importancia trascendental, que nos obliga a plantearnos nuevas preguntas acerca de las sustancias químicas sintéticas que hemos esparcido por toda la Tierra.

Disruptores endocrinos

Un gran número de sustancias químicas artificiales que se han vertido al medio ambiente, así como algunas naturales, tienen potencial para perturbar el sistema endocrino de los animales, incluidos los seres humanos. Entre ellas se encuentran las sustancias persistentes, bioacumulativas y organohalógenas que incluyen algunos plaguicidas (fungicidas, herbicidas e insecticidas) y las sustancias químicas industriales, otros productos sintéticos y algunos metales pesados.

...continue reading "Nuestro futuro robado. La amenaza de los disruptores endocrinos"