Skip to content

LOS MICROBIOS INTESTINALES PODRÍAN ESTAR ASOCIADOS CON EL DESARROLLO DE OBESIDAD

LOS MICROBIOS INTESTINALES PODRÍAN ESTAR ASOCIADOS CON EL DESARROLLO DE OBESIDAD

16 de diciembre de 2008
Existe una asociación directa entre obesidad y cáncer, y en colon, mama y esófago es donde más pruebas hay de esta relación. Según se ha puesto de manifiesto en una reunión del Ciber de Obesidad y Nutrición, la dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva o frutos secos ofrece grandes beneficios preventivos. Se ha probado en experimentación animal y el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (Ciberobn) tiene previsto realizar una investigación en humanos.


Algunos estudios en roedores han demostrado la influencia en la obesidad de los microbios intestinales y han verificado que las poblaciones del intestino de las ratas obesas son diferentes de las que tienen las ratas delgadas, que acaban desarrollando la enfermedad cuando se esteriliza su intestino y son implantadas con las bacterias de las obesas.
Felipe Casanueva Freijo, científico y jefe del Servicio de Endocrinología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, opina que hay elementos suficientes para explorar este camino: "A los escépticos hay que recordarles la época en la que nadie creía que las úlceras podían estar causadas por una bacteria y hoy no hay dudas de la influencia de la Helicobacter pylori".
El estudio Predimed, un proyecto sobre prevención con dieta mediterránea en el que participan 7.000 personas e intervienen el 25 por ciento de los 27 grupos que conforman el Ciberobn. Los investigadores han llegado a una conclusión muy significativa: la dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva o frutos secos obtiene una respuesta superior que la pobre en grasa.
El vínculo entre cáncer y obesidad es una realidad. Colon, esófago y mama son los cánceres en los que esa causalidad está más sustentada.
Los investigadores españoles intentarán identificar otros genes que intervienen en la obesidad y entender el mecanismo por el que se activan en sujetos obesos. Para Casanueva está claro que la enfermedad tiene una base genética, lo que no es óbice para que los factores ambientales, la alimentación y la ausencia de ejercicio físico sean determinantes: "Antiguamente no había obesos; los genes no han cambiado, pero el mundo sí".
El Ciberobn es partidario del uso de rimonabant en pacientes seleccionados. "Creemos que el rimonabant puede utilizarse con precauciones en pacientes seleccionados". Es la opinión del Ciberobn expresada por su director científico con respecto a la suspensión decretada sobre este bloqueante de los receptores cannabinoides. Felipe Casanueva ha recordado que los efectos adversos que han conducido a esta medida por parte de la Agencia Europea de Medicamentos no se producen en todos los pacientes.

noticiasnaturistas_firma2