Skip to content

CAMBIO CLIMÁTICO: Una masa de agua cálida invade el Océano Ártico

Una masa de agua cálida invade el Océano Ártico

El Cambio Climatico junto con las nuevas pandemias son sin duda el mayor desafió inmediato de la raza humana. Dr. Jorge Barros.

El cambio climático ha entrado en una nueva fase en esta región del planeta

Algunas especies planctónicas están desapareciendo por el calentamiento
Tana Oshima | Madrid

Actualizado martes 28/07/2009 11:46 horas

Más calentamiento para el Polo Norte: una masa de agua cálida atlántica está invadiendo gran parte del sector europeo del Océano Glaciar Ártico. Así lo ha constatado el equipo internacional de científicos, entre ellos españoles, que acaba de regresar de una campaña oceanográfica por esas latitudes. El fenómeno no hace más que acelerar los efectos ya esperados del aumento de temperaturas, como la fusión del hielo y el desplazamiento de especies hacia el norte, pero sobre todo acerca aún más el escenario de un cambio climático abrupto en todo el globo.

Ésta ha sido, de hecho, una de las cuestiones que los científicos se propusieron esclarecer durante la expedición del Arctic Tipping Points(literalmente, Cambios Bruscos en el Ártico), como se ha llamado el proyecto: ¿a partir de qué nivel de calentamiento vivirá la Tierra una alteración climática abrupta? A su regreso, los investigadores han dado sus primeras respuestas: un aumento de temperaturas globales de entre 3ºC y 5ºC bastará para que se produzcan los temidos «cambios bruscos» en el Ártico. Sin embargo, las previsiones apuntan a un incremento de 9ºC durante el presente siglo en esta región especialmente vulnerable al calentamiento.

Los efectos más evidentes se están apreciando en la fusión de la masa helada. El deshielo que se produce de forma natural en el Ártico durante el verano se ha vuelto anormal como consecuencia inmediata y lógica del calentamiento. Hay mucho empeño metido en intentar prever qué ocurrirá con el hielo y, sobre todo, después del deshielo. Pero lo cierto es que, en la carrera investigadora en torno al cambio climático, es como si la masa helada se derritiera más rápido que quienes lo investigan, y la esperanza de vida del casquete polar se va acortando en los sucesivos estudios científicos. El chorro de agua cálida es un factor más en el complejo y caótico sistema climático que se retroalimenta y amplifica a sí mismo.

«Las predicciones que hablaban de una rápida fusión del hielo se han visto sobrepasadas por las observaciones. En 2007 y 2008 ha tenido lugar una pérdida brusca de hielo en el Océano Glaciar Ártico que hasupuesto la disminución de la mitad de la superficie de hielo que quedaba normalmente al final del verano», señala Carlos Duarte, líder del equipo del CSIC en la expedición.

Como cubitos de hielo en una copa, el casquete polar se funde a pasos acelerados. Sólo con su propia fusión, sin más factores añadidos, la capa helada continuaría derritiéndose cada vez con mayor celeridad: al tiempo que mengua la superficie blanca que devuelve la radiación solar, el mar, oscuro, absorbe calor allí donde antes había hielo. El deshielo llama al deshielo y lo acelera.

Según el informe de previsiones de hielo marino de 2009 (Sea Ice Outlook 2009), se espera que el próximo mes de septiembre, cuando concluya la temporada de fusión, se confirme la que ha sido la tendencia de los últimos años: un hielo delgado, joven y vulnerable que flota frágilmente sobre el mar y cuya vida puede acabar al verano siguiente. Cada vez quedan menos de esos hielos milenarios que han cubierto durante siglos el océano polar.

«La espectacular aceleración de la pérdida de hielo en el Ártico sugiere que el cambio climático ha entrado en una nueva fase en esta región, con posibles consecuencias globales. El Océano Ártico podría quedar libre de hielo en verano en dos décadas, o quizás antes», añade Duarte.

Una mala noticia para muchos y una buena para unos pocos. El deshielo del océano más septentrional del mundo abriría suculentas vías de navegación que acortarían enormemente las rutas actuales. Pero hay más: la prospección petrolera, muy esperada en el Ártico, no se puede llevar a cabo mientras haya una capa de hielo que cubra el mar.

Mientras, las especies árticas desaparecen en un mar cada vez más cálido. Durante la expedición, los investigadores advirtieron una eleveda tasa de mortalidad entre pequeños crustáceos ('Calanus glacialis') que hasta hace poco eran muy abundantes en esas aguas. El vacío que deja esta especie de plancton, de vital importancia en la cadena alimentaria de los ecosistemas marinos árticos, tiene toda una serie de consecuencias, incluyendo, una vez más, un efecto amplificador del cambio climático.

Tras transportar más de mil litros de agua a los laboratorios de la islas Svalbard (Noruega), el equipo internacional analizó la resistencia de las especies planctónicas al calentamiento. Por un lado, los científicos concluyeron que «la biomasa y la producción fotosintética del plancton colapsan al aumentar la temperatura», y, por otro, que «la tasa de respiración y por tanto de producción biológica de CO2 del plancton ártico aumentan rápidamente», según advierte Susana Agustí, también investigadora del CSIC. Con este simple proceso se estaría sobrepasando, en realidad, un importante límite: cuando el océano deja de ser sumidero de carbono, como lo es ahora, para convertirse en emisor, es decir, fuente en sí mismo de calentamiento.

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/07/27/ciencia/1248694193.html

Calentamiento Global

La Autoconciencia de Vivir Bien. Gracias por navegar por NoticiasNaturistas.com
La Autoconciencia de Vivir Bien. Gracias por navegar por NoticiasNaturistas.com