Skip to content

Mercurio e infertilidad.

Un estudio relaciona la infertilidad con el mercurio de los empastes dentales

Médicos madrileños inician una investigación a partir del caso de una paciente que se quedó embarazada tras reducir sus niveles de este metal en la sangre

BERNARDO CORRAL

Los empastes dentales, con niveles elevados de mercurio, podrían alterar la función ovárica de la mujer y reducir su fertilidad. Esta es la hipótesis con la que la Clínica Tambre de Madrid ha emprendido un estudio para averiguar la relación de este metal pesado con la capacidad de concebir de la mujer. El estudio, que reunirá a cincuenta parejas en tratamiento de reproducción asistida, no tiene un comienzo casual.

Se ha planteado después de documentar el caso de una mujer de 37 años que después de tres fracasos de fecundación 'in vitro' se quedó embarazada al bajar sus niveles de mercurio en sangre. La paciente sólo tuvo que pasar por la consulta del dentista para cambiar sus antiguos empastes cargados de mercurio y seguir un tratamiento para limpiar con rapidez su organismo.

Luego bastó un ciclo de fecundación 'in vitro' más para que la paciente¿ quedara por fin embarazada. Se obtuvieron seis óvulos durante el último ciclo de fecundación, cuando quedó embarazada. Pero antes de que se eliminara el mercurio, no lograba ovular, pese a los fármacos suministrados para estimular la ovulación. Incluso hubo un ciclo que se canceló por falta de óvulos.

Este curioso caso clínico se presentó durante el último congreso de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva y es el germen de la investigación que acaba de arrancar.

Indicios previos

Los expertos en reproducción sospechaban desde hace años que la exposición a metales pesados como el mercurio o el plomo, presentes en el medio ambiente podría ser responsable del incremento de la infertilidad que se vive en los países industrializados. «Hasta la fecha no se había relacionado directamente con la baja respuesta de ovulación de algunas mujeres. Ahora queremos demostrar si la presencia de mercurio es el motivo por el que otras mujeres jóvenes tienen una baja reserva de óvulos», explicó Braulio Péramo, director médico de la Clínica Tambre.

A las cincuenta pacientes se les realizará un análisis en sangre para determinar la presencia de metales pesados y detectar niveles perjudiciales.

Efecto reversible

Si fuera así, sería una buena noticia porque el efecto del mercurio parece reversible. En la mujer tratada en la Clínica Tambre, bastó con cambiar los empastes y seguir un tratamiento para eliminar con la mayor rapidez posible el metal con el fin de lograr que se quedara embarazada.

En otro caso similar se restringió a la paciente el consumo de pescado porque, de hecho, los empastes dentales no son la única fuente de mercurio. Los grandes peces, como el atún o el pez espada también cuentan con niveles elevados.