Skip to content

La homeopatía, una forma natural de mejorar la calidad de vida

Cohen explica que los medicamentos homeopáticos se elaboran con sustancia de origen vegetal, animal y mineral.

Cohen explica que los medicamentos homeopáticos se elaboran con sustancia de origen vegetal, animal y mineral.

La homeopatía es un tipo de medicina alternativa que emplea remedios carentes de ingredientes químicamente activos; de ahí que sus tratamientos no sean tóxicos ni tengan efectos secundarios y que, por consiguiente, esté indicada para todos: ancianos, niños, embarazadas y adultos. Aunque está terapia nació hace 200 años aproximadamente, en Melilla todavía es desconocida, tal y como explica el homeópata Alberto Cohen Chocrón.

El fundamento de la homeopatía es que “lo similar cure a lo similar”. Así, una sustancia que es capaz de producir en una persona sana determinados síntomas al ingerirla es capaz de curar esos mismos síntomas en un enfermo. Ésta es la principal diferencia entre la medicina homeopática y la alopática o convencional.
De una forma gráfica, Cohen expone, por ejemplo, que a una persona con fiebre un médico tradicional le recetará un antipirético –sustancia que hace disminuir la fiebre–, mientras que un homeópata le dará algo que le provoque la fiebre, teniendo siempre en cuenta la sintomatología del paciente.
En este sentido, Cohen señala que cada uno tiene un tipo de medicamento característico no sólo por los síntomas cuando enferma sino también por su forma de ser y de actuar: si es más o menos nervioso, si le afecta más o menos el frío, la postura en la que duerme o cómo afronta su enfermedad. Todas estas características orientan hacia un remedio homeopático que se conoce como Simillimum y que es el que se debe administrar a una persona concreta para tratar cualquier patología.
Las peculiaridades de la homeopatía no terminan ahí, entre otras cosas, porque no trata las patologías específicas de las personas sino al individuo en su conjunto. Así, por ejemplo, si un paciente recurre a esta terapia por un problema de alergia no deberá tomar un medicamento específico para la alergia sino el que más se asemeje al cuadro patológico que presente.
Estas particularidades hacen que los tratamientos sean largos, por lo que muchas personas lo abandonen antes de terminarlo, al menos, es lo que ocurre con varios melillenses.

Consultas

En cuanto al conocimiento de la homeopatía en Melilla, Cohen aclara que gracias a Internet, a la televisión y al boca a boca hay cada vez más personas que saben qué es. Aún así, las características de la ciudad –donde casi todo el mundo se conoce– provocan que las consultas a médicos convencionales sean más habituales, siguiendo las recomendaciones de conocidos o la costumbre familiar de acudir al mismo facultativo.
A pesar de todo, los homeópatas –continúa Cohen– no están en contra de la medicina alopática porque, aunque la homeopatía es una terapia alternativa, ambas pueden ser complementarias, dado que pueden conseguir un restablecimiento de la salud.

Patologías

Por otro lado, Cohen señala que en su consulta trata, fundamentalmente, a personas con patologías crónicas –por ejemplo, asma, alergias, artrosis– o con tipos de dolencias que les obliga a tomar varias clases de medicamentos. Al hilo, insistió en que en estos casos no se recomienda “para nada” que los pacientes abandonen los remedios prescritos por el especialista.
Al hilo, apunta que los remedios homeopáticos –“perfectamente legalizados”– se pueden presentar en gránulos y glóbulos –las dos más habituales– y en comprimidos, grageas, supositorios, gotas, pomadas y jarabes.
Mientras que se toman hay que tener una serie de precauciones porque se contaminan “muy fácilmente”. Así, cualquier sustancia aromática –como el café, la menta o el alcanfor– puede “inactivarlos” si está cerca.
Además, esta medicación no se debe ingerir directamente sino colocarla debajo de la lengua para que se absorba y pase directamente a la sangre para evitar que los ácidos estomacales actúen sobre ella.
En definitiva, conocida o no la homeopatía es una alternativa más que la naturaleza pone al alcance de todos para conseguir un restablecimiento de la salud o, como mínimo, una mejora de la calidad de vida de los enfermos.

Fuente: http://www.elfaroceutamelilla.es/content/view/6081/72/