Skip to content

Medicina Biomelecular

La Medicina Biomolecular es un enfoque moderno de la Medicina curativa y preventiva, que utiliza sustancias naturales para mejorar la calidad de vida, combatir enfermedades crónicas, prevenir males futuros, y así contribuir a vivir más y sobre todo mejor.

Su creador, Linus Pauling, dos veces Premio Nóbel, decía "que mantiene la buena salud y que trata las enfermedades crónicas al variar las concentraciones el el ser humano de moléculas que normalmente están en el organismo y que son imprescindibles para su buen funcionamiento".

OXIDACIÓN Y ANTIOXIDANTES: Está demostrado, desde años atrás, que en el oxígeno que respiramos se producen los RADICALES LIBRES. Estos son electrones que se desprenden de las moléculas normales del oxígeno, quitan 1 electrón de otras moléculas normales y transforman así al oxígeno normal en oxígeno inestable (maligno), que ataca (oxida) y erosiona diversos tejidos del organismo, produciendo enfermedades: reumáticas (artrosis, artritis), cardiocirculatorias (arterio y áteroesclerosis), hipertensión arterial, envejecimiento precoz, cataratas, cáncer, etc. Este proceso patológico se denomina actualmente "STRESS OXIDATIVO".

Hay que combatir esta oxidación patológica con atioxidantes. Estos son las moléculas de vitaminas, minerales, oligoelementos, enzimas, etc. y se encuentran en las frutas y en general en todos los vegetales, pero habría que comer enormes cantidades de ellos para anular la oxidación patológica de los tejidos. Como esto es imposible, la solución está en la ingesta de suplementos de vitaminas, minerales, oligoelementos, enzimas, etc. Para prescribir dichos suplementos con el máximo de eficacia para cada paciente, o sea una medicina realmente personalizada, se cuenta actualmente con análisis especiales que determinan los niveles de oxidación y de defensas antioxidantes que tiene cada persona; de acuerdo a estos análisis se saben las clases y cantidades óptimas que cada uno necesita. Todo esto es válido tanto para la persona básicamente sana como para quien padece alguna enfermedad crónica, ya que los RADICALES LIBRES atacan y dañan a ambos. Pero al que sufre de alguna enfermedad crónica, la primera prioridad es tratar su enfermedad. Y esto se hace con MEDICINA BIOMOLECULAR.

CÉLULAS HUMANAS: Leonard Hayflick, famoso biólogo norteamericano, descubrió que las células humanas se dividían unas 50 veces; desde entonces se consideró entre los gerontólogos que el límite temporal de la vida humana no puede ir más allá que el fijado genéticamente para la cantidad de divisiones de las células. Esta capacidad está en los cromosomas, cuyos núcleos están constituidos por una larga cadena de ácido desoxirribonucleico (ADN). Los extremos de dicha cadena de ADN, denominados telómeros, se van acortando con cada división celular, hasta que la célula no se divide más.

En Agosto de 1997, un equipo de biólogos de la Geron Corporation de Menlo Park, California, y de la Southern Medical School de la Universidad de Texas, lograron aislar el gen de la telomerasa y luego insertarlo en células vivas que reconstruyeron sus telómeros alcanzando su longitud juvenil. Hacia mediados de enero pasado estas células ya habían tenido 90 divisiones, estaban perfectamente sanas, sin signo canceroso alguno y sobrepasando largamente el límite Hayflick hasta entonces infranqueable. Los biólogos de la Geron Corporation las llaman "Células rejuvenecidas". Este método, ¿nos podría llevar en el futuro al rejuvenecimiento general de los tejidos del cuerpo y en consecuencia, demorar el envejecimiento? Es un desafío a la ciencia, de una índole jamás vista en la historia.

Prof. Dr. José Garbarz