Skip to content

Arcilloterapia

Arcilloterapia

Fuente: http://www.comerex.cl/Link/medicina.html

Introducción En este trabajo he querido dar a conocer el uso amplio uso en medicina que tiene la arcilla, particularmente las bentonitas, y un tectosilicato llamado zeolita.
El objetico principal es que usted conozca, y por supuesto, se beneficie con sus maravillosas propiedades.

Un poco de historia

Hay constancia del empleo de la arcilla desde hace milenios, en todas las épocas y continentes, para curar todo tipo de enfermedades, heridas, afecciones de la piel y problemas inflamatorios.
La Fango o lodo terapia como terapéutica es muy antigua, las generaciones de hombres que vivieron cerca de las lagunas, los mares y los volcanes utilizaban estos sedimentos con fines curativos.
Los hombres probablemente imitaron a los animales, que buscan en el barro arcilloso el remedio a sus males
Los Egipcios hace 5000 años utilizaban el encanto de los barros como remedio. El método egipcio consistía en aplicar los barros de las márgenes del río Nilo sobre el cuerpo y secarlo al sol.
Desde la antigüedad los médicos recomendaban los tratamientos basados en la aplicación de estos sedimentos naturales, puesto que descubrieron propiedades terapéuticas en los mismos. Fueron observando cómo aliviaban los dolores reumáticos, mejoraba las pieles irritadas y revitalizaba los tejidos. Así percibían el regalo que les brindaba la naturaleza.
Si bien dejó de utilizarse de manera habitual en el siglo XIX, con la incorporación a la vida cotidiana de los progresos de la química, ya desde la Edad Media fue perdiéndose en Occidente el prestigio terapéutico de la arcilla, menospreciada por la Iglesia.
El abate Kneipp restablece su fama junto con otros pioneros del uso de la arcilla en el siglo XIX como Louis Kühne y Adolf Just, o Julius Stumpf a principios del XX: "Todos fueron víctimas de las persecuciones desatadas por los representantes de la ortodoxia médica, cuando el simple hecho de mencionar la arcilla se prestaba a bromas", sostiene la doctora Marie-France Muller.

Volver al inicio

Qué es la arcilla

La arcilla es un material natural que está constituido por minerales en forma de granos.
La arcilla se habría formado a partir del desgaste de las rocas, especialmente las compuestas por silicato y feldespato, sumando factores como presión tectónica, sismos, erosión, etc.
Se considera físicamente como un coloide, por su composición de partículas tan pequeñas y de superficie lisa. Se puede encontrar en diversas coloraciones debido a impurezas minerales, pero es blanca en su estado puro.
Las arcillas tienen propiedades que las han hecho muy útiles para el uso humano desde la antigüedad. Una de sus características más importantes es su plasticidad, que es diferente en cada tipo de arcilla. Se produce cuando se agrega una cantidad de agua determinada, con la que se hace moldeable para adquirir casi cualquier forma. También, es característico en la arcilla que al evaporarse el agua en el proceso de secado, la pieza se encoge. Las arcillas pueden resistir temperaturas altas sin mostrar cambios; es importante saber que cada tipo de arcilla tiene distintas temperaturas de cocción. Además, según el tipo de arcilla, presentan porosidad; a menor temperatura de cocción, mayor porosidad y mayor absorción.
El uso más común de las arcillas es en artículos cerámicos para uso práctico y también decorativo. En la prehistoria se utilizó mucho para construir vasijas y también en construcciones de tapial, adobe y ladrillo, que hasta hoy se realiza. En la antigüedad destacan las tablillas de arcilla utilizadas en la escritura cuneiforme. La arcilla también se utiliza para realizar instrumentos musicales como la ocarina y en procesos industriales para producir cemento y papel. Además, los usos de la arcilla aumentan considerablemente, al ser mezclada con otros minerales para producir loza, gres y porcelana.
Las diferentes arcillas están compuestas por silicato de alúmina hidratado en el que se mezclan elementos minerales que producen las diferentes coloraciones, forma de oligometaloterapia a la que la arcilla debe algunas propiedades.
Su elasticidad y plasticidad provienen de las texturas de esos silicatos hidratados.
La arcilla se encuentra en forma de yacimientos explotados casi siempre a cielo abierto.
La veta de arcilla se saca a la luz y se limpia, se selecciona y analiza y se transporta a un área de secado con suelo de hormigón donde se extiende al sol, forma de secado natural que permite almacenar aún más energía de los rayos solares.
Luego se selecciona manualmente, se eliminan las impurezas residuales y se tritura para obtener una granulación homogénea de la arcilla, de disolución rápida, y utilizada para uso externo.
La arcilla superfina, totalmente exenta de arena, más refinada y agradable de utilizar, se obtiene a partir de arcilla machacada y micronizada hasta conseguir un polvo fino y sin impurezas.
Una buena arcilla debe ser pura y seleccionada por su capacidad de absorción, su extracción reciente y secada al sol, no en un horno pues las temperaturas fuertes disminuyen sus poderes regeneradores.

Volver al inicio

Tipos de arcilla

Las arcillas se pueden clasificar en primarias y secundarias, según cómo se encuentran en la naturaleza. Las arcillas primarias son las que se encuentran en el mismo lugar en donde se formaron, es decir, no han sido transportadas por el agua o el viento.
La única arcilla primaria conocida es el caolín, que tiene un grano más grueso y es menos plástico y en estado puro es casi blanco. El otro grupo es el de las arcillas secundarias, que son las que han sido transportadas del lugar en que se originaron. El agua es el elemento más común que las ha transportado; también el viento y los glaciares lo han hecho. Estos tipos de arcillas son mucho más comunes y se componen de más elementos como mica, hierro, cuarzo y otros minerales procedentes de diferentes fuentes.

Bentonita
La mejor es la montmorillonita o bentonita, que también puede ser de color pardo o gris.
Una bentonita es una roca compuesta esencialmente por minerales del grupo de las esmectitas, independientemente de cualquier connotación genética.
Se deriva de los depósitos de cenizas volcánicas meteorizados cuyo principal componente es un silicato de aluminio hidratado llamada montmorillonita. Dependiendo del lugar en donde este la fuente puede contener calcio, magnesio y hierro. Además contiene silicio, potasio, sosa, cal y fosfatos, aluminio, manganeso y titanio.
Excepcional capacidad de absorción y pureza.
Los criterios de clasificación utilizados por la industria se basan en su comportamiento y propiedades físico-químicas; así la clasificación industrial más aceptada establece tipos de bentonitas en función de su capacidad de hinchamiento en agua:

* Bentonitas altamente hinchables o sódicas
* Bentonitas poco hinchables o cálcicas
* Bentonitas moderadamente hinchables o intermedias

Arcilla blanca o caolinita
En forma de leche de arcilla por su fuerte poder cubriente, su acción antibacteriana, antiinflamatoria y cicatrizante, se prefiere como protectora de la mucosa gástrica e intestinal pues acelera la cicatrización.
Disuelve las fermentaciones y absorbe las toxinas, lo que la hace muy beneficiosa ante la hinchazón del vientre y la intoxicación alimentaria.
Por su efecto de arrastre ayuda a combatir el estreñimiento, y regula el ph.
En uso externo puede aplicarse en forma de cataplasmas, emplastos y mascarillas, es excelente como enjuague bucal y como polvos semejantes al talco para los bebés.

Arcilla roja
El color rojo se debe a un mayor contenido de óxidos e hidróxidos de hierro, por su contenido en silicato de aluminio actúa como antiácido de acción local astringente, contrarrestada por el silicato de magnesio purgante que neutraliza la acidez gástrica, pudiendo eliminar pepsina, toxinas bacterianas, productos de putrefacción y tóxicos alimenticios.
La atapulgita, variedad también blanca o verde, es muy utilizada por su fuerte poder absorbente en curas gástricas, úlcera de estómago, colitis y gastritis.

Zeolita

Las zeolitas son una familia de minerales aluminosilicatos cristalinos. La primera zeolita se describió en 1756, por Cronstedt, un minerólogo sueco, que les dio el nombre de origen griego “piedras hirviendo”, refiriéndose a la evolución del vapor de agua cuando la roca se caliente. Actualmente se conocen unas cincuenta zeolitas naturales y más de ciento cincuenta se sintetizan para aplicaciones específicas como la catálisis industrial o como carga en la fabricación de detergentes. La Clinoptilolita es una zeolita natural formada por la desvitrificación de ceniza volcánica en lagos o aguas marinas hace millones de años. Este tipo es la más estudiada y considerada la de mayor utilidad.
La clinoptilolita, como otras zeolitas, tiene una estructura similar a una jaula, consistiendo en tetraedros de SiO4 y AlO4 unidos por átomos de oxígeno compartidos. Las cargas negativas de las unidades de AlO4 se equilibran con la presencia de cationes intercambiables, notablemente calcio, magnesio, sodio, potasio y hierro.
Estos iones pueden ser desplazados por otras sustancias, por ejemplo metales pesados e iones de amoníaco. Este fenómeno se le conoce como intercambio catiónico, y es esta capacidad de la clinoptilolita lo que le da las útiles propiedades. La clinoptilolita se conoce también como absorbente de ciertos gases, como el sulfito de hidrógeno y el dióxido de azufre.
Debido al origen natural, la composición precisa de la clinoptilolita está sujeta a variación. Sin embargo podemos darle la fórmula empírica de (Ca,Fe,K,Mg,Na)3-6Si30Al6O72.24H2O.

Volver al inicio

 

Propiedades terapéuticas de la arcilla

El naturópata francés Raymond Dextreit afirma que la arcilla es una sustancia viva que actúa con discernimiento y frena la proliferación de cuerpos parasitarios, microbios o bacterias patógenas, a la vez que favorece la reconstitución celular sana.

La arcilla actúa en el foco de la enfermedad y efectúa una limpieza completa y la evacuación de elementos indeseables como pus.
Por su poder de absorción neutraliza y drena las impurezas de los tejidos, retiene todo tipo de líquidos y absorbe los malos olores y decolora.
Su poder de adsorción, en cambio, permite la fijación y neutralización de toxinas y alcaloides: la arcilla capta para evacuar los elementos indeseables del cuerpo o los productos de desasimilación, impurezas que están en estado de suspensión en los líquidos corporales como sangre, linfa y bilis, que son drenados y eliminados.
La radiactividad de la arcilla posee un poder regenerador a la vez que absorbe las radiaciones negativas.
Según Dextreit la arcilla estimula la radiactividad de los cuerpos sobre los que se aplica si ésta es deficitaria, o en caso de superabundancia absorbe su exceso, es decir, tiene un efecto regulador.
Para Marie-France Muller, la arcilla podría desempeñar un papel protector en un organismo debilitado por las radiaciones ionizantes, muy importantes en la actualidad, cuando pasamos varias horas delante del ordenador y el televisor.
La arcilla impide la proliferación bacteriana y microbiana, reforzando las defensas del organismo hasta producir una revitalización general que a veces puede estar acompañada de excitación nerviosa: lo que está latente se pone de manifiesto según Michel Abehsera, para quien los remedios naturales conducen siempre a la exteriorización de los síntomas.
La arcilla además reduce considerablemente la toxicidad de las substancias dañinas y neutraliza los venenos.
Para Abehsera el poder activo de la arcilla sólo puede explicarse porque es un poderoso agente de estimulación, transformación y transmisión de energía.
Todas las partículas de arcilla retienen una considerable cantidad de energía del potente campo magnético de la tierra: "Esta acción radiactiva transmite una extraordinaria fuerza al organismo y contribuye a la reconstrucción del potencial vital a través de la liberación de energías latentes. El organismo tiene grandes recursos energéticos que normalmente permanecen dormidos: la arcilla los despierta".

Sobre las zeolitas, un tipo de arcilla de origen volcánico, podemos decir que hace miles de años que existen las zeolitas, los científicos siguen descubriendo el último potencial de este grupo de minerales.

En países como Cuba, Japón y los Estados Unidos de América donde estos minerales existen en abundancia, se han hecho muchos estudios que han resultado en aplicaciones novedosas de la zeolita natural. Todavía es necesario continuar investigando para comprender completamente cómo funcionan las zeolitas en aplicaciones actuales y para encontrar nuevos usos para el beneficio humano, animal, y del medio ambiente.

Para mayor información visite los sitios web al final de la página.

Volver al inicio

Indicaciones

Abscesos

Para tratar abscesos, forúnculos y tumores, Raymond Dextreitrecomienda una aplicación que se prepara derritiendo dos cucharaditas de café de sal marina en un poco de agua muy caliente, que se remueve con una cuchara de madera.
Se agrega arcilla en polvo para hacer un ungüento que se extiende sobre una tela, cataplasma que se aplica bien caliente sobre la zona a tratar, se mantiene todo el día y por la noche se aplica otra, que se conserva hasta el día siguiente. Debe renovarse hasta que aparezca pus, que indica que se está llevando a cabo el drenaje: "Hasta la curación total, aplique sólo cataplasmas frías", indica.
Al comienzo puede parecer que el tratamiento agrava el mal, cuando no se trata más que de una acción de drenaje de la parte tratada, evidencia de la acción beneficiosa de la arcilla.
Es posible que un absceso o una úlcera se agrande y se abra dejando escapar pus y sangre, antes de cicatrizar y desaparecer.

Volver al inicio

Amigdalitis, aftas o llagas en la boca, flegmones, gingivitis y piorrea

Para tratar amigdalitis, aftas o llagas en la boca, flemones y problemas de encías como gingivitis y piorrea, pueden hacerse gargarismos y enjuagues con la mezcla de una cucharada sopera de arcilla y una cucharadita de sal marina añadidas a medio litro de agua caliente sin hervir.

Volver al inicio

Micosis, vaginitis, cervicitis, endometritis.

Se aplica como irrigación o lavado vaginal. Esta aplicación tan sencilla asegura una buena higiene del aparato reproductor femenino, desapareciendo la pesadez o malestar que producen las constantes inflamaciones en el bajo vientre en muchas mujeres.

Volver al inicio

Acidez estomacal, diarrea, gastroenterocolitis o malestar general.

La preparación de la arcilla puede hacerse al instante, removiendo la arcilla un par de veces en el agua y dejándola reposar 5 minutos antes de beberla. Se toma varias veces diarias hasta restablecer la normalidad, en unos días.

Volver al inicio

Enemas o lavado intestinal

La arcilla puede utilizarse también en forma de enemas. Además de limpiar de toxinas el cuerpo, esta acción higiénica nos permite mantener en sano equilibrio nuestra flora intestinal y regular las deposiciones.

Volver al inicio

Psoriasis

Extender un emplaste de arcilla sobre las zonas afectadas por la psoriasis, dos veces al día, el cual, una vez seco, debe retirarse con agua salada (sal marina) o con agua y zumo de limón .

Volver al inicio

Acné

Aplicar una mascarilla de arcilla, de un centímetro, sobre la área afectada por el acné, dos o tres veces al día.  Retirar después de media hora.

( Ver estudio clínico sobre uso de arcilla en acné)

Volver al inicio

Dolor de garganta

Aplicar varias cataplasmas de arcilla fría (de dos centímetros de espesor) alrededor del cuello al día las cuales deben ser renovadas cada vez que se calienten.

Volver al inicio

Gota

Realizar, durante unos 10 minutos, baños de pies de agua arcillosa con sal marina a la cual se le añadirán 5 gotas de aceite esencial de enebro si el dolor y las áreas inflamadas por la gota que usualmente se encuentran localizados en el pie.

Volver al inicio

Dermatitis o eccemas

Extender sobre la zona afectada un emplaste poco espeso de arcilla y retirarlo cuando se haya secado, el área se higienizará con agua salada (sal marina) o con agua a la que se habrán añadido 4 ó 5 gotas de zumo de limón.

( Ver testimonios)

Volver al inicio

Celulitis

Aplicar emplastos finos en las zonas celulíticas, aprovechando para dormir con los pies en alto y al levantarse, dar a las piernas unos baños con agua fría, desde abajo hacia arriba, empezado con la pierna derecha. Asimismo, se pueden realizar fricciones en la zona de las ingles con la arcilla granulada y aplicar este polvo como si fuera talco.

( Ver testimonios)

Volver al inicio

Desintoxicación del organismo

El 90% de las enfermedades y dolencias provienen de un colon sucio.
Cada día, más y más profesionales de la medicina están comenzando a darse cuenta que los orígenes de casi todas las enfermedades pueden localizarse en un colon con toxinas o deficiencias en vitaminas y minerales.
Las toxinas y los deshechos van creciendo en el colon, si no se realiza una desintoxicación del cuerpo de vez en cuando, del mismo modo a como lo hacen en las tuberías de casa. Ambos requieren una atención inmediata o los resultados pueden ser desastrosos.
El cáncer de colon tras el de pulmón es el segundo motivo de muerte, en términos de cáncer, matando a 50000 personas anualmente en los Estados Unidos.
A pesar de lo que puedas pensar y de cuantas veces vayas al baño diariamente, muchas personas no se dan cuenta del hecho de la limpieza colon es muy necesario. La mayoría de la gente no se da cuenta de que su intestino, en toda su largura, está colapsado con una materia fecal vieja, que solo deja un pequeño espacio para que pasen las heces más pequeñas y blandas. Si no haces una limpieza intestinal es como tener un vertedero de basura en tu interior.
Tu colon es el sistema depurativo de tu cuerpo. Si permitimos que los deshechos del colon crezcan, se descompondrán y serán absorbidos a través de las paredes del intestino pasando a la circulación  sanguínea. Estas toxinas pueden envenenar el sistema nervioso y el cerebro de modo que te volverás depresivo, débil, irritable y aletargado. El aliento se vuelve nauseabundo porque las toxinas envenenan los pulmones. Te notarás hinchado y aletargado porque las toxinas se acumulan en el tracto digestivo. Tu piel se vuelve de color amarillento, con un aspecto poco saludable por las toxinas que flotan en tu sangre. Cada órgano de tu cuerpo se verá afectado.
Parecerás y te sentirás más viejo, las articulaciones se encallecen y se vuelven dolorosas, los ojos se apagan y los pensamientos se hacen más lentos.
El origen de de los problemas digestivos empiezan en el colon (literalmente la muerte comienza en el colon) es cuando nos formulamos preguntas:
· Cuándo necesito una limpieza interna?
· Porque limpiar y desintoxicar Mi organismo regularmente?
· Cómo limpio apropiadamente mi colon y desintoxico mis órganos?
· Qué beneficios tendré y cómo mejoraré mi vida
· cómo desintoxico mi organismo correctamente?
La mejor forma para demostrar los beneficios de la limpieza y la desintoxicación es resolver las preguntas planteadas, y por supuesto conocer el testimonio de una persona que realizó el programa de desintoxicación

 

CASO CLINICO
Dra. Constanza Moreno - Informe para Programa Ayurveda-Today - 23 Julio 2009

Resumen:
Se describe la anamnesis de paciente con problema defecatorio y las observaciones clínicas para determinar el tratamiento de la Bentonita para la limpieza intestinal. Se muestran resultados y fotografía de algunos…
Informe
Mujer de 48 años, multípara, con diagnóstico de síndrome depresivo reactivo desde hace 2 años como único antecedente. Desde hace más de 15 años padece estreñimiento crónico (con periodos de hasta una semana sin tener deposiciones), con heces durascaprinas y gran esfuerzo defecatorio. Acudió a su médico de cabecera y se le realizó una enema opaca y una analítica general que fueron normales. Con medidas higiénico-dietéticas y laxantes formadores de volumen, se normalizó tanto la frecuencia defecatoria como la consistencia de las heces. Después de su primer parto, la paciente precisa asociar otros tipos de laxantes para conseguir la normalización del ritmo defecatorio ( hidroterapias, agentes osmóticos, estimulantes), que alterna periódicamente porque sólo son efectivos durante un período de tiempo transitorio.
Acude a mi consulta porque presenta, desde hace un año, dolor anal y esfuerzo defecatorio casi a diario. Defeca cada 3-4 días, siempre con ayuda de laxantes estimulantes, pero las heces son duras, con sensación de evacuación incompleta, bloqueo durante la expulsión, y a menudo, digitalización para conseguir la evacuación.
Mediante la anamnesis descarto antecedentes de trastornos psicológicos, neurológicos o endocrinos que pudieran causar o, más bien exacerbar, los síntomas relacionados con la infrecuencia defecatoria. En este sentido, el fármaco antidepresivo que toma la paciente sería el único factor que podría ser relevante.
La analítica sanguínea corrobora la ausencia de enfermedades endocrinas que, en ocasiones, pueden enlentecer el tránsito colónico (hipotiroidismo o diabetes mellitus). A pesar de que la paciente no presenta ningún dato alarmante que sugiera la sospecha de neoformación rectal o colónica (síndrome constitucional, rectorragias, palpación de masa abdominal, anemia ferropénica), Tras descartar trastornos psicológicos, sistémicos y organicidad a nivel del colon, me encuentro ante una paciente que relata unos síntomas muy llamativos relacionados con una evacuación obstructiva, cuya presencia he constatado mediante los datos obtenidos del diario clínico.
En la exploración física se objetiva una paciente con sobrepeso, con coloración normal de piel y mucosa. Presenta ligero rush cutáneo. Auscultación cardiaca y auscultación pulmonar normales
Realizo examen bioenergético con el Dermatrón diagnosticando algunos trastornos y procesos patológicos.
Una semana después, y luego de empezar, entre otras prescripciones, el programa de limpieza intestinal con Bentonita, la paciente regresa a mi consulta con la fotografía que adjunto. Manifiesta estar sorprendida con la gran cantidad de material mucoso, mal oliente expulsado durante el régimen de tres meses.


(Fotografía: Placa mucoide expulsada por la paciente luego de una semana de iniciado el régimen de desintoxificación con Bentonita)
Tras evaluación constante, los síntomas anotados inicialmente han desaparecido, su salud y estado de ánimo son notoriamente óptimos.

Conclusión:

Cabe anotar que ante la presencia de un estreñimiento, es necesario investigar la existencia de patología sistémica, así como lesiones a nivel de colon y recto, fundamentalmente neoformaciones. Tras descartar estas causas, con el debido examen bioenergético se procede a prescribir algunas recomendaciones, una de ellas la limpieza intestinal con el programa de desintoxificación.
El paciente presentó un buen curso clínico, y sin complicaciones asociadas, manifestando unas respuestas satisfactorias presentando evacuaciones constantes y total normalidad. El programa de desintoxificación se mantuvo durante tres meses, tiempo en el cuál la paciente manifestó una regularización en sus deposiciones, el rush desapareció y su está de ánimo es optimista, alegre y reconciliada con la vida.
Publicado por Dra. CONSTANZA MORENO en http://detoxificaciondelcolon.blogspot.com

Volver al inicio

Colon irritable

Volver al inicio

Hemorroides

Aplicar pequeñas cataplasmas de arcilla fría sobre las hemorroides dos veces al día.  Retirar cuando se calientan con abundante agua.

Volver al inicio

Cólico menstrual (dolor)

Aplicar dos o tres días, antes de la presencia de la regla, una cataplasma de arcilla fría sobre el bajo vientre, durante una hora y media, a diario.  Retirar la arcilla con agua.

Volver al inicio

Reumatismo

Tomar un baño cada dos o tres veces por semana de agua caliente arcillosa, de  15 a 20 minutos combinado con infusión de enebro, lavanda, el ciprés o romero.

Volver al inicio

Autismo

Los niños con TGD (Trastorno General del Desarrollo), especialmente los del espectro autista, presentan mayoritariamente una importante intoxicación por metales tóxicos (mercurio, plomo, antimonio, arsénico y cadmio principalmente). Esta intoxicación, sobretodo la causada en el cerebro por el mercurio, es considerada por la gran mayoría de profesionales que tratan a estos niños en el plano biológico, como la causa principal de  los déficits cognitivos, sensoriales y conductuales de estos pacientes.

En los últimos 50 años, la exposición del organismo a metales pesados no ha hecho más que aumentar a través de medicamentos, vacunas, amalgamas, pesticidas, pescados, aguas y otros alimentos contaminados, etc. Los que no posean una  buena capacidad de desintoxicación sufrirán las secuelas de una intoxicación progresiva de metales pesados y otros xenobióticos.

Esta incapacidad de deshacerse de los metales tóxicos puede ser  debida a varias causas:

*  Causas Intestinales: debidas a un mal funcionamiento de las metalotioneinas intestinales, falta de flora intestinal,  síndrome del intestino permeable.

*  Causas Metabólicas: debidas a déficits en la capacidad de desintoxicación del organismo.

Para tratar un posible problema de intoxicación por metales tóxicos, existe dos formas:

a.- Uso de agentes quelantes

 

    1. DMPS, importante aplicar cada 8 horas (día y noche). Muy útil en el caso de intoxicación por mercurio.
    2. DMSA, importante aplicar cada 4 horas (día y noche). Muy  útil en el caso de intoxicación por mercurio y plomo.
    3. ALA (acido alfa lipoico), importante aplicar cada 3 horas (día y noche). Atraviesa la barrera hemato-encefálica. Se considera muy útil para la intoxicación cerebral de mercurio.

Se puede usar la vía oral o la vía transdermal. Esta última es muy aconsejable para disminuir la posibilidad de candidiasis intestinal.

b.- Baños con arcilla:

 

Estas son las palabras de una eminente especialista en el autismo:

"... He puesto un número enorme de pacientes en estos baños de arcilla y los niveles de metales pesados - mercurio, plomo, arsénico, aluminio, y el cadmio ha bajado dramaticamente…yo he estado supervisando los niveles de metales usando tres métodos (TD DMPS, DMSA oral y baños de arcilla) y los baños de arcilla son el camino más rápido en el retiro de metales ...”

... "Un paciente en particular tenía niveles muy altos de mercurio y niveles del plomo que estaban fuera de rango. En 3 meses de baños de arcilla dos veces semanales, el plomo bajó dramáticamente y el mercurio desapareció. La debilidad muscular asociada con niveles de plomo altos mejoró dramáticamente. De manera bastante interesante, otros 5 meses de estos baños de arcilla mostró niveles aún inferiores del plomo pero el mercurio reapareció. Esto apoya la teoría que el mercurio es secuestrado en áreas diferentes de nuestro cuerpo y esto lleva tiempo para sacarlo todo"

- Doctora Miriam Jang, Dr. en Medicina, autor de " Brechas En Autismo", una sinopsis del protocolo de DAN.

Procedimiento

    Durante los 3 días de quelación se aconseja:

 

    1. Aumentar la dosis de probióticos.
    2. Usar algún protector hepático.
    3. No descuidar el uso de multiminerales, multivitamínicos, ácidos grasos y ayudas a la desintoxicación (taurina, L-glutation, baños de sales de EPSOM, metilcobalamina, Acido folínico, etc..)
    4. No consumir gluten ni derivados de la leche por la caseína que contiene.
    La quelación puede durar muchos meses (entre 50 y 100 rondas). El paciente suele ir mejorando paulatinamente en cada ronda. Debe ser usada en cada paciente aquella dosis que no provoque en él síntomas de nerviosismo o regresión.

Se puede controlar la quelación mediante análisis de metales tóxicos (en cabello, orina y heces y perfiles de porfirinas)

Volver al inicio

Forma de aplicación

Uso externo

Cataplasmas

Es la manera más inmediata y fácil de utilizar la arcilla, sin ningún peligro.
El metal y el plástico nunca deben entrar en contacto con la arcilla, debe utilizarse una cuchara de madera y un recipiente de vidrio, porcelana, loza, madera o gres.
Como soporte de la cataplasma debe usarse un tejido natural como algodón o lino, pues los tejidos sintéticos reducen la efectividad de la arcilla.
Para preparar la cataplasma, en un cuenco se vierte la arcilla machacada y se alisa la superficie, se cubre con agua lo más pura posible y se deja reposar sin remover.
La cataplasma debe ser de consistencia firme para que no chorree, pero tampoco demasiado espesa.
Se pone la pasta arcillosa sobre una tela gruesa, que tiene que ser mucho más grande que la cataplasma.
La cataplasma a su vez debe cubrir una superficie mayor que la que se pretende tratar con la arcilla, con una espátula de madera por ejemplo se reparte la arcilla en un espesor de 2 o 3 centímetros sin amontonar.
Se coloca la cataplasma de manera que la arcilla quede en contacto directo con la piel, excepto si hay vello o una llaga, en cuyo caso puede colocarse una gasa fina entre la arcilla y la piel.
La cataplasma debe ser ancha y cubrir bien toda la superficie a tratar, puede quedar aplicada desde unos minutos a varias horas e incluso toda la noche, según los casos.
Después, seca, se retira con cuidado, se limpia la piel con agua tibia y se tira la arcilla pues estará contaminada con toxinas.
La temperatura de la arcilla debe adaptarse a la sensibilidad de cada caso.
En una zona caliente, febril, inflamada o congestionada, la cataplasma fría debe refrescar, si se calienta muy rápido en contacto con la piel debe renovarse.
En cambio, la cataplasma tibia debe calentar cuando se aplica para tonificar o revitalizar de manera general o un órgano en particular, en caso de reconstitución ósea por fractura o descalcificación, o sobre el hígado, los riñones o la vejiga sobre todo en caso de cistitis.
Para calentar la arcilla, es suficiente que se entibie al sol o cerca de un radiador.
Si no es suficiente, como la arcilla no debe entrar en contacto con una fuente de calor que la desnaturalizaría, mucho menos aún puede introducirse en el microondas, el mejor método es el baño maría.
La duración y el número de aplicaciones deben adaptarse a cada caso en concreto y a las reacciones de cada persona.
La arcilla es un remedio muy beneficioso que puede producir reacciones en el órgano tratado, por lo que es razonable no abusar de las aplicaciones, que podrían incidir en un organismo ya debilitado.
Para revitalizar un órgano (estómago, hígado, riñones, páncreas, bazo) la aplicación, que puede durar toda la noche, se interrumpe antes de que se enfríe demasiado.
Para descongestionar un órgano, paliar un estado agudo inflamatorio o infeccioso, la cataplasma se retira cuando se calienta demasiado o cuando molesta.
No deben aplicarse cataplasmas de arcilla en dos órganos importantes a la vez, para no hacer trabajar excesivamente al organismo ni originar reacciones demasiado fuertes.
En los tratamientos de superficie de las vértebras, las articulaciones y la piel, para la reconstitución ósea en los casos de fractura, osteoporosis, descalcificación o raquitismo, la aplicación dura toda la noche excepto si se pretende generar una sensación de frío.
Ante una llaga, lesión inflamatoria, absceso o forúnculo, la cataplasma se renueva según la rapidez del calentamiento, por la noche puede reemplazarse por una compresa de agua arcillosa.
Al retirar la cataplasma ha de estar casi seca y dejar pocos restos de arcilla en la piel, si se pega debe correr agua tibia entre la arcilla y la piel, retirando las partículas residuales con agua sin jabón.
Después de usada se tira la arcilla y se lavan bien las telas y vendas con las que ha estado en contacto, que pueden volver a utilizarse una vez secas.
Marie-France Mulleraconseja no interrumpir, ni siquiera provisionalmente, un tratamiento ya empezado: "Antes de emprender este tipo de tratamiento asegúrese de que podrá seguirlo hasta el final, es decir, hasta la curación total. La arcilla limpia todo el organismo y produce reacciones en cadena que sería perjudicial interrumpir bruscamente, porque podría producirse una acentuación local de los signos".

Arcilla y sal marina gris

Puede incrementarse la acción de la arcilla si se prepara con agua salada con sal marina gris no refinada, rica en oligoelementos, yodo y magnesio natural.
Igual sucede con un órgano profundo: primero se eliminan las toxinas de las zonas cercanas en una aparente agravación que a veces puede ser perjudicial si se extiende.
Para evitar cualquier reacción negativa la doctora Mulleraconseja que 15 minutos antes de empezar a aplicar las cataplasmas se drene el organismo mediante una cura de limón, frutas, alimentación vegetariana, arcilla por vía oral e incluso aplicando laxantes.
Aumentar de manera progresiva, y según se tolere, el espesor y la extensión de las cataplasmas, desde 0,5 cm. en una superficie reducida hasta 3 cm. en una superficie de 30 cm. de lado; y no interrumpir el tratamiento empezado antes de que el drenaje sea suficiente.

Volver al inicio

Compresa, lavado vaginal y empolvado del bebé

Si al comenzar el tratamiento se teme una reacción secundaria a las cataplasmas, o si hay lesiones infectadas, puede aplicarse una compresa de barro.
Se prepara una mezcla muy fluida, con menos arcilla y más agua, en la que se sumerge una tela o una toalla que ha de quedar cubierta por una fina capa de arcilla.
La compresa se aplica en la zona a tratar y se cubre con una tela seca, que se sostiene con una tira de tela ligera, por lo general entre 30 y 60 minutos, exceptuada la noche en la que puede dejarse varias horas.
El lavado y la ducha vaginal son muy útiles en los casos de colitis, lombrices intestinales, micosis vaginal e inflamaciones locales como vaginitis, cervicitis o metritis. Se disuelven 4 cucharadas soperas de arcilla en polvo por cada litro de agua.
Para el empolvado de los bebés se recomienda la arcilla fina, más eficaz que el talco para espolvorear los rasguños de los recién nacidos y los niños.

Volver al inicio

Baños de arcilla

 

 

¿Por qué baños de arcilla?

Esto comienza con el agua

Sal de mar

¿Qué tipo de Arcilla Debería ser Usada?

¿cuánta arcilla se debe usar?

Cómo hacer un baño de arcilla

! Advertencias !

Usos

Elementos a tener junto al baño


 

¿Por qué baños de arcilla?

La toma de un baño de arcilla terapéutico durante 15 minutos a dos horas, es uno de los métodos más eficaces existentes para ayudar a asistir al cuerpo en la eliminación de sustancias tóxicas que se han acumulado en el cuerpo.
Los baños de arcilla estimulan el sistema linfático y limpian profundamente el órgano de respiración más grande del cuerpo (la piel). Actuando tanto directamente en el cuerpo como  un catalizador sistemático. La arcilla usada en esta manera se relaciona directamente con el sistema inmunológico del cuerpo, y ayuda a borrar la carga postdigestiva colocada en los órganos principales del cuerpo.
La toma de un baño de arcilla es como sumergirse uno mismo en un mar comprimido de millones de diminutos cristales.
Hay muchos métodos disponibles tanto en la medicina alternativa como natural que son diseñados "para desintoxicar el cuerpo". Sin embargo, casi todos ellos hacen exactamente lo opuesto: ellos estimulan el cuerpo para liberar subproductos tóxicos almacenados en grasa, órganos, y otros tejidos. El resultado es que estas sustancias son vertidas en el metabolismo activo. El cuerpo, entonces, es colocado bajo mucha tensión tóxica, hasta al punto del choque tóxico.
Esto plantea un gran problema, pues el cuerpo ha almacenado estas sustancias por una razón muy concreta: ha sido incapaz de eliminar las sustancias sin causar un efecto significativo de los daños. Por lo tanto, el atajo "solución rápida" para desintoxicar el cuerpo puede ser muy peligrosa, y los métodos naturales pueden requerir mucha atención, trabajo duro y esto se logra entre seis meses a tres años, y suelen ir acompañados por síntomas incómodos como el cuerpo se limpia
La información que presentamos incluye un estudio completo de la arcilla y barro tal como son usados en la naturaleza, también muchas discusiones profundas con científicos genéticos, balneologistas, investigadores familiares con los trabajos de Tesla, ondas escalares, y tecnologías de frecuencia altas.

Seguramente estamos de acuerdo con todo lo que Raymond Dextreit ("Curas de la Tierra") tiene que decir sobre apoyar el cuerpo internamente utilizando la terapia de arcilla.

Volver arriba

Esto comienza con el agua…

Es imposible recrear la calidad de una arcilla natural o baño de lodo en un ambiente artificial. Sin embargo, habiendo estudiado baños de arcilla naturales y baños de lodo que existen en áreas "especiales" conocidas para sus grandes propiedades de curación, uno puede crear un baño de arcilla que trabaja casi igual.
Es lamentable que la calidad de agua del grifo de la mayor parte del mundo industrializado sea tan pobre. El cloro y el fluoruro son dos sustancias que uno realmente no quiere, idealmente, ingresar en el cuerpo.

Las duchas calientes, los baños, y los tratamientos de vapor causan una respiración forzada por la piel, causando un consumo rápido de gases, iones, "y agua" directamente en los tejidos del cuerpo. En efecto, cada vez que uno aísla cuerpo, cubriéndolo de cualquier sustancia y luego aplicando el calor (aun si este es sólo el calor generado por el aislamiento), "un cambio ambiental" va a ocurrir, causando la absorción de sustancias por la piel y la liberación de sustancias por los poros de ésta.

Las sustancias más activas que la arcilla tienen que tratar con los de la fuente de agua y aditivos. En este caso, menos poder de absorción tendrá la arcilla... Las sustancias absorbidas pueden actuar en este intercambio de iones y hacen que estas sustancias sean depositadas en el cuerpo.

Se puede demostrar esto si se toma un trozo de arcilla natural y lo deja por un tiempo en el garaje ( donde absorberá los vapores presentes en el ambiente) y luego lo coloca en la pierna durante una hora cada día, dentro de unos días uno comenzará a probar la gasolina en la saliva.

Ya que la idea es a destoxificar el cuerpo, no se recomienda incluir sustancias en el baño de arcilla para evitar  que estas sustancias sean absorbidas por el cuerpo.

No se deben agregar hierbas a los baños de arcilla porque se producen reacciones de oxidación que forman compuestos  orgánicos que no existen en la naturaleza, los que son tóxicos para el cuerpo. Sólo si estos compuestos son beneficiosos deben ser dejados en el baño.
Aún así mi opinión es que los  baños con hierbas deberían ser hechos independientemente de baños de arcilla.
Esta es la razón por la que Raymond Dextreit  desalentó el uso de otras sustancias combinadas con la arcilla (con unas excepciones).

La mejor agua para usar con baños de arcilla es la agua de manantial natural, de alta calidad, sobre todo origen geotérmico (geiseres).

Si esto no es posible, el agua proveniente de osmosis inversa puede ser usada. Sin embargo, el agua de ósmosis inversa puede ser cara de comprar fuera de la casa para objetivos de baño, y si un sistema de ósmosis inverso no es "en línea", la preparación del agua para el baño puede ser lento y aburrido.

En ciudades donde el cloro y/o el fluoruro son añadidos al agua, un filtro de ducha en línea puede ser usado, ya que quita muchos contaminantes indeseables
En resumen, cualquier método que uno pueda utilizar para mejorar la calidad del agua usada puede ser usado en baños de arcilla curativos.

Volver arriba

Sal de Mar

La adición de la sal de mar natural a un baño de arcilla es una idea excelente. La sal de mar actúa como un estímulo, y aumenta la capacidad de intercambio de iones.

Volver arriba

¿Qué tipo de Arcilla Debería ser Usada?

Ninguna arcilla es igual a otra. Algunas empresas afirman  "arcilla X trabaja mejor que la arcilla Y", esto es infundado.
Muchas compañías intermediaras no revelan el origen de la arcilla para que usted no sepa cuánto pagan ellos realmente. Si usted lo supiera se sentiría muy engañado.

En mi opinión no compre arcilla a empresas que no revelen la fuente  de la cual es sacada.

Las pruebas de terreno aconsejan arcillas  de la familia de las zeolitas y emectitas sódicas o cálcicas y entre ellas las montmorillonitas con alto o bajo contenido de sodio (bentonitas hinchables). Se recomienda usar al menos un 50 – 75 % de arcilla verde expandible.
Las arcillas crudas y naturales son las mejores.

 

Qué evitar

  • Evite cualquier arcilla contaminada.
  • Almacene la arcilla en un contenedor completamente sellado y lejos de productos químicos derivados del petróleo
  • No permita que la arcilla esté en contacto prolongado con metales.
  • Si tiene que almacenar la arcilla en el plástico, la primera mejor opción es el plástico de grado FDA, la peor opción es plástico como "tuperware".
  • Siempre use arcillas sin aditivos.

 

Volver arriba

 

Preparación de un baño de arcilla - ¿cuánta arcilla se debe usar?

La cantidad hace la Diferencia

Nuestra respuesta breve a la pregunta, "¿Cuánta arcilla se debe utilizarse en un baño de barro?": Cerca de dos toneladas.
Desafortunadamente, a menos que uno tenga un centro de terapia de barro, utilizar dos toneladas de arcilla en un baño es muy poco práctico.
Dicho esto, nos gustaría señalar que no es la misma  experiencia  en sumergir el cuerpo entero en grandes cantidades de magma de barro caliente, especialmente cuando uno es capaz de permanecer sentado o estar en el baño de barro (con el cuerpo vertical, en la que hay un mayor impacto en el sistema linfático del cuerpo).
Nuestra experiencia indica es que no menos de dos kilos de arcilla deben ser utilizados. No menos de cuatro kilos de arcilla se deben usar si uno desea tratar la toxicidad grave con metales pesados. Se deben usar las dosis en peso y no en volumen ya que algunas arcillas son más densos que otras. Esto no significa que uno no puede disfrutar de un baño de barro con sólo una taza o un kilo de arcilla.
La bañera debe ser llenada sólo con agua suficiente para sumergir completa y cómodamente el cuerpo, especialmente si las cantidades de arcilla se utilizan en el baño son pequeñas.

Volver arriba

Preparación de un baño de arcilla - Cómo hacer un baño de arcilla

Preparación de un baño de arcilla en una bañera estándar
¿La arcilla puede arruinar la plomería estándar?  Sí.
Sin embargo, si usted tiene la plomería moderna y las cañerías están en buen estado y no obstruidas, mientras la arcilla es totalmente acuosa no hay temor que se adhieren a las tuberías y causen problemas. Los sedimentos de arena  que deja el baño de arcilla no plantean ningún problema.
¿La arcilla puede molestar a un tanque séptico estándar? Sí, es posible que la arcilla si es utilizado intensamente pueda  perturbar el frágil equilibrio que mantiene  el sistema de aguas residuales de la ciudad.
Si usted desea mantener una preocupación personal por un sistema séptico o tuberías, entonces sólo podemos recomendar que recolecte  el agua y deje secar el exterior  y luego elimine la arcilla como basura normal o instalar un filtro de presión en línea para eliminar la arcilla del agua.
La manera más conveniente para preparar un baño:
Encienda el agua caliente  y asegure el tapón.
A medida que llena la bañera rocíe lenta y cuidadosamente la arcilla seca sobre la superficie del agua.
Evite que el barro se acumule en cualquier área (lo que hará que la arcilla se aglutine).
Una vez que la arcilla se ha añadido, deje reposar durante 10 a 20 minutos , lo que también da tiempo para que el agua se enfríe un poco.
A continuación agregue más agua a la bañera para ajustar la temperatura a su gusto y llenando la bañera sólo lo suficiente para sumergir cómodamente todo el cuerpo (desde el cuello hacia abajo).
Sin embargo, tenga en cuenta que con este método se llena el aire con polvo, por eso es recomendable preparar aparte la arcilla  en recipientes de cerámica o vidrio con agua y luego depositarla en la bañera.
Puede agregar de una a cinco tazas de sal de mar al baño de arcilla.

Volver arriba

¿Cuánto tiempo, qué calor, con qué frecuencia?

¿Cuánto tiempo debe uno gastar en un baño?

Cada persona es diferente por lo tanto se debe poner  atención a qué tan bien se tolera el baño y cuál  es su objetivo. El tiempo mínimo requerido deben ser 15 minutos siempre que no se presentan efectos adversos o extraños. Si uno se cansa o se enfría  entonces uno debe salir del baño y poco a poco aumentar la cantidad de tiempo hasta donde se pueda tolerar.
20 a 30 minutos es la duración "normal" promedio de un baño de arcilla. El baño de barro más largo que el autor ha tomado es de 2,5 horas (en cambio, algunas personas pueden no ser capaces de tolerar 30 minutos  y mucho menos de una hora).
La superación de la arcilla de de la resistencia del sistema inmunológico: El tiempo ideal de 12-15 minutos
El sistema de defensa natural del cuerpo es mucho más inteligente que lo dicho por los investigadores. La investigación moderna en las ciencias de la genética está revelando que la complejidad del sistema inmune es igual a la complejidad del cerebro humano.
Al principio el cuerpo puede resistir el exceso de toxinas acumuladas en los tejidos debido al sistema inmunológico se organiza (a excepción de las sustancias como el mercurio, el cadmio, etc.)
Por lo tanto, muchos individuos que tienen un metabolismo comprometido realmente pueden sentir la compulsión de salir del baño de barro después de 12-15 minutos. El cuerpo, como pasa el tiempo y las condiciones internas permiten, vuelve aprender a utilizar el sistema linfático a un mayor grado y permite que gran cantidad  de las sustancias sean liberadas por el cuerpo de esta manera debido a la mejora de la eficiencia.
El cuerpo tiene la capacidad para resistir temperaturas moderadamente altas de entre 10 y 15 minutos regulando la temperatura interna del cuerpo. Después de 10 a 15 minutos la temperatura interna comenzará a aumentar, provocando una respuesta de hipertermia.

¿Qué tan caliente el agua?

La mayoría de los profesionales de arcilla sugieren baños de arcilla templada o caliente. Esto es sin duda ideal para los principiantes o para aquellos que experimentan fatiga con baños de arcilla. A Un baño de barro tibio o caliente es de entre 36,6° C y 37,7 ° C,  y la temperatura del agua es más bien un poco caliente al tacto.
Sin embargo, una vez que el cuerpo está comenzando a funcionar normalmente hay bastantes ventajas para el aumento de la temperatura de entre 38,3°C y 46,6°C. Se recomienda que las personas interesadas experimenten cuidadosamente y poco a poco, dándose cuenta de que cuanto mayor es la temperatura de la agua de baño, menos tiempo se puede tolerar en el baño.

¿Con qué frecuencia debe uno tomar un baño de arcilla?

Esto depende por completo de la persona y el propósito de tomar baños de arcilla. Un estándar es el tratamiento tradicional de dos a tres baños semanales durante 21 días, repitiéndose como sea necesario con un período de descanso de una semana.
Sin embargo, esta es sólo una guía general. Si uno desea desintoxicar rápidamente el cuerpo interna y externamente incluso se pueden tomar a diario dos veces al día para aprovechar los ciclos naturales del cuerpo (al amanecer y antes de acostarse).


La arcilla gris se volvió negro debido a la oxidación de los metales extraídos de el cuerpo.

Volver arriba

! Advertencias !

Antes de comenzar esta sección, me gustaría señalar que uno se puede matar con arcilla igual que uno puede matar casi con cualquier cosa si uno se esfuerza lo suficiente. Una persona pensó que sería divertido que cubrir  todo el cuerpo con entre tres y seis pulgadas de arcilla y correr alrededor de unas pocas horas de esta manera lo lograría. De hecho, creo que estuvo a punto de lograrlo si no es por el agotamiento  de no poder moverse tras una hora de correr.
La piel es un órgano de la respiración, y que necesita para respirar. El cuerpo es sensible a la temperatura y muchos si no la mayoría de las personas no son tolerantes a las altas temperaturas.

Preparación del cuerpo

Prepare el cuerpo hidratando suficientemente bebiendo agua y agua con limón fresco.
Ingiera arcilla al menos tres días antes de tomar el baño.
Preste atención a la alimentación previa para estar seguro que no está sobrecargando su cuerpo. Preste atención a los alimentos que se consumen para estar seguro de que el metabolismo no está llevando una carga pesada.
Los baños no son recomendables para personas con enfermedades crónicas, en estos casos debe hacerlo acompañado de otra persona o bajo la vigilancia de un especialista en balneoterapia médica.
Los baños de alta temperatura nunca se llevan a cabo solo  o sin la presencia de estos especialistas con formación médica. Aun más, ellos son profesionales seleccionados por razones de seguridad.
Si usted tiene dudas antes de tomar un baño de arcilla debería pedir asesoría profesional.
Mida el pH del cuerpo y asegúrese de una lectura igual o superior en la saliva de 6,75
Prepare el baño caliente y entre en él  y luego eleve la temperatura hasta 46° C.
Mida la temperatura corporal interna axilar.
Si puede, permanezca en el baño de arcilla hasta que la temperatura interna del cuerpo alcance los 40° C.
Si la frecuencia cardiaca se acelera demasiado alto, deje de baño.
Si se produce una fatiga extrema, deje de baño.
Cualquier shock sistémico indica que el baño debe ser interrumpido.
Una vez que la temperatura corporal interna alcance 40° C, deje de baño. Encuentre un lugar fresco  y relaje el cuerpo hasta que el cuerpo reciba una ráfaga de energía (normalmente entre 20 minutos a una hora). Permita que el cuerpo a sude.
Si el cuerpo no experimenta un alza de la energía el tratamiento se da por finalizado y luego beba mucha agua, descanse y duerma.
Si el cuerpo experimenta una "recarga" a continuación repita el proceso, siempre que el nivel de tolerancia sea aceptable.
El objetivo final, alcanzable sólo por unos pocos, es relajar la mente consciente a un estado tal que le permite por completo de control de los músculos y las tensiones, una completa liberación de estrés. Para que esto sea logrado, la mente consciente debe ser "sobre potenciada", pero esto debe hacerse sin dañar el cuerpo.
Si uno es capaz de lograr este éxito, se siente exactamente como una "experiencia espiritual", como se describe en muchos de los textos religiosos del mundo.

Volver arriba

Usos

Tradicionalmente los baños de arcilla pueden ser utilizado para:
Toxicidad de metales pesados: Mercurio, cadmio, plomo, arsénico y otros.
Toxicidad general por químicos: Ayuda al cuerpo en la eliminación sistémica de muchos productos químicos industriales que el cuerpo de otra manera tendrían dificultades para la hacerlo.
Radiación y quimioterapia: Ayuda al cuerpo a recuperarse de la quimioterapia y la radioterapia, así como envenenamiento radiactivo.
Asistencia General sistémica: Mediante la utilización de los baños de barro, se regulan los procesos metabólicos del cuerpo. Por estimulación del sistema linfático al llevar parte de su carga fuera de los órganos de eliminación, la experiencia demuestra que el bienestar general puede ser mejorado considerablemente.
Tratamientos especiales de apoyo: Pueden ser utilizados como parte de los protocolos de limpieza integral, en relación con la terapia de sauna de ozono  y en cualquier situación que se ocupan de la toxicidad del hígado, y para ayudar a recuperarse de diversos tratamientos médicos alopáticos.
Relajación: Son una forma fantástica de ayudar a aliviar el estrés y relajarse, especialmente en la noche antes de acostarse.
Autismo ( Ver tema aparte)

Volver arriba

Elementos a tener junto con los baños de arcilla

Probióticos - Especialmente para aquellos que tienen síntomas de autismo

Agua de limón fresco - Exprimir 1 / 2 limón y agregar a un vaso de agua de buena calidad, tantas veces al día como el cuerpo cómodamente puede tolerar.
Arcilla para consumo interno: De una a tres veces al día dependiendo como se tolere y tomando descansos, por ejemplo: cuatro veces al día durante tres días o tres veces al día durante cuatro días.
Aceite de oliva: 1 cucharada con el estómago vacío en la mañana.

Volver al inicio

Uso interno

Qué aporta la arcilla

Núria Langreo(Salud y belleza con arcillas, fangos y algas, Tikal, Barcelona, 2000) sostiene que la arcilla es uno de los mejores aliados y protectores de la salud.
Poderoso desintoxicante que limpia el organismo de toxinas perjudiciales, a la vez remineraliza por los oligoelementos que contiene.
Previene, cura, tonifica y calma, descongestiona, alivia, cicatriza, purifica, absorbe y desinfecta.
Excelente depurador y regenerador de la piel, de las estructuras óseas y de los órganos internos, la arcilla se opone a los procesos patológicos que llevan a los tejidos del cuerpo al endurecimiento y la esclerosis; bebida o utilizada externamente ayuda a frenar el envejecimiento: "El selenio y el litio, oligoelementos presentes en la arcilla, ayudan a ralentizar el envejecimiento", afirma.
Todas las arcillas contienen en su bioquímica los minerales y oligoelementos indispensables a todo ser vivo, desempeñando importantes funciones en el cuerpo.
Siguiendo a Núria Langreo, la arcilla aporta sílice (agente remineralizador y antitóxico, importante en los terrenos óseo, vascular, nervioso y respiratorio, actúa sobre las fibras elásticas y en la regeneración de los tendones y la piel), magnesio (fundamental para el crecimiento de los huesos, permite la correcta asimilación del calcio, drena el hígado, es estimulador biliar, antiséptico y antioxidante, activa la regeneración celular y calma y reequilibra psíquicamente), calcio (importante en la formación y conservación de los huesos, los dientes y los tendones, imprescindible en la coagulación sanguínea y en la regulación del sistema nervioso), sodio (con potasio y cloro, regula el equilibrio de líquidos en el organismo), potasio (complementa la función del sodio), manganeso (forma parte de muchas enzimas y provoca la acción de otras en los procesos antioxidantes y de producción de energía), hierro (produce glóbulos rojos en la sangre, favorece la circulación y oxigenación del organismo e interviene en la generación de energía) y zinc (necesario para el sistema inmunológico, es imprescindible para el crecimiento, la formación de tejidos y la maduración sexual masculina).
Para Núria Langreo, la afinidad existente entre una persona y la arcilla se explica por la presencia en la tierra de sales minerales y oligoelementos iguales a los que se hallan en nuestro organismo: "Por tanto, no es de extrañar que cuando ingerimos arcilla, masticada o bebida, nos nutrimos y nos regeneramos con unos componentes muy familiares. Esto es fácil de comprobar cuando recibimos un análisis médico de sangre y orina que nos detalla las cantidades de calcio, hierro, magnesio, sílice, etc".
Núria señala que la toma regular de una cucharadita de arcilla disuelta en un vaso de agua en ayunas contribuye a mantener los niveles necesarios de minerales en el organismo, previniendo cualquier carencia: "La arcilla trabaja allí donde hay disfunción, siendo un catalizador extraordinario en la fijación de aquellas sustancias que el cuerpo no supo retener (falta de hierro, vitaminas, calcio, ...). Aparte de su acción reguladora, purificadora y drenante, la arcilla enriquece la sangre, aumentando la cantidad de glóbulos rojos en caso de anemia, y la libera de toxinas y adherencias nocivas en las paredes arteriales".
Ejerce, además, una influencia beneficiosa sobre las diversas glándulas endocrinas (tiroideas, suprarrenales, sexuales), a las que estimula o modera según los casos.
Beneficiosa para todas las edades, la arcilla favorece el crecimiento de los niños y estimula sus defensas, mantiene el estado de buena salud de los adultos y es un excelente tónico del sistema nervioso, regula los órganos del cuerpo (riñones, hígado, pulmones) y frena el deterioro físico de los ancianos y sostiene con sus oligoelementos el sistema inmunitario. Es una terapia no agresiva para el organismo humano, que raramente presenta efectos secundarios nocivos y que, si se presentan, son reversibles.

 

Efecto de la ingesta de arcilla

"Cualquier posible similitud entre la arcilla y los medicamentos químicos será sólo aparente, pues existe una diferencia básica entre la acción antiséptica de la arcilla y la de las sustancias químicas.
Todo producto químico es materia muerta que actúa ciegamente y destruye todas las bacterias de manera indiscriminada, las buenas y las malas, las sanas y las enfermas, las beneficiosas y las dañinas.
Es posible que de ese modo se consiga exterminar los gérmenes peligrosos pero no se respeta a los elementos que favorecen la reconstrucción de células y tejidos, ... Un hecho evidente es que la arcilla usada internamente, en absorción oral, anal o vaginal, actúa con enorme sabiduría, se dirige siempre a la zona dañada o enferma, donde se aloja quizá durante varios días y finalmente se evacúa, arrastrando consigo el pus, la sangre podrida, etc." Raymond Dextreit, Nuevo tratado de medicina natural (Nuestra tierra, nuestra cura), Edaf, Madrid, 2001.
Tomada por vía oral, la arcilla provoca un efecto multilateral.
Su intensa actividad elimina y destruye las células enfermas y activa la reconstrucción de otras sanas, actúa como agente depurador que elimina toda clase de sustancias nocivas.
Tiene efecto sedante, relajante y curativo en el tratamiento de las inflamaciones intestinales, amébicas y otras disenterías.
Pero más allá de la acción directa e inmediata de la arcilla sobre el aparato digestivo, que contribuye a eliminar numerosos cuerpos extraños incluidos los gases, su actividad no sólo cura trastornos leves como diarrea y estreñimiento, sino que influye sobre todos los órganos y sobre la totalidad del organismo.
Todo elemento enfermo que emite radiaciones negativas es atraído por la arcilla, destacado polo positivo, y eliminado.
La arcilla limpia y enriquece la sangre y puede curar la anemia más resistente.
Es muy rica en enzimas y diastasas, de las cuales las oxidasas fijan el oxígeno libre, lo que ayuda a explicar el efecto purificante y enriquecedor de la arcilla sobre la sangre.
El análisis de su composición no explica en cambio su acción reconstituyente sobre los glóbulos rojos, cuyo número aumenta al cabo de un mes de ingerir arcilla como demuestra un análisis de sangre.
No se limita a suplir la insuficiencia de cualquier sustancia en el organismo sino que estimula al órgano insuficiente y contribuye a restaurar sus funciones.
La arcilla no puede ser la única fuente de energía de los fenómenos que provoca, su eficacia se deriva de una presencia dinámica mucho más significativa que el simple estudio de las sustancias de que se compone, se trata más de un catalizador que de un agente, lo que según Dextreit se debe a que la arcilla está viva, es tierra viva que ayuda al organismo a fijar y asimilar los elementos de los que carece.
Las sustancias catalizadoras sólo tienen que estar presentes en dosis infinitesimales, no es necesario absorber grandes cantidades de arcilla, es suficiente una cucharadita diaria.
Dextreit afirma que la arcilla debe emplearse en dosis relativamente pequeñas, como su acción se debe a sus radiaciones y no a que contenga cantidades mayores o menores de determinados elementos, es inútil tomar grandes cantidades. No se trata tampoco de un simple calmante o analgésico. Debe utilizarse con prudencia, sobre todo en uso interno.
La dosis media es de una cucharadita diaria para los adultos, que puede aumentarse hasta 2 o 3 al día en algunas infecciones intestinales, tuberculosis o disentería.
Para los niños menores de 10 años la dosis es de media cucharadita diaria.
Para uso interno conviene elegir arcilla fina, grasa y sin arena que haga rechinar los dientes.
Debe prepararse varias horas o una noche por adelantado, vertiendo una cucharadita de arcilla en medio vaso de agua, y beberse por la mañana inmediatamente después de levantarse o por la noche al acostarse.
Dextreit establece en 3 semanas la duración del primer tratamiento con arcilla. Tras una semana de descanso se reanuda el tratamiento, que continúa durante los meses siguientes al ritmo de una semana de tratamiento y otra de descanso alternativamente.
La arcilla se modifica a sí misma y sus efectos varían según el método de preparación y según la forma de beberla o aplicarla.
Tiene una acción de efecto directo rápido y normal sobre los intestinos, y así, tomada antes del desayuno se observa una tendencia a la obstrucción de los intestinos mientras que si se toma por la noche se observan resultados muy distintos.
Para calmar los dolores de estómago después de comer se debe tomar la arcilla inmediatamente antes de las comidas.

Volver al inicio

Precauciones

Para reducir la cantidad de toxinas existentes en el organismo es conveniente que a un tratamiento de arcilla le preceda un mínimo de 10 días de infusiones purificadoras y alimentación sana, basada fundamentalmente en frutas y verduras y desprovista de carne, azúcar, alcohol y sustancias químicas.
El tratamiento con arcilla debe acompañarse, además, de hábitos alimenticios sanos y naturales.
La arcilla no se adapta a la presencia de otras medicinas farmacéuticas, se ve por lo general anulada por los medicamentos, por lo que no es aconsejable combinar su acción con la de ningún tratamiento médico.
Dextreit señala una serie de precauciones, especialmente aplicables en las dolencias del aparato digestivo con las que la arcilla entra en contacto directo como úlceras de estómago o duodeno, enteritis, etc.
Si la ingestión de arcilla no se tolera bien, se debe acostumbrar al organismo poco a poco.
Se comienza bebiendo agua que haya contenido algo de arcilla y luego se va introduciendo lentamente hasta alcanzar la dosis diaria de una cucharadita sin que el organismo se resienta.
La cantidad tiene una importancia relativa, hay personas que incapaces de tragarse la arcilla, beben sólo el agua cuando la mayor parte se ha sedimentado en el fondo del vaso, con resultados satisfactorios.
Si la arcilla provoca náuseas, puede mezclarse con un poco de agua hasta formar una pasta con la que se hacen bolitas del tamaño de guisantes que se dejan secar y se tragan.
La persona propensa al estreñimiento, o si lo provoca la arcilla, puede disolverla en más cantidad de agua o prepararla con una infusión de ruibarbo y tomarla varias veces al día entre comida y comida, bebiendo al principio sólo el agua arcillosa.
Para los niños, la pasta arcillosa puede mezclarse con alguna infusión aromática como menta o eucalipto en lugar de agua y chupar las bolitas como caramelos.
Los bebés pueden tomar una cucharadita de agua arcillosa antes de las tres comidas diarias.
La arcilla enriquece la composición de la sangre, por lo que no es aconsejable tomar mucha si la tensión o presión sanguínea es elevada, en cuyo caso sólo debe tomarse una o dos dosis pequeñas al día mezcladas con agua.
Aunque no existe constancia alguna de problemas derivados del empleo de arcilla y el consumo de aceites vegetales, como medida de precaución Dextreit recomienda durante el tratamiento con arcilla limitar el consumo de aceites domésticos, mucho más el de aceites minerales, así como beber mucho (limonada, té, ...) entre comida y comida.
Como todo remedio natural que contribuye a fortalecer el organismo o a eliminar las sustancias que lo perjudican, pueden producirse reacciones desagradables.
Por ello, antes de iniciar un tratamiento natural es conveniente informarse acerca de sus posibilidades y desarrollo.
Al prever una reacción se la controla más fácilmente, sin tenerle miedo, pues es deseable al constituir una señal de que el organismo está respondiendo adecuadamente.
Conviene y pueden evitarse las reacciones violentas, intensas o repentinas, nunca deseables, siguiendo para ello las pautas señaladas.

Contraindicaciones

Con el objetivo de verificar si existe alguna reacción alérgica (aunque mínima siempre existe la posibilidad) resulta positiva, antes de iniciar su aplicación externa, colocarla en una pequeña zona de la piel.  Si aparece algún brote o erupción, no se debe aplicar.
Las personas con tendencia al estreñimiento que toman habitualmente aceites minerales (parafina) como laxantes, no deben tomar arcilla por vía interna ya que hay riesgo de que se produzca una oclusión intestinal.
Aunque la arcilla suele ser inocua por vía interna, tiene alguna contraindicación en los casos de hipertensión arterial, oclusiones y hernias internas.

 

Volver al inicio

Consejos prácticos

La cura de arcilla está indicada para todas las edades y estados de salud, con las debidas precauciones y previa consulta al especialista si hay una enfermedad grave o tendencia al estreñimiento.
Dicha cura debe seguirse según Núria Langreo como mínimo una vez al día durante 3 semanas, en las que pueden aparecer síntomas de desintoxicación como olor y color más intenso de las heces o una depuración de la piel con la aparición de granitos o zonas más húmedas o grasas.
Debe utilizarse un vaso de cristal grueso, ya que la fuerza energética de la arcilla puede hacerlo estallar si es de paredes muy delgadas.

Volver al inicio

Más información

Uso de arcilla en acné y queloides

En este estudio realizado en Cuba se explican desde una óptica bioquímica los efectos terapéuticos atribuibles a la acción de cremas dermocosméticas, preparadas a partir de sustancias naturales de origen termal. Se analizaron las experiencias clínicas reportadas por un grupo de dermatólogos con la utilización de las mismas, en la mejora de las patologías acné y queloides

Se utilizaron peloides y arcilla tipo bentonita montmollonita para preparar dos tipos de cremas, una crema exfoliante, con aplicación para la acné y otra crema Quelben para aplicar en pacientes con aplicación en queloides post quemaduras, post acto quirúrgico y post heridas de arma blanca.

Los resultados de las experiencias clínicas con el uso de la crema Quelben por especialistas en dermatología del Hospital Salvador Allende se reportaron en el XIII Forum de Ciencia y Técnica con el trabajo titulado " Evaluación del efecto terapéutico del Quelben en pacientes con queloides" de los autores: Doctora Lourdes Negrín Vacáred, Doctor Arturo Díaz de la Rocha Quevedo, Doctora Alicia Bravo y colaboradores.

El ensayo Clínico se realizó en 35 pacientes portadores de queloides con edades comprendidas entre 15 y 55 años a los cuales se les aplicó la crema Quelben por un período de seis meses.

La respuesta al tratamiento fue favorable en 32 pacientes lo que representa un 91.42% de mejoría en los pacientes tratados.

En el XIII Forum de Ciencia y Técnica del policlínico del Ministerio del Interior 19 y G el especialista en Dermatología Antonio Vidal Cárdenas en su trabajo " Cremas derivadas de fangos medicinales y su aplicación en dermatología " reporta un estudio clínico del uso de las cremas Quelben en 30 pacientes con queloides y crema exfoliante en 40 pacientes con acné. La respuesta al tratamiento fue favorable en todos los pacientes, lo que representa un 100% de mejoría.

Por lo tanto se considera que el tratamiento con productos cosméticos naturales a partir de la combinación sinérgica de los lodos y las arcillas constituye una fuente natural terapéutica de la cosmética para Cuba y el mundo, que a su vez posibilita la sustitución de importaciones abarata la producción de cosméticos del país y eleva la calidad de vida de la población.

Ver artículo completo en: http://www.sld.cu/sitios/rehabilitacion-doc/temas.php?idv=6771