BIOCONSTRUCCIÓN , UNA ALTERNATIVA SALUDABLE

BIOCONSTRUCCIÓN , UNA ALTERNATIVA SALUDABLE

Fuente: Ecosalud

Todos los seres vivos estamos permanentemente expuestos a las influencias del entorno, especialmente a las energías radiantes de la tierra y del cosmos, sin olvidar los campos electromagnéticos. Las radiaciones cósmicas y el campo magnético terrestre conforman corrientes energéticas que influyen en el cuerpo humano y en nuestra psiquis y muchas personas están sufriendo las consecuencias de estas radiaciones sin saberlo. Es así como nuestra salud y nuestro bienestar dependen en gran medida del lugar donde vivimos, trabajamos o dormimos por lo que  nuestra salud física, emocional y psicológica está íntimamente relacionada con la salud energética de nuestra casa, que debe considerarse casi como un organismo vivo o como si fuese una prolongación de los organismos vivos que la habitan. Nuestra tercera piel.

La bioconstrucción debe ser la plasmación de la inteligencia holística que interrelaciona la persona y su vitalidad con el medio ambiente que le rodea.

Uno de los principales objetivos de la bioconstrucción,  que se sustenta en principios de sustentabilidad  frente al derroche  de recursos naturales de la mayoría de los edificios modernos ,es que los edificios construidos o reformados reúnan las mejores condiciones de biohabitabilidad.

A la hora de proyectar, diseñar y ejecutar las obras se deben elegir las opciones más saludables ya que  las las investigaciones médicas concluyen que los factores exógenos, tales como la calidad del aire, exposición a los químicos, calidad del agua y contaminación electromagnética, y en lo que respecta a  la mala ventilación del lugar, el uso de materiales de construcción tóxicos, los agentes de limpieza generados por la industria química, los malos hábitos al interior de las construcciones, el tabaquismo, la deficiente mantención de los sistemas de calefacción o climatización, así como también el uso irracional de desodorantes ambientales son responsables de la etiología de muchas enfermedades e incluso de algunos cánceres, por lo que no podemos seguir construyendo edificios que enferman a las personas.

Los contaminantes de nuestra sociedad muchas veces son invisibles, lo que nos obliga a tener todavía mayor cuidado a la hora de elegir dónde vivir u organizar el interior de nuestro hábitat .De hecho, en pocos países se ha diagnosticado ala EHS-Electro Hiper Sensibles -. Sólo en Suecia y Gran Bretaña. Así, las personas que sufren de la contaminación electromagnética no encuentran apoyo médico y son tratadas como “enfermedades psiquiátricas”; cuando con mediciones y protecciones adecuadas se podrían crear espacios para que estas personas puedan seguir viviendo normalmente.

En una propuesta sobre  arquitectura sostenible, a diferencia de la construcción convencional, se valoran los costes para el usuario o habitante, no sólo en términos de cuánto costará acabar la vivienda, sino qué  gastos originará su uso y disfrute.

En este sentido, el ahorro en el consumo energético así como los futuros gastos de mantenimiento juegan un papel importante para establecer costes.

De allí que se promueve el rescate de saberes de culturas ancestrales compatibilizado con  nuevas tecnologías  en la infraestructura edilicia para realizar una gestión integrada  de respeto a la naturaleza y  a la salud que implique:

  • Aprovechamiento de energías renovables y ahorro energético que contemple la captación solar,  inercia térmica,  aislamiento adecuado, integración de energías renovables,  sistemas de aclimatación natural. Puede producirse hasta un 70% de ahorro energético en calefacción y refrigeración utilizando técnicas de conservación: mejor aislamiento térmico, ventanas de doble cristal y sellado hermético, buena orientación, materiales “duros” absorbentes del calor en el interior, vegetación apropiada en exterior para evitar viento en invierno y buena sombra sobre las paredes de la vivienda en verano, buena ubicación de terrazas y patios, etc. . La instalación de paneles solares para el agua caliente y la calefacción es central para ahorrar dinero y emisiones de CO2.
  • Evitar campos electromagnéticos. La instalación eléctrica ha de contar con una buena toma de tierra, ha de tener forma de espiga, y no ha de colocar cables eléctricos en la cabecera de las camas para evitar campos eléctricos.
  • La presencia de luz natural en el interior de la vivienda, no sólo tendrá una recompensa económica, debido al menor consumo de luz eléctrica, sino además evitará el estrés y la deficiencia de calcio, entre otras cosas, síntomas del edificio “SAD”, cuando exista una carencia. Dejar la iluminación artificial solo para emergencias, para neutralizar o minimizar  los peligros producido por los campos electromagnéticos, como tendidos eléctricos, aparatos electrónicos, y transmisores de radio. Se ha demostrado que incluso a una distancia superior de 50 metros a un tendido eléctrico de alta tensión, la incidencia de tumores cerebrales y leucemia es dos veces superior al resto de la población.
  • Bajo coste económico


  • Gestión racional del agua. Siempre es una opción aprovechar el reciclaje de  las aguas pluviales recogidas desde el tejado de la vivienda,para acumular en una cisterna que se puede utilizar para el aseo, la lavandería (al ser muy bajo en contenido mineral necesitará menos detergente y suavizante), y para regar el jardín prácticamente sin tratamiento ninguno. Si pretendemos utilizar esta agua para uso general doméstico y sanitario, entonces debemos introducir un sistema de filtración.Para el riego de los cultivos de una huerta comunitaria sería conveniente emplear, para un mejor  aprovechamiento del recurso de agua, el riego por goteo, riego por bombeo, riego por gradiente o por gravedad  según necesidad del lugar. Recuperar las aguas residuales para el riego requiere la intervención de una depuradora ecológica o biológica. Estos sistemas suelen tener dos fases de depuración; una anaeróbica y otra aeróbica. Podemos incluso instalar una depuradora verde que consiste en depuración por lagunaje, creando un ecosistema acuático y promoviendo las cadenas tróficas naturales en nuestro entorno.
  • Comunidad y participación. Incorporar la “minga”, o el trabajo colectivo de la familia o comunidad.

  • Máxima integración de edificación con el entorno

Salud y mínimo impacto ecológico.La buena utilización de vegetación alrededor y dentro de la vivienda puede descontaminar la zona de sustancias tóxicas, disminuyendo los efectos nocivos de la contaminación atmosférica, propuesta que tiene mayor relevancia para ubicaciones urbanas..

  • Utilización de materiales naturales de construcción para la estructura: piedra, bloques y ladrillos de cerámica, tierra (adobe, tapias, bloques estabilizados),  madera (maciza o en paneles) teniendo en cuenta el ciclo de vida sostenible, extracción respetuosa, reducida transformación, cercanos al lugar,  reciclables, reciclados,biocompatibles.

  • Aislamiento con materiales naturales como son el corcho, la celulosa, las fibras vegetales, el cáñamo, la madera, el lino, o las fibras de coco, paja y algodón. Los paramentos exteriores e interiores se trabajan con morteros de cal, yesos naturales o arcillas. Las ventanas, puertas y vigas deben ser de madera tratada con productos naturales, y provenientes de talas controladas y con certificación forestal.
  • Las pinturas y barnices de exterior e interior también deben ser naturales, transpirables y no emisoras de gases tóxicos. Todo el edificio en su conjunto debe poder respirar, y las pinturas sintéticas no lo hacen por lo que generan humedades y condensaciones. Se puede optar por  pinturas al silicato y a la cal,  barnices naturales con base de linaza.

Un estudio geobiológico del terreno donde se edificará para conocer las posibles alteraciones geofísicas que pudieran interferir en la salud de los habitantes. De esa manera se pueden detectar las fallas geológicas, las capas freáticas por las que discurren corrientes de agua subterránea, las emanaciones de gas radón, los campos electromagnéticos generados por tendidos eléctricos, transformadores, estaciones de telefonía móvil. El campo a estudiar es muy   amplio e incluye tener en cuenta la energía de las formas, el aire ionizado, los colores etc.

Existen miles de soluciones para la rehabilitación y restauración de cualquier tipo de edificación para hacerla ecológica, pero lo mas importante son las personas que la habitan donde cobra importancia sus hábitos y las pequeñas acciones del día a día.   El conocimientos de culturas ancestrales al respecto  y nuevas tecnologías son una fuente de recursos  para neutralizar o minimizar los impactos en la salud  no deseados en nuestro casa

Todo el cambio que estamos viviendo lleva una tendencia a mejorar la conciencia colectiva. La bioconstrucción bien entendida colabora a este cambio en el campo de la vivienda y es un sector en auge que se desarrolla paralelo a este cambio de conciencia.

Adela Álvarez- Humberto Nadal

Ecosalud- Marzo 2013