Skip to content

PREOCUPACIÓN POR PELIGROSO INGREDIENTE DE GATORADE

PREOCUPACIÓN POR PELIGROSO INGREDIENTE DE GATORADE

Fuente: Ecosalud

Los alimentos procesados se han convertido en una industria multimillonaria donde priman los intereses económicos en detrimento de  nuestra salud y vitalidad. Con esta clase de  alimentos  muchas veces no estamos comiendo comida, sino productos parecidos a la comida que nada tienen que ver con lo que consumían  de nuestros antepasados: alimentos altamente nutritivos, sin aditivos dañinos, sin químicos sintéticos, integrales , sin refinar, sin transgénicos, cosechados  localmente y en su punto justo de maduración etc.

Lo lamentable de esto es que la mayoría de las veces los daños causados por los productos químicos son conocidos pero no se hace nada  al respecto.

El tema que hoy  nos convoca   es  el aceite vegetal bromado (BVO por sus siglas en inglés) presente en Gatorade,   que  es aceite vegetal derivado del maíz o de soja, ligado con el elemento bromo presente durante mucho tiempo en refrescos y gaseosas . Fue patentado por las compañías químicas como retardante de fuego y es un producto químico que está prohibido en los alimentos en toda Europa y Japón. Es añadido como un emulsionante, para evitar que el sabor se separe y que flote en la superficie.. Se trata de un aditivo descubierto en la década del treinta, que originariamente fue considerado como seguro conforme las normas de los Estados Unidos y en 1970 su empleo fue restringido por el Code of Federal Regulations (CFR) de Estados Unidos hasta una concentración máxima de 15 mg/kg. para   las bebidas con sabor a fruta. La FDA limita la cantidad de BVO permitida en las bebidas con sabor a fruta a 15 partes por millón. Entre otras bebidas que contienen BVO se encuentran Fanta de Coca-Cola y Mountain Dew de PepsiCo.

El Efecto del Bromo sobre la Tiroides

Según información del Dr. Joseph Mercola “Los bromuros son disruptores endocrinos comunes, y son parte de la familia del haluro, un grupo de elementos que incluye flúor, cloro y yodo.  Lo que hace que sea tan peligroso es que compite por los mismos receptores utilizados para la captura de yodo. Si usted está expuesto a una gran cantidad de bromo, su cuerpo no consumirá el yodo que necesita. Y el yodo afecta a todos los tejidos del cuerpo, no sólo de la tiroides para la cual es esencial. Sin yodo, la glándula tiroides sería completamente incapaz de producir la hormona tiroidea. Incluso los nombres de las diferentes formas de la hormona tiroidea reflejan el número de moléculas de yodo unidas – T4 tiene cuatro moléculas de yodo unidas, y T3 (la forma biológicamente activa de la hormona) tiene tres – lo que muestra el papel importante del yodo sobre la bioquímica de tiroides. El hipotiroidismo es mucho más frecuente de lo que alguna vez se pensó en los Estados Unidos.

Las últimas estimaciones son que 13 millones de estadounidenses sufren de hipotiroidismo, pero las cifras reales son probablemente más altas. Algunos expertos afirman que del 10 al 40 por ciento de los estadounidenses tienen la función tiroidea deficiente.

Pero muchas de estas personas probablemente no tienen ningún problema con la glándula tiroides en absoluto. Sólo pueden estar sufriendo de deficiencia de yodo — provocada por la escasez de alimentos que contienen yodo y/o demasiada exposición al bromuro, ya sea en forma de alimentos y bebidas que contienen bromo, o de alguna otra fuente—lo que termina bloqueando el consumo de yodo”

Otros riesgos para la salud

Al ingerir o absorber el bromo, el yodo es desplazado. El resultado de deficiencia de yodo a su vez puede conducir a un mayor riesgo de cáncer de mama, tiroides, ovario y próstata – cánceres que vemos en forma alarmante hoy en día. Este fenómeno es lo suficientemente importante como para haberle dado su propio nombre: la teoría de la dominación de bromuro.

El bromuro es también tóxico en sí mismo. Puede acumularse en los tejidos, el sistema nervioso central, y la leche materna, lo que resulta en una serie de problemas de salud. Un estudio publicado en 1971 en el British Journal of Nutrition concluyó que:

“Estos hallazgos, junto con los estudios anteriores hechos en animales y con las diferencias geográficas en el uso de aceites vegetales bromados como aditivos alimentarios, sugieren que los altos niveles de bromo encontrados en la grasa de los tejidos de los niños del Reino Unido se deben al uso de estos compuestos.”

Un estudio en animales en 1983 también descubrió que las ratas que recibieron un porcentaje de BVO en su alimentación sufrieron alteraciones en la fertilidad, y el dos por ciento, fueron infértiles.

Se sabe que el bromuro actúa como un depresor del sistema nervioso central y puede desencadenar una serie de síntomas psicológicos como la paranoia aguda y otros síntomas psicóticos. De hecho, en una entrevista de audio, el médico Jorge Flechas reportó que  “entre 1920 y 1960, por lo menos el 20 por ciento de todos los ingresos hospitalarios por “esquizofrenia paranoide aguda” fueron el resultado del consumo  de productos que contienen bromo”.

Además de los problemas psiquiátricos, la toxicidad del bromuro puede manifestarse  como:

•          Erupciones cutáneas y el acné severo

•          Pérdida de apetito y dolor abdominal

•          Fatiga

•          Sabor metálico

•          Arritmias cardíacas

El Scientific American citó dos casos de estudio sobre la toxicidad de bromo en los seres humanos:

“En 1997, los médicos de urgencias en la Universidad de California, Davis reportaron un paciente con intoxicación grave de bromuro al haber tomado de dos a cuatro litros de soda de naranja todos los días. Él desarrolló dolores de cabeza, cansancio, ataxia (pérdida de coordinación muscular) y pérdida de memoria. En el 2003 en un caso reportado en Ohio, un hombre de 63 años de edad desarrolló úlceras en las manos hinchadas después de haber tomado ocho litros de Red Rudy Squirt todos los días durante varios meses. El hombre fue diagnosticado con Bromoderma, una hipersensibilidad en la piel poco frecuente por la exposición al bromo. El paciente dejo de beber la bebida con bromo y meses más tarde se recuperó”.

Ha sido vinculado a problemas de salud a corto plazo como calambres, visión borrosa, ojos llorosos, vómitos y cianosis. También se asociado con la pérdida de memoria, defectos de nacimiento y problemas de crecimiento , de desarrollo neural/Opico.

Con o sin BVO, las gaseosas contienen muchos ingredientes dañinos para la salud—el jarabe de maíz de alta fructosa, es uno de los principales culpables– que en realidad no tienen ningún valor protector. Y si se cambia la gaseosa regular por la de dieta o light,-  endulzadas con endulzantes artificiales (entre los que se encuentra el nefasto aspartame  vendido bajo marcas como NutraSweet y Equal que  causa acumulación de formaldehido en el cerebro, lo que da como resultado una serie de problemas médicos, incluyendo: inflamación del lóbulo frontal,   síndrome similar a la esclerosis múltiple,  fatiga crónica y fibromialgia  , problemas visuales, síntomas similares a los del Parkinson, migraña,  problemas cognitivos, síntomas similares al trastorno por déficit de atención) pueden ser el peor de los males. También hay que tener  cuidado con las bebidas que contienen benzoato de sodio y colorante amarillo # 5. Este último es también conocido como tartrazina, y ha sido prohibido en Noruega, Austria y Alemania debido a sus efectos para la salud.

Desafortunadamente, de acuerdo con un estudio realizado en el 2010 por el  Instituto  Nacional del Cáncer en Estados Unidos , las gaseosas siguen siendo la principal fuente de calorías para los adolescentes entre las edades de 14 a 18 años. Entre los adultos, las gaseosas y otras bebidas azucaradas son la cuarta fuente de calorías, según las últimas estadísticas alimentarias del Departamento de Agricultura  de los Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés).

Según la revista Scientific American:” Los informes grupo de la industria ayudó a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos en 1977 ayudó a establecer lo que considera un límite seguro de BVO en las sodas”.

Pero algunos científicos dicen que ese límite se basa en poca información y además es muy obsoleta, e insisten en que el producto químico merece una nueva investigación…

Si existen alternativas naturales que ya  se utilizan en otros países, ¿por qué no cambiar?

En un artículo presentado por Walter Vetter, un químico alimenticio de la Universidad alemana de Hohenheim, sugiere que los fabricantes estadounidenses de gaseosas podrían reemplazar fácilmente  el BVO con algo mucho más seguro, como los hidrocoloides, que se utilizan en muchas sodas vendidas en Europa.”Son casi productos naturales”, dice Vetter.

“La razón por la cual los fabricantes de gaseosa se niegan a cambiar el ingrediente dañino no es clara para los consumidores estadounidenses, pero teniendo en cuenta  el hecho de que muchas de estas gaseosas ya se venden en el extranjero sin BVO,  uno sólo puede suponer que su falta de voluntad por la sustitución tiene que ver con un costo…”

El BVO en Argentina

Desde  la Administración  Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica ANMAT explicaron a DiarioVeloz.com que “Su función es estabilizante, en especial de los saborizantes cítricos en las bebidas. Esta sustancia al mezclarse con otros aceites les confiere una densidad mayor, por lo que el saborizante retarda su evaporación, permaneciendo más tiempo en la bebida“.

Desde el ANMAT aseguran que si bien el BVO se utilizaba en Argentina” en los últimos años “se disminuyó la concentración máxima de esta sustancia en el Código Alimentario Argentino (CAA), llevándola a valores de 15 mg/kg, valor que se mantuvo vigente en nuestro país hasta el año 2007 en que los Estados Parte del MERCOSUR decidieran retirarla de la Lista general armonizada de aditivos alimentarios y sus clases funcionales“. (Resolución Conjunta ex-SPRyRS N° 38/2007 y ex-SAGPyA N° 74/2007, que incorporó al CAA la Resolución MERCOSUR N° 11/06)

Asimismo, a nivel mundial y más allá del Mercosur, Europa no permite el empleo de esta sustancia, así como tampoco lo hacen Japón e India. Por el contrario se mantiene vigente en Estados Unidos y Canadá.

Desde el ANMAT, aseguran que los motivos que dieron origen a la eliminación de este producto de la lista de aditivos permitidos en bebidas, son los problemas de salud que provocaba en la población el consumo excesivo de estas bebidas, así se verificó enrojecimiento de la piel con presencia de pápulas y pústulas, pérdida de memoria, temblores, fatiga, pérdida de coordinación muscular, dolor de cabeza y caída de párpados, con incremento de los valores de cloro en sangre que hacía en algunos casos necesario el empleo de diálisis .

Una acción concreta

Cabe rescatar que los ciudadanos tenemos herramientas para manifestar nuestros desacuerdos sobre ciertos temas.  En este caso la iniciativa de una jovencita de 15 años, Sarah Kavanagh de Hattiesburg,  Missouri,  ha buscado crear conciencia sobre el problema, colocando una petición sobre sus riesgos en Change.org, que tiene casi 200 mil firmas.

Anuncio de PepsiCo

PepsiCo Inc. Anuncia este año  que retirará un polémico ingrediente de su bebida  deportiva Gatorade en respuesta a quejas de consumidores y que ello no tiene relación con la petición de  Sarah Kavanagh

El bromo también se puede encontrar en varios productos, entre ellos:

Los plaguicidas (especialmente el bromuro de metilo, utilizado principalmente en las fresas, sobre todo en California)

Los medicamentos como el Atrovent inhaler, Atrovent Nasal Spray, Pro-Banthine (para las úlceras), y los agentes anestésicos.

Plásticos, como los utilizados para hacer las computadoras

Productos de panadería y algunas  harinas contienen a menudo un “acondicionador de masa” llamado bromato de potasio

Retardantes de fuego (el  más común es el polybromo éteres de difenilo o PBDEs) utilizados en telas, alfombras, tapicería y colchones

Bañeras de hidromasaje y tratamientos de piscina a base de bromo

Los medicamentos como el Atrovent inhaler, Atrovent Nasal Spray, Pro-Banthine (para las úlceras), y los agentes anestésicos

Impacto de las gaseosas en general

Sólo una lata de gaseosa al día equivale a 15 libras de su peso en el transcurso de un año, sin mencionar  el aumento en el riesgo de diabetes en un 85%.

Como reflexión, en estos tiempo donde la salud está siendo vulnerada desde distintos ámbitos, la información veraz es un primer paso  para tratar de neutralizar efectos no deseados,  por lo que nuestra recomendación es estar atentos a las etiquetas de las gaseosas y de todos los alimentos envasados.  Sustituir las gaseosas por agua limpia y pura  o jugo natural puede ser uno de los cambios más acertados que puede hacer.

 

Adela Álvarez- Humberto Nadal

Ecosalud

25 de Marzo 2013

 

Fuentes:

http://noticias.latino.msn.com/miles-firman-peticion-contra-gatorade

http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/aceite-vegetal-bromado.aspx?e_cid=20130321_ESPANL_art_2&utm_source=espanl&utm_medium=email&utm_content=art2&utm_campaign=20130321