Skip to content

Hablemos sobre Qigong

http://www.revistanatural.com/articulo.asp?id=578

Hablemos sobre Qigong

qigong.jpg
Desde las ancestrales prácticas Tuna (inspirar y espirar), Jingzuo (ejercicios sentado para la tranquilidad), Zuochan (meditación budista) o Taoinnshu, primera referencia gráfica a una forma de ejercicio practicado en los albores de las dinastías de China, hasta nuestros días, la experiencia del pueblo chino en la búsqueda de la eterna juventud, del bienestar y de la lucha contra la enfermedad ha sido extensa y ha despertado creciente interés entre los pueblos a través de los tiempos, tanto de China como fuera de sus fronteras. Originalmente, el Nei Gong o trabajo interno era un término que designaba un variado conjunto de prácticas físicas, higiénicas, respiratorias y mentales destinadas tanto a mantener el cuerpo saludable como al aumento de la resistencia y de la fuerza en la práctica de las artes marciales pues antiguamente, éstas eran sinónimo de supervivencia y eran practicadas profusamente. No fue sin embargo hasta después de la fundación de la República Popular China que la mayoría de las prácticas populares originales destinadas a la mejora de la salud, prevención y tratamiento de enfermedades, fueron aceptadas por las comunidades médicas y de expertos y fueron popularizadas mundialmente dentro del actual término Qigong.

Los Orígenes
Al principio, sólo a través de la observación fue posible comprender la estrecha relación de la naturaleza con el hombre y los cambios que éste experimentaba como consecuencia de las modificaciones de los ciclos naturales. Esta observación dio inicialmente como resultado el descubrimiento del Qi o energía de la tierra y las continuas variaciones que esta energía experimenta por acción de las fuerzas magnéticas, la gravedad terrestre o la acción del sol y de la luna sobre la naturaleza, junto a su continuada tendencia hacia el auto-reequilibrio. Igualmente y en función del estudio de estos cambios, se establecieron relaciones de causa-efecto entre las modificaciones energéticas terrestres, el medio, y la salud de las personas. A través de los años se observaron cambios que incluían, en un orden predecible, épocas de sequía y de inundaciones, y se dedujo que cuando una época de aridez llegaba, normalmente había sido precedida por otra de crecidas o viceversa. Los cambios climáticos y el paso de las estaciones fueron estudiados y se concluyó la existencia de los ciclos naturales a través de los cuales, incluso los desastres naturales podían ser previamente anunciados. Todos estos cambios de la naturaleza fueron ya recogidos 2.500 años aC. en el libro clásico I Ching o Libro de las Mutaciones.
Los sabios antiguos igualmente observaron que incluso la zona geográfica de residencia o la orientación escogida para asentar una edificación también influía sobre la salud de sus moradores y todo esto enseñó a los estudiosos la necesidad de acomodarse a la ley de los cambios climáticos y ambientales para conservar la salud. Paralelamente, otros aspectos fueron estudiados y considerados también como directamente relacionados con la fortaleza e inmunidad física, así, los estados de ánimo, las emociones o la comida, eran responsables también de desequilibrios mentales y físicos que igualmente podían desembocar en enfermedad.
Al observar que los ciclos naturales se repetían y reproducían por afinidad, tanto en la naturaleza como en el ser humano, pudo deducirse la estrecha relación del hombre con el medio, de la necesidad continua de adaptación al mismo y de la importancia del modo de vida escogido en la búsqueda de la salud. Enseguida se comenzó a investigar acerca de las formas de mejorar e incrementar la circulación de la energía humana y esto dio como resultado las primeras prácticas Qigong. A partir de aquí y tras siglos de deducciones e investigación, el Qigong se desarrolló en varias vertientes que han llegado hasta nosotros divididas en cinco ramas o escuelas principales de investigación, siendo éstas: la escuela budista, la taoísta, la escuela médica o de salud, la marcial, destinada al incremento de la efectividad en la práctica de las artes marciales y por último la confuciana. Paralelamente, todas estas escuelas desarrollaron técnicas específicas y ejercicios que a su vez se dividieron en terceras categorías.

La Teoría del Entrenamiento Qigong
El Qigong posee una teoría profunda que debe ser bien comprendida. Aunque desarrollado y practicado durante siglos, existe aún cierta confusión en relación al Qigong, pues muchas personas, incluso en China, albergan dudas en torno a la circulación de energía en el cuerpo y al desarrollo de la misma, dudando incluso de la existencia del Qi.
Esto es normal si pensamos que antiguamente y hasta hace pocos años, el Qigong no era muy conocido, ni siquiera en China, debido a que sus prácticas eran habitualmente tratadas como secretas y sólo se transmitían dentro de los clanes familiares; incluso muchas de las técnicas fueron desarrolladas por monjes dentro de los templos donde solían ser practicadas y normalmente no eran enseñadas a las gentes. Debido a este ocultismo, existía gran desconocimiento en torno al Qigong y sus fundamentos; incluso muchos no creían en su efectividad o pensaban que se trataba de prácticas más relacionadas con la hechicería que con la salud.

Teoría de los Jing - Luo
Para entender Qigong primero debemos entender que es Qi, pues Qi es la base de la práctica del Qigong y de la medicina china. Para los estudiosos, Qi es un tipo de energía o electricidad que circula en los seres vivos, hombres y animales, que es responsable de la animación de sus funciones vitales. La teoría del entrenamiento Qigong nos enseña que cuando esta energía es detenida o alterada por alguna razón, el organismo enferma y muere.
Del mismo modo que las venas y arterias conducen y distribuyen la sangre en el cuerpo o el sistema nervioso posee ramificaciones que hacen posible sus funciones y la conducción de los impulsos eléctricos como si de una máquina alimentada por electricidad se tratase; la energía o Qi en el cuerpo sigue igualmente recorridos similares, ramificándose en canales y vasos que la hacen llegar a cada órgano, víscera, al cerebro o a cada célula para su correcto funcionamiento. Jing es el término con el que la medicina china denomina a los conductos, canales o meridianos principales, y Luo son las ramificaciones menores.

Teoría Yin y Yang

Otro de los aspectos fundamentales relacionados con la teoría profunda del Qigong está directamente relacionado con la teoría Yin y Yang en la que también se asienta la medicina tradicional china. A fin de que el Qi o energía en el cuerpo se mantenga equilibrada, la teoría Yin y Yang nos habla acerca de los conceptos opuestos, tales como el frío y el calor, lo femenino y lo masculino, lo seco y lo húmedo, la luz y la oscuridad, etc., y de cómo la naturaleza tiende a estabilizar o nivelar los elementos opuestos pero siempre complementarios, a fin de que las cosas sean equilibradas y de cómo el hombre, parte integrante de la naturaleza y producto de ella, debe tender a mantenerse también equilibrado con el medio, equilibrando la energía en su interior, para mantener la salud.
En este contexto, Qi, energía y Gong trabajo, abarcarían el estudio y comprensión del sistema energético en el ser humano, -energía o Qi- cuyo origen serían las propias funciones metabólicas corporales, sistema que se situaría por encima del resto de sistemas físicos o materiales, a los cuales controlaría y mantendría, en un equilibrio vital en el que un sistema produciría al otro para que este a su vez le sirva de protección.

La Escuela de Qigong de Salud
Aunque asentadas sobre las mismas bases teóricas, las distintas escuelas de Qigong tienen sus propias características particulares; así, podemos diferenciar dos categorías o grupos principales, por una parte la escuela marcial, con prácticas específicas destinadas al fortalecimiento corporal con fines marciales y la escuela médica, para el mantenimiento y mejora de la salud junto a la elevación espiritual, cuyos objetivos primordiales son el fortalecimiento mental y físico que ayude al tratamiento de las enfermedades y para conservar y vigorizar la salud y la mejora personal. Todas las prácticas higiénicas, físicas, respiratorias o mentales destinadas al esta finalidad serían consideradas igualmente dentro de la categoría Qigong de salud. Aunque en menor medida, el Qigong marcial todavía es practicado en muchas escuelas de todo en mundo, siendo su principal exponente actual la escuela de kung-fu del conocido templo de Shaolín en Son Shan en China central. A su vez dentro del Qigong de salud hay muchos estilos y prácticas diferentes, siendo las más populares que han llegado hasta nosotros el Baduanjin u ocho brocados, el Yijingjin también conocido por el cambio músculo-tendón de Bodhidharma y el Wuqingxi o gimnasia de los cinco animales, desarrollada por el médico chino de nombre Hua Tuo.


Qigong tradicional, Qigong moderno: La Actualidad del Qigong de Salud en China
En 1992, las organizaciones oficiales deportivas chinas actualizaron, depuraron y enfocaron hacia el deporte una parte de las prácticas marciales duras o de combate incluidas en antiguo kung-fu o wushu chino; de esta manera, organizaron una vertiente deportiva de las artes marciales tradicionales, adecuada a nuestros tiempos, en la que el objetivo principal no fuese el combate o la autodefensa, sino el deporte. A esta vertiente se la denominó wushu moderno.
De igual modo en 2004 y siguiendo las mismas directrices, el gobierno chino ha fundado la Asociación Estatal China de Qigong de Salud –CHQA– presidida por su secretario general Sr. Wang Quoqi, que la ha definido como organización no deportiva destinada a la promoción mundial de las Cuatro Formas de Qigong de Salud; esto es así debido a que en China ninguna categoría de Qigong es considerada como un deporte propiamente dicho, sino como prácticas preventivas, terapéuticas relacionadas con la salud.
CHQA, haciéndose eco de la necesidad de popularizar y difundir las antiguas prácticas tradicionales, que han servido de ayuda al pueblo chino durante siglos en su búsqueda de la longevidad, ha dado un paso pionero e innovador, sometiendo a estudio por parte de comités de expertos médicos, deportivos y de otras áreas relacionadas con la salud, las principales tablas y prácticas clásicas llegadas hasta nosotros a través de viejos tratados o transmitidas por medio de la sabiduría popular, con la finalidad de depurarlas, mejorarlas, actualizarlas y presentarlas nuevamente, rejuvenecidas, ante las comunidades de practicantes de todo el mundo.
Estas investigaciones han dado como resultado un nuevo y moderno Qigong de Salud que afianza sus pilares sobre las antiguas tablas, conocimientos y destrezas, pero que al tiempo las ha enriquecido, aportando las mejoras que los actuales conocimientos científicos, médicos y deportivos permiten y los que la actual tecnología pone a nuestra disposición. Estas mejoras, unidas a las continuas investigaciones científicas en el campo de la bioelectricidad humana o Qi; su estudio y la comprensión de la relación esencial del Qi con las funciones orgánicas del ser humano, de correcta interrelación entre los diferentes sistemas corporales, en definitiva, del mantenimiento de la salud, suponen una revolución del Qigong de Salud en los inicios del siglo XXI, en la que la Asociación estatal China de Qigong de salud, cinco mil años después de su aparición, desempolva las viejas prácticas y las presenta renovadas, desmitificando su práctica y haciendo ésta más comprensible para sus partidarios, presentando Qigong de salud, como tesoro y regalo precioso del pueblo y de la cultura China para beneficio de toda la humanidad.

La Actualidad del Qigong de Salud en España
En España, como en el resto del mundo, las disciplinas chinas de salud, en especial el Taijiquan, van ganando adeptos y paulatinamente son más apreciadas; sin embargo, la implantación del Qigong de salud en nuestro país, por novedosa, es todavía escasa. Por otra parte apenas existen instituciones que ofrezcan formación académica organizada, contrastada y completa, que brinden a estudiantes y profesores el enfoque teórico-práctico adecuado que necesitan para comprender el Qigong de salud o para ejercer la enseñanza.
Aunque en España numerosos centros y gimnasios privados anuncian clases de todo tipo de estilos de Qigong, la realidad demuestra que muchas clases son impartidas por profesores que han logrado tomar contacto con la actividad a través de cursos o seminarios puntuales en los que muy rara vez se incluye parte alguna de la teoría que anima los ejercicios y en los que los conceptos suelen enseñarse inconexos, desconectados de su teoría, o simplemente como complemento de otros entrenamientos ajenos al Qigong de salud.

La Asociación Profesional Española de Qigong de Salud
La Asociación Estatal China de Qigong de Salud ha tomado conciencia de la necesidad de formar profesores y actualmente, en China, es posible obtener formación académica en las especialidades relacionadas con el Qigong de salud. Cuatro han sido las formas de salud presentadas: yijinjing, wuqingxi, baduanjin y liuzijue.
En junio de 2004, la Asociación Profesional Española de Qigong de Salud y la Asociación Española de Qigong Daoyin Yangsheng Gong cursaron invitación, en primicia para España, a una delegación de miembros de la Asociación China con su presidente a la cabeza, para viajar a Galicia a fin de presentar las cuatro formas renovadas de Qigong de salud, siendo Vigo, Santiago de Compostela y Pontevedra las ciudades escogidas para las presentaciones. Fruto de esta visita y de los acuerdos de formación e intercambio llevados a cabo entre las organizaciones españolas y china, nuevamente, un grupo de expertos chinos en Qigong de salud visitarán España en junio próximo, para impartir los primeros cursos completos de las cuatro formas clásicas, con vistas a la formación de profesorado homologado por la Asociación China, seminarios que estarán abiertos a todos los aficionados, estudiantes y profesionales interesados que deseen participar.
Asociación Española de Qigong de Salud

Revista Primavera 2005