Skip to content

Naturismo y Vegetarianismo

Naturismo y Vegetarianismo

ASOCIACIÓN MUNDIAL DEL SABER
INTERNATIONAL SOCIETY FOR MATHESIS
ASSOCIATION MONDIALE DU SAVOIR
AMS=GFU
Dr. S. R. de la Ferriere.
Sede Mundial: Cusco, PERÚ.

Sin duda hay varias formas de abordar el vegetarianismo; puede ser por prescripción médica, por modismo o por pertenecer a alguna religión organizada; desde la óptica INICIÁTICA, el vegetarianismo es abordado por una PROFUNDA COMPRENSIÓN de las LEYES más simples que rigen nuestro cuerpo; por lo tanto, es necesario entender y comprender, que los seres humanos fuimos diseñados por la NATURALEZA, para ser vegetarianos. En ese diseño natural (Ley de nuestro cuerpo), también hemos sido capacitados para METABOLIZAR PRODUCTOS BIOLÓGICOS Y JAMAS PRODUCTOS QUÍMICOS; por lo tanto todos los productos refinados, llámese harina refinadas, azúcares refinados o aceites refinados; así como toda clase de enlatados, van a producir sin duda en nuestro cuerpo daños irreparables, simplemente porque estamos trasgrediendo las leyes más elementales de nuestro cuerpo físico. Revisemos algunos descubrimientos que la misma ciencia ha realizado, en cuanto a lo que le sucede a algunos animales herbívoros, cuando su dieta es alterada.

CONSUMIDORES DE PASTO Y HOJAS, (HERBÍVOROS):

Los animales que comen pasto y hojas (elefantes, vaca, oveja, llama, etc.) viven de hierba y otras plantas, muchas de las cuales son toscas y abultadas. La digestión de este tipo de alimentos comienza en la boca con la encima "Ptialina" que está en la saliva. Estos alimentos deben ser masticados bien y mezclados esmeradamente con la ptialina para ser desdoblados. Por esta razón los que comen hojas y pasto tienen 24 molares especiales y ejecutan un ligero movimiento de lado a lado para moler su alimento, en oposición del movimiento de arriba para abajo de los carnívoros. Los vegetarianos no tienen garras o dientes filosos; toman el agua absorbiéndola con sus bocas, en oposición de los carnívoros que la toman levantándola con sus lenguas.

Puesto que su alimento puede tardar más tiempo para pasar, los vegetarianos poseen sistemas digestivos mucho más largos; los intestinos que tienen diez veces el largo de sus cuerpos.
Recientes estudios muy interesantes han demostrado que una dieta de carne puede tener efectos extremadamente dañinos en los consumidores de pasto y hojas. El Doctor William Collins, científico en el New York Maimonedes Medical Center, encontró que los animales vegetarianos, tienen una incapacidad para manejar las grasas saturadas y el "colesterol".

Agregándole un cuarto kilo de grasa animal diariamente a la dieta de un conejo durante un tiempo prolongado se le cubrirán los vasos sanguíneos de grasa y a los meses se le desarrollará una seria enfermedad llamada Arteriosclerosis. El sistema digestivo humano, como el de los conejos no está preparado para digerir carne, se enferma cuando más carne come, como veremos más adelante. Para no ir muy lejos, el caso de las vacas locas en Europa, cuando su dieta vegetariana fue alterada, almacenaron en su cuerpo, sobre todo en el sistema nervioso, una proteína de alto peso molecular, similar a un veneno, capaz de trasmitir esta enfermedad MORTAL a los seres humanos consumidores de carne contaminada.

CONSUMIDORES DE FRUTAS:

Principalmente los monos antropoides, los inmediatos antepasados de la humanidad. La dieta de estos animales consiste mayormente en frutas y nueces. Su piel tiene miles de poros para transpirar y también tienen molares para poder moler y masticar sus alimentos. Su saliva es alcalina y contiene Ptialina, como los animales consumidores de pastos y hojas, para su digestión. Sus intestinos están extremadamente desarrollados y son doce veces el largo de su cuerpo, por la lenta digestión de las frutas y los vegetales.

CONSUMIDORES DE CARNES:

Los animales a los cuales la naturaleza les ha dotado para ser carnívoros, (por LEY NATURAL), poseen una dentadura especial para ello, una saliva ácida, un estómago con una musculatura fuerte y un Ph muy ácido; un tubo digestivo muy corto para evitar la putrefacción de las carnes que ingieren; solo traspiran por la nariz y las yemas de los dedos para no ser intoxicados por las toxinas de la carne. Debemos recordar que los animales carnívoros, toman su alimento directo, casi en el mismo momento que matan su presa ya la están comiendo; no así los animales CARROÑEROS, que ingieren su alimento en estado de descomposición.

LOS SERES HUMANOS

Las características humanas son en todo sentido iguales a las de los consumidores de frutas, bastante similares a los consumidores de pastos y muy diferentes a los que comen carne. El sistema digestivo del hombre, como la estructura de sus dientes y mandíbula, y las funciones de su cuerpo son totalmente diferentes de los animales carnívoros. Como en el caso del mono antropoide los intestinos del hombre tienen doce veces el largo de su cuerpo; nuestra piel tiene millones de poros pequeñitos para evaporar agua y refrescar el cuerpo por medio de la transpiración.

Tomamos el agua absorbiéndola como todos los otros animales vegetarianos; la estructura de nuestros dientes y nuestras mandíbulas es vegetariana; y nuestra saliva es alcalina y contiene Ptialina, para la pre-digestión de los granos.

Está claro que los seres humanos, por su fisiología no son carnívoros. Nuestra anatomía y sistema digestivo demuestran que nosotros nos debemos haber desarrollado hace millones de años viviendo de frutas, nueces, granos y vegetales. Además nuestros instintos naturales no son de carnívoros. Mucha gente hace que otros maten pues ellos se enfermarían si tuvieran que matar ellos mismos.
En vez de comer cruda la carne, como los animales carnívoros, los hombres la cocinan, la asan o la fríen y la disfrazan con toda clase de salsas y especies, de manera que no recuerden para nada su estado crudo.

Un científico lo explicó de esta manera: A un gato se le hace agua la boca con solo oler un pedazo de carne cruda, pero de ninguna manera reaccionará ante una fruta. Si el hombre pudiera alimentarse agarrando un pájaro arrancándole con los dientes sus miembros, aún vivos, y chupándole la sangre aún caliente, podría concluirse que sus instintos son carnívoros. Por otro lado si ve un reluciente racimo de uvas se le hace agua la boca y, aunque no tenga hambre, se comerá la fruta porque. . . ¡es tan rica!.

Los científicos Naturalistas tales como, Charles Darwin, creados de la Teoría Evolucionista, están de acuerdo en que los primeros seres humanos comían frutas y vegetales. Y a través de la historia su anatomía no ha cambiado. El gran científico sueco "Van Linne" dice: "La estructura externa e interna del hombre, comparada con la de otros animales, demuestra que su natural alimento lo constituyen la fruta y abundante verdura". Entonces por medio de los estudios científicos queda aclarado que el hombre fisiológicamente, anatómicamente y por sus instintos está perfectamente ajustados para una dieta de frutas, verduras y granos; ES DECIR, POR LEY NATURAL, ES VEGETARIANO. Veamos el siguiente cuadro:

HISTORIA DEL VEGETARIANISMO

Desde los comienzos de la historia conocida, encontramos que la dieta vegetariana fue considerada como la dieta natural de la Humanidad... Los antiguos griegos, egipcios, hebreos, describen al hombre como un consumidor de frutas. . . Los sabios sacerdotes del antiguo Egipto, nunca comieron carne. Muchos grandes hombres sabios de Grecia -incluyendo a Platón, Sócrates y Pitágoras- eran fuertes defensores de la dieta vegetariana. La gran civilización de los Incas estaba basada en dieta vegetariana. En India el Buda a sus discípulos les insistía en que no comieran carne. Los Santos y sabios teosofistas fueron vegetarianos. Los primeros Judíos y Cristianos también fueron vegetarianos La Biblia dice claramente: "Y Dios dijo He aquí Yo te he dado cada cimiente de legumbres y granos que hay sobre la faz de la tierra, y cada árbol en el cual hay frutas; será para ti como carne". Génesis 29.

Más adelante la Biblia prohíbe comer carne: "Pero carne y sangre viva Tú no comerás" (Génesis 9:4). San Pablo, uno de los discípulos más grandes del Cristo, escribió en su carta a los Romanos: No es bueno comer carne (Romanos 14:21).
Los Historiadores recientemente han descubierto antiguos textos similares al nuevo testamento, describiendo la vida y palabras de Jesús.

En una de estas escrituras Jesús dice: "Y la carne de bestias muertas en el estómago de las personas las llevarán a sus propias tumbas". "Porque ciertamente os digo quien mata se mata a sí mismo, y quien quiera que coma la carne de bestias sacrificadas come el cuerpo de un cadáver".
Los antiguos Hindúes en India siempre prohibieron comer carne. El Libro Sagrado del Islam (Mohamedanismo) el Corán, prohíbe el comer animales muertos, sangre y carne. Uno de los primeros profetas después de Mohamed su propio sobrino, aconsejó a los discípulos más elevados "No hagan de sus estómagos tumbas para los animales". Así vemos que a lo largo de toda la historia hubo gente sabia y con conocimientos que han adoptado la dieta vegetariana e insistieron vehementemente en que otros hagan lo mismo. El Dr. S. R. de la Ferriere, el Avatar de la ERA DEL ACUARIUS, en todas sus 100 obras, especialmente en "Los Grandes Mensajes", nos enseña que el primer PASO DE TODA EVOLUCIÓN REAL ES SER VEGETARIANO, como una tremenda realización desde lo mas profundo de nuestro ser.

CUALES SON LOS PELIGROS DE COMER CARNE

Los esquimales que mayormente viven de carne y grasa, envejecen rápidamente y tienen un promedio de vida de 27 años y medio. Los kirgises, una tribu nómada del Este de Rusia, que vive predominantemente de la carne, maduran pronto e igualmente mueren pronto; pocas veces pasan de los 40 años. En medicina se conoce con el nombre de Zoonosis, a las enfermedades trasmitidas por los animales al ser humano, tales como: Rabia, Toxoplasmosis, Cisticercosis, Hidatisosis, la enfermedad de las vacas locas, TODAS INCURABLES, por mencionar algunas.

¿POR QUE LOS QUE COMEN CARNE SE ENFERMAN Y MUEREN MAS PRONTO O ANTES?

Envenenamiento.-
Justo antes y durante la agonía de ser sacrificado, la bioquímica de los animales aterrados sufre profundos cambios. Subproductos tóxicos son forzados a través de todo el cuerpo envenenado con el sufrimiento a toda la res.

Según la enciclopedia Británica, los venenos del cuerpo como el ácido úrico y otros desechos tóxicos están presentes en la sangre y los tejidos.

Se dice que las proteínas obtenidas de las nueces, legumbres, lentejas y arvejas, etc. son relativamente puros comparados con carne vacuna con su contenido de 56% de agua impura. Al igual como se enferman nuestros cuerpos en momento de intensa ira o miedo, así los animales no menos sufren profundos cambios bioquímicos en situaciones peligrosas: el nivel de hormonas en la sangre animal especialmente la adrenalina cambia radicalmente cuando los animales ven cómo mueren los otros alrededor de ellos mientras ellos luchan inútilmente por su vida y su libertad.

Estas grandes cantidades de hormonas permanecen en la sangre, luego envenenan la carne y después envenenan los tejidos humanos. Según el "Nutrition Institute of América" la carne de una res está cargada de sangre tóxica y otros subproductos de desechos. Además, cuando la irrigación sanguínea disminuye mas del 50% a un órgano o tejido, las células de estos se empiezan a morir; la propia célula posee en su interior una serie de organelos, entre ellos los Lisosomas, los cuales se encargan de destruir a la propia célula; por lo tanto al ingerir una carne proveniente de los mataderos, ya es un producto en DESCOMPOSICIÓN. Por lo expuesto, el ser humano ha descendido inclusive por debajo de los carnívoros, ya no solo es un carnívoro, sino UN CARROÑERO.

Cáncer

En estudios recientes hechos entre 50.000 vegetarianos los Adventistas del séptimo día, reveló resultados que sacudieron al mundo de investigación del cáncer. El estudio demostró claramente que este grupo tiene una proporción sorprendentemente baja que en otros grupos comparados de la misma edad y sexo. El estudio también demostró que la expectativa de vida de los adventistas es significativamente más larga, un reciente estudio de Mormones en California demostró que el cáncer ocurre en estos grupos en un cincuenta por ciento menos que en la población normal. Los Mormones se caracterizan por comer muy poca carne. ¿Por qué los que comen carne se enferman más? Una razón puede ser que la carne que tiene varios días se vuelve de un color gris verde enfermizo. La industria de la carne trata de ocultar estas decoloraciones agregando nitritos y nitratos y otros productos conservadores.

Estas sustancias hacen aparecer a la carne de color rojo, pero en los últimos años muchos de ellos han demostrado repetidamente ser cancerígenos (que inducen al cáncer) dijo el Doctor William Lijinsky, un investigador del cáncer en el "Oak Ridge National Laboratory en Tenesse", "Ni a mi gato le doy de comer alimentos cargados de nitratos".

Científicamente americanos e ingleses han comparado la bacteria en los intestinos de los que comen carne y de los vegetarianos encontrando diferencias significativas. Las bacterias en los intestinos que ingieren carne reaccionan en los jugos digestivos producen sustancias químicas de las cuales se comprobó que producen cáncer. Esto puede explicar por qué el cáncer de intestino es tan común en áreas donde se come carne como en Estados Unidos y Europa Occidental, mientras que es extremadamente escasa en países vegetarianos como en la India. En los Estados Unidos, por ejemplo el cáncer de los intestinos aparece en segundo lugar entre la diversidad de cáncer conocidas (siguiendo solo al cáncer de pulmón) y la gente de Escocia que come un veinte por ciento de carne más que los ingleses tienen una de las tasas más altas de cáncer intestinal. En este caso, se está analizando las bondades del vegetarianismo en cuanto a salud se refiere, sin entrar en detalles en cuanto al proceso INICIATICO.

Dieta Química

A menudo se le llama al comer carne contaminada con sustancias químicas, productos refinados de toda clase y productos enlatados. Los que comen en el "último eslabón de la cadena alimentaria", corren el riesgo de envenenarse. En la naturaleza hay una larga cadena de comensales: Las Plantas "comen" luz solar, aire y agua; los animales comen las plantas; los animales más grandes o los hombres comen animales más pequeños. Ahora bien en todo el mundo se está tratando con sustancias químicas venenosas (fertilizantes e insecticidas). Estos venenos son retenidos en los cuerpos de los animales que comen las plantas y pastos.

A las sembradías se les rocía por ejemplo con insecticida químico DDT, un veneno muy fuerte, del cual los científicos dicen que puede causar cáncer, esterilidad y serias afecciones hepáticas. El DDT e insecticidas similares son retenidos en la grasa animal (y la de los peces) y una vez almacenadas es sumamente difícil de desdoblarlos. Así como las vacas comen pasto o son alimentadas con farraje u otra comida, cualquier insecticida que ingieren, retienen en su mayoría en su tejido adiposo; así cuando usted come carne incorpora a su organismo todas las concentraciones de DDT u otras sustancias químicas que se han acumulado durante la vida de ese animal.

Al comer al final de cada cadena alimenticia los hombres se han convertido en los consumidores finales y así en los receptores de las más altas concentraciones de los insecticidas venenosos. En efecto, la carne contiene trece veces más DDT que las verduras, frutas y pastos. La lowa University llevó a cabo experimentos que demuestran que el DDT en los cuerpos humanos provienen de la carne. Pero la intoxicación de la carne no se termina allí. La carne de los animales es tratada con muchas sustancias químicas más, para incrementar el crecimiento, para engordarlos más rápidamente, mejorar el color de la carne, etc. Para producir más carne con la mayor ganancia, los animales son sobrealimentados a la fuerza, se les inyecta hormonas para estimular su crecimiento, se les da estimulantes para el apetito, antibióticos, sedantes, mezclas alimentos químicos y últimamente se manipula a los animales genéticamente.

El New York Times reportó "Pero de peligro potencial mucho más grande para la salud son los contaminantes ocultos, tales como la bacteria (salmonella), y residuos del uso de insecticidas nitratos, nitritos, hormonas, antibióticos y otras sustancias químicas (julio 18 de 1981). Se ha encontrado que muchas de esas sustancias químicas cancerígenas, y, en efecto, muchos animales mueren antes de poder ser llevados a la matanza.

Como las haciendas se han convertido en fábricas de animales, muchos animales nunca ven la luz del sol, pasan su vida en ambiente apretados y crueles que culminan en una muerte brutal). Un caso para este punto, son los "high-ri sechicken-farms" según un artículo en el Chicago Tribune, los huevos son empollados en encubadora en el piso más alto; los pollitos son estimulados, drogados, sobre - alimentados; ellos comen vorazmente en sus jaulitas pequeñas y nunca pueden moverse suficientemente u obtener aire fresco. Conforme van creciendo son mudados a niveles más bajos. Cuando llegan al último piso son matados. Tales prácticas anti-naturales no solamente desequilibran la bioquímica de los pollos y destruyen sus hábitos naturales, sino que desafortunadamente el crecimiento de tumores malignos y otras malformaciones resultan bastante comunes. Esto fuera del karma o castigo que acumulan los consumidores, según lo expuesto en el libro.

No podemos dejar de alertar a los vegetarianos, que el consumo de productos refinados como, harinas y derivados de todo tipo, azúcares refinados de todo tipo y derivados, así como también todo tipo de aceites refinados, pasan por una serie de procesos químicos que nuestro cuerpo no puede metabolizar; estos residuos tóxicos, se almacenan en nuestro tejido adiposo, causando problemas similares a lo de las vacas locas; nos roban algunas vitaminas, minerales y proteínas vitales para nuestra salud; aumentan el colesterol malo del cuerpo, así como toda clase de radicales libres; por lo cual deben ser PROSCRITOS de nuestra dieta.

Enfermedades de Animales

Otro peligro al que se enfrentan los que comen carne es el que los animales frecuentemente están afectados de enfermedades las cuales no han sido detectadas o simplemente son ignorados por los productores o los inspectores. A menudo, cuando un animal tiene cáncer, se les saca la parte cancerosa y el resto es vendido como carne, o peor aún. Los tumores mismos serán incorporados a las carnes mezcladas como los perros calientes y elegantemente caratulados. En un área de América se vendieron como carne 25.000 vacunos que tenían cáncer en los ojos. Los científicos han encontrado por medio de experimentos que si se les da hígado de animales enfermos a los peces, éstos se enferman de cáncer. Un famoso doctor vegetariano, Dr. J. H. Kelloggs, observó una vez cuando se sentaba a comer una comida vegetariana, "es agradable comer y no tener que estar preocupándose sobre de qué se podrá haber muerto el alimento de uno".

Enfermedades Cardíacas

Tal vez el argumento más predominante para una dieta sin carnes, es la innegable y bien documentada relación entre el comer carne y las enfermedades cardíacas. En Estados Unidos de América (la nación que más ingiere carne en el mundo) una persona de cada dos morirá del corazón, o bien, de enfermedades circulatorias, cuando estas enfermedades prácticamente son desconocidas en sociedades en donde la ingestión de carne es baja, el Journal of the American Medical Asociation reportó en 1961 que "Una dieta vegetariana puede prevenir 90 a 97% de las enfermedades cardíacas (Tromboembolia y Oclusiones Coronarias).

¿Qué es lo que hace tan dañina la carne al sistema circulatorio?

Las grasas de la carne animal, tal como el colesterol que no se desdobla bien en el cuerpo humano. Estas grasas comienzan a cubrir las paredes de los vasos sanguíneos en las personas que consumen carne. Con el proceso de continua acumulación dichos vasos tienen una menor abertura dejando pasar, cada vez, menos y menos sangre; igual sucede con los productos vegetarianos REFINADOS. Esta condición tan peligrosa se denomina Arteriosclerosis; sobre carga tremendamente el corazón el cual tiene que bombear con más y más fuerza para poder mandar la sangre a través de los vasos cargados y estrechos. Como resultados podemos hacer mención de la hipertensión arterial, hemiplegias y ataques cardíacos.

Recientemente científicos en Harvard encontraron que el promedio de presiones sanguíneas en un grupo de vegetarianos era significativamente más bajo que el de otro grupo similar de no vegetarianos.

Durante la guerra de Corea fueron estudiados 200 cuerpos de soldados jóvenes muertos; con un promedio de 22 años. Se encontró que las arterias del casi 80% estaban obstruidas por el desecho de las carnes ingeridas. Al examinarse a soldados coreanos de la misma edad se encontró que sus vasos sanguíneos estaban libres de ese daño. Los coreanos son básicamente vegetarianos.

Se ha reconocido ahora que el asesino número uno de la nación, es la enfermedad cardiaca, la cual ha alcanzado proporciones epidémicas. Más y más médicos (y la American Heart Association) están restringiendo severamente la cantidad de carne que pueden comer sus pacientes cardíacos, o directamente les prohíben totalmente la ingestión de carne. Los científicos ahora reconocen que la cruza y la fibra de la dieta vegetariana realmente hace bajar el nivel del colesterol en la sangre. El Dr. U. D. Register, Chairman del Departamento de Nutrición de la Universidad de Loma Linda en California, describe experimentos en los cuales una dieta rica en legumbres, arvejas, etc., realmente redujo el colesterol, aun cuando los sujetos comían grandes cantidades de manteca.

Putrefacción

Tan pronto un animal es muerto se coagulan las proteínas y se liberan las enzimas autodestructoras (no como las plantas que se descomponen lentamente porque tienen paredes celulares rígidas, y un sistema circulatorio muy simple). Pronto se forman las sustancias desnaturalizadas llamadas ptomaínas.

Debido a estas Ptomaínas, que se liberan inmediatamente después de la muerte la carne de animales, pescado y los huevos, tienen una propiedad común, a saber, que se descomponen extremadamente rápido y se pudren. Desde que el animal es sacrificado, guardado en jugar frío, dejado orear, transportado a la carnicería, vendido y llevado a la casa, vuelto a guardar y luego preparado, hasta que alguien lo cene, ¿puede uno imaginarse en qué estado de descomposición está esa comida aunque su sabor se esconda bajo el condimento y el fuego? La carne pasa muy lentamente por el sistema digestivo humano, el cuál, como hemos visto, no está hecho para digerirla, POR LO TANTO EL SER HUMANO HA DESCIENDIDO AL ESTADO DE SER CARROÑERO, como ya se mencionó anteriormente.

La carne tarda alrededor de cinco días para pasar y salir del cuerpo (contrario al alimento vegetariano que sólo tarda un día y medio) y durante ese tiempo los productos causantes de enfermedades están en constante contacto con los órganos de la digestión. El hábito de comer carne en su característico estado de descomposición crea un medio intoxicante en el colon y gasta prematuramente al tracto intestinal. Es bueno saber que el 99% de las enfermedades del hombre se tramitan en la oficina del estómago.. .Al estar la carne cruda en estado de descomposición permanente contamina las manos de cocineros o cocineras y todo lo que ellos tocan.

Después de una intoxicación por alimento que se originó en los mataderos, los oficiales de la Salud Pública Británica, advirtieron a las amas de casa de "tratar a la carne cruda como si fuera bosta de vaca". Muchas veces las bacterias no son destruidas con la cocción, especialmente si la carne permanece medio cruda, asada en parrilla, en el horno o en la plancha, es una notable fuente de infecciones.

Enfermedades del riñón, gota, artritis

Entre los desechos más importantes con los que tiene que cargar el organismo de un consumidor de carne se encuentra el ácido Úrico (compuestos de Nitrógeno), el bifé contiene 28 gramos de ácido úrico por kilo. Un médico americano analizó la vida de consumidores de carne y vegetarianos, y encontró que, para poder eliminar los intoxicantes de compuestos de nitrógeno, los riñones de los consumidores de carne tenían que trabajar el triple que los riñones de los vegetarianos.

Cuando la gente es joven no se notan tanto los daños ni enfermedades puesto que el riñón todavía está en condiciones de llevar esa pesada carga. Pero a medida que los riñones se envejecen y se gastan prematuramente ya no pueden hacer su trabajo eficientemente y se presentan a menudo las enfermedades de los riñones. Así se acaba con la juventud y la persona envejece rápidamente.

Cuando los riñones ya no pueden manejarse con la excesiva carga que le significa la dieta con carne, el ácido úrico no excretado es depositado en todo el organismo. Allí es absorbido por los músculos que actúan como esponja cuando se llenan de agua, y más tarde pueden endurecerse y formar cristales. Si esto sucede, en las articulaciones resultan las dolorosas enfermedades como la Gota,

Artritis y Reumatismo

Muchos médicos aconsejan ahora a sus pacientes que sufren de esas dolencias de dejar de comer carne o le reducen drásticamente la cantidad a comer.

Eliminación pobre

Puesto que nuestro sistema digestivo no está hecho para una dieta con carne la eliminación pobre, es la consecuencia natural y la angustia y queja muy común de los consumidores de carne. Al tener muy poca fibra, y siendo esto su mayor desventaja, la carne se mueve muy lentamente por el sistema digestivo humano (cuatro veces más despacio que los alimentos de granos y vegetales). Haciendo de esta manera, de la constipación crónica, una enfermedad muy común en nuestra sociedad. Muchas investigaciones recientes han demostrado que una eliminación sana y ejemplar necesita del bulto y las fibras que solo se obtienen con una buena dieta vegetariana. Las verduras, granos y frutas, en contraste de la carne mantienen la humedad y se unen a la masa para poder pasar fácilmente.

Los vegetarianos obtienen generosas porciones de fibras naturales alimenticias y se benefician tremendamente al recibir estas sustancias que se caracterizan por prevenir enfermedades. Según la investigación presente, las fibras naturales pueden impedir la apendicitis y diverticulitis, cáncer del colon, enfermedades cardíacas y la obesidad.

Los vegetarianos son mucho más sanos que los consumidores de carne:

Como hemos visto, la carne no es la dieta natural o la más sana para los seres humanos. Podemos sobrevivir con ella, por supuesto, pero ella gasta al cuerpo humano, y produce muchas enfermedades. "Un motor de gasolina puede trabajar con kerosene, pero se tapará frecuentemente, se desgastará más pronto y se romperá más rápidamente que si hubiera sido usado con gasolina.

Pero nuestros cuerpos no son máquinas sino hermosas y complejas creaciones las cuales deben servirnos durante toda nuestra vida. Por tanto, está claro que habría que darle la alimentación para la cual ha sido construido, es decir, una dieta natural de frutas, legumbres, nueces, verduras y productos lácteos, tales como yogur natural, queso sin sal y sin grasa, sobre todo orgánicos. No es de extrañarse entonces que incontables estudios han probado que los vegetarianos, en todo el mundo, son más sanos que aquellos que comen carne.

Los Hunzas, una tribu asentada en el norte de India y Pakistán se volvió famosa internacionalmente por estar libre de enfermedades y su vida tan larga. Científicos curiosos de muchos países se acercaron a sus pueblos con el fin de descubrir cuál es el secreto de una cultura donde las enfermedades son casi desconocidas y donde los nativos llegan a edades de 115 años o más.

Su dieta consiste en granos integrales, fruta fresca, verduras y leche de cabra. Sir Rob McGarrison, un general británico y médico escribió: "Nunca vi un caso de apendicitis, colitis o cáncer", Recientemente un grupo de médicos científicos investigadores de Harvard se fueron a un pueblo remoto de 400 habitantes en las montañas del Ecuador. Les llamó mucho la atención la edad avanzada a que llegaban muchos de estos nativos. Un hombre dijo tener 121 años y varios más tenían más de cien años. Se examinaron esmeradamente a aquellos que tenían más de 75 años y no mostraron evidencias de afecciones cardíacas. Los habitantes del pueblo eran puramente vegetarianos. Los médicos denominaron a estos descubrimientos como "extraordinarios", y dijeron que "exámenes efectuados en una población similar en edad, en los Estados Unidos hubieran demostrado un 95% de enfermedades cardíacas.

Estadísticamente los vegetarianos en los Estados Unidos son más sanos y delgados. Más del 50% de los americanos pesan demasiado; mientras que los vegetarianos pesan un promedio de 10 kilos menos que los consumidores de carne. El American National Instituto of Health, encontró en un estudio de 50.000 vegetarianos que comparados con los consumidores americanos de carne viven mucho más, tiene una incidencia significativamente más baja en afecciones cardíacas, una tasa muy baja en cáncer y se ven más jóvenes.

En Inglaterra los vegetarianos tienen que pagar menos por sus seguros de vida que los consumidores de carne, porque es menos probable que se enfermen del corazón y, por tanto, son un riesgo menor para las compañías de seguros.

Los restaurantes vegetarianos pagan menos por sus pólizas de seguros contra intoxicaciones, puesto que sus clientes corren menos riesgos de intoxicarse por sus alimentos que en restaurantes donde se sirve carne. En la Universidad de Harvard un médico ha demostrado que con la dieta vegetariana se puede reducir los resfríos y alergias. Así se ha demostrado una y otra vez que el consumir carne es definitivamente dañino para el cuerpo humano, mientras que una bien seleccionada dieta en armonía con las leyes de La Naturaleza nos ayudará a tener un cuerpo dinámicamente sano, elevándose el coeficiente de inteligencia y el nivel energético de la mente.

LOS VEGETARIANOS ESTÁN EN MUCHO MEJOR FORMA QUE LOS CONSUMIDORES DE CARNE:

Uno de los conceptos más erróneos de la dieta vegetariana es que producirá personas débiles, pálidas y enfermizas. Nada podría estar más lejos de la verdad. En efecto, muchos estudios han demostrado que los vegetarianos son más fuertes, más ágiles y que tienen más resistencia que los consumidores de carne.

El Dr. H. Schouteden ha conducido, en la Universidad de Bélgica, pruebas para comparar la resistencia, la fortaleza y la rapidez para recobrarse de fatiga entre vegetarianos y consumidores de carne. Sus estudios y descubrimientos indican que los vegetarianos fueron sustancialmente superiores en todos los tres casos.

El Dr. Irving Fischer, de la Universidad de Yale, condujo test de resistencia. Los atletas, instructores, médicos y enfermeras de Yale participaron en el estudio. Su comprobación sorprendente reveló que los vegetarianos tienen casi el doble de vigor que los consumidores de carne. Pruebas similares hechas por J. H. Kellog en Battie Creek Sanitarium en Michigan confirman los descubrimientos de Fischer. En la Universidad de Bruselas el Dr.J. loteyko y V. Kipani hicieron estudios que resultaron similares a los del Dr. Fischer. En las pruebas de resistencia los vegetarianos eran capaces de aguantar, antes de caer exhaustos, de dos a tres veces más el tiempo que aguantaban los consumidores de carne. Y solo tardaban la quinta parte del tiempo que necesitaban sus contrincantes consumidores de carne para reponerse de la fatiga; después de las pruebas.

Estos resultados impresionantes demuestran que la dieta vegetariana es superior para la fortaleza física, la resistencia y eficiencia. En verdad los animales del mundo que más fuertes son y más tiempo viven son todos vegetarianos. El caballo, el buey, búfalo y elefante, todos tienen cuerpos sanos y grandes, la capacidad de resistencia, y una fuerza fenomenal que los capacita para llevar grandes cargas y hacen trabajos pesados para el hombre. Ninguno de los animales carnívoros, tiene el vigor ni la fuerza para ser bestia de carga. También es interesante puntualizar cuantos grandes atletas que hicieron records mundiales fueron vegetarianos: El Vegetarían Cycling Club en Inglaterra ha mantenido más del 40% de los records nacionales de ciclismo, y en toda Europa consecuentemente los ciclistas vegetarianos han hecho un porcentaje más alto de ganadores que los ciclistas consumidores de carne.

El gran nadador vegetariano, Murray Rose, fue el ganador más joven de tres medallas de oro, en las Olimpíadas. Ha sido festejado como uno de los más grandes nadadores de todos los tiempos y ha roto muchos records. Un vegetariano británico nadó a través del Canal de la Mancha más rápido que cualquiera en la historia en seis horas y veinte minutos.

Muchos atletas internacionales famosos cambiaron para ser vegetarianos, por ejemplo, el austriaco levantador de pesas A. Anderson, quien ganó muchos records mundiales y Johnny Weismuller, quien hizo 56 records mundiales de natación. Ellos no evidenciaron ninguna mengua en su fortaleza; de hecho su capacidad pareció aumentar o permanecer igual. Bill Walton, nacionalmente aclamado como estrella central de basquetball, es famoso por su agresividad y su juego duro. Su experiencia personal lo ha convencido tanto de los beneficios de una dieta vegetariana que reiteradamente aconseja su dieta a los demás. En todo el mundo muchos atletas vegetarianos han hecho muchos records, en lucha libre, boxeo, caminar, football, carreras (cross-country) etc. Los vegetarianos realmente tienen más resistencia y energía porque sus cuerpos no tienen que gastarse con tremendas cantidades de energía tratando de contrarrestar los venenos de la carne.