Skip to content

ANTIENVEJECIMIENTO Y LONGEVIDAD MADRID. Los expertos en antienvejecimiento recomiendan volver a la dieta del Paleolítico

ANTIENVEJECIMIENTO Y LONGEVIDAD MADRID


Los expertos en antienvejecimiento recomiendan volver a la dieta del Paleolítico

Los niños nacidos a partir del año 2000 tendrán una esperanza de vida de cien años, según avanzó ayer en Valencia el presidente de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad, José Serres, que anunció que si ahora el techo vital se sitúa en los 84 años, en 2040 y 2050 llegar a los 120 años no será extraordinario.

Pero para alcanzar esa edad es casi imprescindible retornar a la denominada dieta del Paleolítico, es decir volver al patrón de la ingesta primitiva de lo que ofrecía la Madre Tierra: proteínas (carne y pescado), así como verduras y frutas de temporada y huir de los carbohidratos, dulces, pasteles y azúcares refinados, que son los enemigos primordiales para exhibir un cuerpo joven, no solo por el desorbitado aporte calórico que suponen estos productos sino porque su consumo continuado desequilibra los niveles hormonales y propicia el envejecimiento.

Uno de los trucos que Serres desveló ayer en la presentación del VII congreso internacional de antienvejecimiento que se celebra en Valencia es que comer carne de noche facilita la secreción de la hormona del crecimiento, que es fundamental para no sucumbir al paso de los años.

En este sentido, el especialista indicó que los niveles de esta hormona empiezan a decrecer a partir de los 28 años y una vez llegados a ese momento crucial, la caída puede ralentizarse o acelerarse, es decir mantener el lustre o tender hacia la decrepitud, y eso va a depender de cinco pilares básicos como son llevar una dieta saludable, practicar ejercicio físico moderado, tomar suplementos vitamínicos y minerales (en caso de déficit), mantener un control hormonal y evitar el estrés, que es la mayor fuente de envejecimiento.

El doctor Serres explicó que envejecemos, "porque nuestras hormonas decrecen". No hay otra razón, pero eso significa que si logramos retrasar al máximo ese descenso natural, el paso del tiempo será menos agresivo.

El 75% de las depresiones

Y en este sentido, el director del Instituto Brasileiro de Longevidade Humberto Cristiano expresó que hay investigaciones que apuestan por la reposición de hormonas a los propios valores fisiológicos en todas las etapas de la vida.

Para dar una idea de la importancia de estas sustancias biológicas, Serres apuntó que el 75% de los depresivos no mantienen un equilibrio de sus niveles hormonales, "y cuando no tienes los niveles adecuados se funciona mal, pierdes memoria, hay más propensión a sufrir una osteoporosis, estás más cansado, baja el deseo sexual y la líbido, aumenta la masa grasa y sobreviene el desequilibrio".