Skip to content

9 Alimentos no recomendados

 

Fuente Biblioteca Pleyares

por Jonathan Benson

26 Diciembre 2012

del Sitio Web NaturalNews

traducción de Adela Kaufmann

 

 

Con tanta desinformación que hay sobre los alimentos y cómo afectan la salud humana, hacer la elección alimentos sanos para usted y su familia puede ser difícil y confuso.

 

Hay una serie de alimentos específicos, sin embargo, que usted querrá evitar en casi todas las circunstancias, ya que prácticamente no proporcionan ningún beneficio de salud mientras  presentan muchos riesgos para la salud.

 

Aquí hay nueve alimentos que nunca debe comer de nuevo si a usted le importa la preservación de su salud a largo plazo:

  1. Pan blanco, harinas refinadasPor definición, el pan blanco y las harinas refinadas, en general, son tóxicos para el cuerpo porque se les ha despojado de casi todas las vitaminas, minerales, fibra y otros nutrientes importantes. 

    Debido a esto, el cuerpo no sabe cómo digerir y asimilar apropiadamente esos llamados alimentos, que pueden conducir a problemas de salud.

     

    La harina blanca refinada también ha sido blanqueada con cloro y bromada con bromuro, dos productos tóxicos químicos que han sido vinculados de causar daños a la tiroides y a los órganos.

    (Fuente: http://drlwilson.com/ARTICLES/BREAD.htm)

     


  2. Comidas congeladas convencionalesLa mayoría de las comidas congeladas convencionales están cargadas de conservantes, sal procesada, aceites hidrogenados y otros ingredientes artificiales, por no mencionar el hecho de que la mayoría de las comidas congeladas han sido fuertemente pre-cocinadas, haciendo que su contenido nutricional sea mínimo en el mejor de los casos (especialmente después de haberlas metido en el microondas de nuevo en casa). 

    Con la excepción de unas pocas marcas de comidas congeladas verdaderamente saludables como Amy and Bistro Orgánica, la mayor parte de comidas congeladas son poco más que la enfermedad en una caja, por lo que deberá evitarlos en favor de los alimentos frescos.

    (Fuente: http://www.4us2be.com)

     


  3. Arroz blancoAl igual que el pan blanco, el arroz blanco ha sido despojado de la mayor parte de sus nutrientes, y separado del salvado y el germen, dos componentes naturales que componen el arroz en su forma marrón o integral. 

    Incluso los arroces blancos denominados "enriquecidos" son nutricionalmente deficientes, ya que el cuerpo todavía procesa este alimento refinado muy diferente que el arroz integral, el cual se absorbe más lentamente y no causa el mismo pico de glucosa en la sangre que causa el arroz blanco.

    (Fuente: http://globalnaturopath.com)

     

    ...continue reading "9 Alimentos no Recomendados"

AGUA ALCALINA,

CASERA Y SIN APARATOS

Hemos explicado anteriormente en varios artículos los efectos saludables de mantener el organismo con un nivel de acidez bajo y de pH adecuado, este artículo presenta unos sencillos y muy baratos métodos para conseguir agua alcalina en casa a diario.

Medidor De Ph Digital / Phmetro / Peachimetro / Con Estuche

Todos hemos leído en Internet, como alcalinizar el agua, pero suele ser con métodos de electrólisis no muy baratos. Otras veces suele ser con vasos alcalinizantes, con sofisticados filtros. Para conseguir un agua alcalina, y sin tener que añadir nada ni que pase por filtros, es muy simple.

Crear burbujas

Tomar dos cazos/cacerolas, uno lo llenas con agua y lo viertes al otro desde una altura considerable, para que el agua haga burbujas al momento de caer. Se repite el mismo proceso ocho veces seguidas, traslo cual se consigue una buena alcalinidad, siempre y cuando el agua con la que se ha realizdo, que puede ser del grifo o de manantial, tenga un ph de 7,2. Usando este método, en pocos segundos, conseguimos subir el ph 5 décimas que ya es suficiente, para que alcalinice nuestro cuerpo, sin usar nada sofisticado como los aparatos caros que se venden.

...continue reading "AGUA ALCALINA, CASERA Y SIN APARATOS"

La cara oculta de la Soja

No todo lo que brilla es oro

Fuente: espaciodepurativo.com.ar

Más allá de las cuestiones sociales, toxicológicas, económicas, políticas y ambientales que surgen del cultivo de soja transgénica (99% de la producción nacional), el poroto de soja en sí mismo, aún si fuese orgánico y no transgénico, representa un grave problema para la salud humana, por la combinación de varios factores que trataremos de resumir. Existe profusa y sólida evidencia científica de los problemas que ocasiona su consumo regular, por lo cual se invita a consultar la información y a verificar la sólida bibliografía disponible en la web [1], que no podemos reproducir por cuestión de espacio. Nunca fue alimento base En la China antigua apreciaban esta planta por su efecto fertilizante del suelo (fija nitrógeno). Recién durante la dinastía Chou (1134-246 AC), con el dominio de la técnica de fermentación, comenzó a consumirse el poroto, en forma de fermentados (tempeh, natto, miso, shoyu) que aseguran la completa inactivación de sus antinutrientes. Luego (siglo II AC) se comenzó a cuajar el puré de porotos cocidos (tofu), proceso que inactiva antinutrientes, aunque no totalmente. En 1930 la soja representaba apenas el 1,5% de las calorías en la dieta china. En 1998 se precisó que los japoneses consumían 8g diarios de proteína de soja (dos cucharaditas), en forma defermentados y condimentos. Un dato no menor: la soja utilizada antiguamente en Oriente era glicina, diferente a la que se cultiva actualmente (glicina max), que ha sido mejorada para obtener más proteína (y también más isoflavonas).

OXIGENO Y ALIMENTOS

 

Fuente: http://www.espaciodepurativo.com.ar

La importancia del crudo

Muchos podrán pensar que la naturaleza todo lo prevé y por tanto basta con respirar bien (cosa que veremos a continuación). Es más, hay personas que pueden vivir solo en función a la respiración, captando del aire inhalado todo aquello necesario para la vida y sin necesitar alimentos físicos (practicantes del pranayama, respiratorianos, pránicos, meditadores, etc). Pero lo que la naturaleza no puede prever es la modificación antifisiológica de nuestros hábitos alimentarios.

En este sentido, nuestros alimentos fisiológicos (frutas, hortalizas) garantizan el adecuado aporte de agua y oxígeno, y su correcto metabolismo nutricio. Pero hace unos 10.000 años (apenas instantes en un proceso evolutivo de cinco millones de años), al dominar la agricultura, el ser humano recurrió a los granos amiláceos como sustento nutricio. La producción y el fácil almacenamiento, convirtió a cereales y legumbres en reaseguro de supervivencia frente a las frecuentes carencias alimentarias y permitió sostener la vida aún en lugares climáticamente adversos para el ser humano.

El desarrollo de la agricultura y la ganadería, marcó un hito en la evolución humana; pero lejos retornar a la esencia fisiológica en lo alimentario (somos frugívoros), nuestros antepasados incorporaron estos recursos de supervivencia al acerbo cultural, por diversas razones que exceden al tratamiento del tema. Y esto, si bien permitió el desarrollo de muchas civilizaciones, también se convirtió en fuente de problemas, dado que no poseemos habilidades fisiológicas para consumir importantes cantidades de granos amiláceos, cosa que sí poseen animales evolucionados en función a ellos (granívoros).

Si bien el tema se desarrolla aparte, la oxidación de altos niveles de azúcares aportados por los granos, genera gran demanda de oxígeno, cuya satisfacción es problemática para los humanos, dado nuestra limitada bomba circulatoria (el corazón de los granívoros representa el 10% de su peso total, algo así como 7kg en un humano) y nuestra reducida incorporación de oxígeno (no volamos ni tenemos sacos alveolares, como los granívoros).

Cuando ingieren granos amiláceos, los granívoros ponen en marcha mecanismos fisiológicos adecuados al torrente de azúcares que circulará en sangre. En primer lugar las aves hacen un gran consumo de energía en actividades exigentes como el vuelo. Por otra parte, disponen de unaestructura cardiopulmonar de alta eficiencia, que les permite resolver dos cuestiones básicas: mantener semejante cantidad de azúcar en movimiento u atender la elevada demanda gaseosa del metabolismo de los hidratos de carbono.

El ser humano es sedentario y no realiza (menos hoy día) esfuerzos que por intensidad y duración demanden tanta energía como el vuelo de las aves. Esto trae aparejada la necesidad de disipar el exceso de azúcar circulante, por lo cual se advierte abundante calor en el cuerpo tras su consumo. Esto acarrea hiperactividad del páncreas, que debe poner en marcha, con el auxilio del hígado, un mecanismo para convertir rápidamente el azúcar simple en glucógeno de reserva. Este proceso debe invertirse nuevamente en caso de necesidad, volviendo a convertirse el azúcar de reserva (glucógeno) en azúcar simple (glucosa).

El carbono y el hidrógeno que componen las cadenas de los azúcares, terminan convirtiéndose (por oxidación) en dióxido de carbono (CO2) y agua (H2O). La cantidad de oxígeno necesaria para llevar adelante el metabolismo gaseoso, exige al sistema respiratorio de manera continua. Por esa razón los pájaros están dotados de los sacos aéreos, especies de estructuras suplementarias de los pulmones, que les permiten almacenar e insuflar el suplemento de oxígeno necesario para la oxidación del abundante volumen de carbono e hidrógeno circulante en sangre.

El aparato cardiopulmonar humano es sometido a dura exigencia tras una comida de granos. En el caso de personas sedentarias, esto generará una demanda energética y una toxemia adicional, que a largo plazo termina desvitalizando al individuo. La fatiga y el desgaste cardiopulmonar son moneda corriente en los grandes consumidores de cereales. Esto resulta fácil de comprobar, a través de la amplificación del pulso cardíaco durante la digestión y el incremento de las pulsaciones, como si se hiciese un ejercicio físico importante.

En síntesis: para combatir el estado de anaerobia, debemos nutrirnos con alimentos fisiológicos (frutas, hortalizas, semillas),evitando la cocción. Como vimos, el proceso de cocimiento reduce el natural contenido de oxígeno de los alimentos crudos. Por su parte, la necesidad de conservación de la escala industrial, estimula el uso de procesamientos que incrementan la deficiencia de oxígeno en los alimentos. La dieta promedio tiende a ser muy deficiente en su aporte oxigenante. Otro detalle no menor es el moderno consumo cotidiano de antibióticos (fármacos, alimentos, aguas de consumo) que hace estragos en las bacterias aeróbicas (productoras de oxígeno) de la flora intestinal.

Por todo esto, el cambio de hábitos alimentarios se hace imprescindible, a fin de mejorar el aporte oxigenante a través de alimentos vitalizantes. Pero a veces puede no ser suficiente para revertir una carencia crónica. Por tanto también debemos conocer y utilizar otros recursos oxigenantes, como la respiración profunda y el agua oxigenada.

 

Uso terapeutico de la Arcilla

Fuente: http://www.prama.com.ar

Usos y aplicaciones

Desde la más remota antigüedad, la tierra (el barro, la arcilla) ha sido una de las terapias más accesible, útiles y apreciadas por hombres y animales para tratar muchas enfermedades. Incluso el instintivo consumo de arcilla por parte de animales y niños, a modo de fisiológica práctica desparasitante y depurativa, es un ejemplo de un recurso tan efectivo como ancestral e inocuo.

Vale aclarar que no existe un único tipo de arcilla; cada ambiente geográfico imprime sus particulares características, pero las diferencias no modifican sus efectos terapéuticos. Sea cual fuere el origen de la arcilla, su elevada proporción de sílice y alúmina es constante, y ello le otorga las características propiedades como eficiente antiinflamatorio y cicatrizante.

Otra propiedad típica es su poder absorbente, basado en sus micro-partículas que atraen diferentes clases de sustancias: gases, toxinas, bacterias, parásitos, etc. A nivel corporal, esta cualidad le permite captar elementos no utilizables en la digestión y productos de desasimilación, presentes tanto en líquidos orgánicos como en tejidos internos. Esto la convierte en excelente depurativo y desparasitante.

La arcilla puede utilizarse externa o internamente, como terapia o como cosmético. El tema se desarrolla ampliamente en el fascículo “Uso y propiedades de la arcilla” de María Luz Font. Aquí simplemente referimos algunas indicaciones de uso sugeridas en el libro “Vivencias de salud a través de la arcilla” de Federico Helfer.

Toda duda con respecto al buen uso de la arcilla, debe ser consultada con su médico de cabecera. No obstante, si en forma simultánea no se cambian los hábitos depurativos, alimentarios, físicos y mentales, poco puede hacer la arcilla en un organismo con problemas.

...continue reading "Uso terapeutico de la Arcilla"

Más dióxido de cárbono que en toda la historia

  • La concentración alcanza su nivel más alto en tres millones de años
 

 

 

Fuente: http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/2223700/sociedad+medio-ambiente/mas-dioxido-de-carbono-que-en-toda-la-historia#.UY3luytOouo
 

 

 

 

 

Por primera vez se ha superado la barrera de los 400 ppm Efe
 

 

10 de mayo de 2013. 23:21hJ. Beltrán.

Madrid- En tres millones de años no se habían superado tales niveles de concentración de CO2 en el aire. En concreto, 400 ppm (partes por millón), según confirmó ayer la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica de EE UU Los datos se recogieron el pasado jueves sobre el volcán Mauna Loa en Hawai donde se encuentra una de las estaciones de referencia sobre calidad del aire. Y aunque en principio se trata de un estudio preliminar, los científicos que están al frente de la medición ya advierten de que el calentamiento global se estaría acelerando más que nunca por la mano del hombre.

Entre otras cosas, porque otras estaciones también están ofreciendo datos preocupantes. Es el caso del Instituto Scripps de Oceanografía en San Diego, que ya ha alcanzado el dato de 399,73 ppm.

Lo cierto es que desde las primeras mediciones que datan de 1958 cuando se superaron las 316 ppm, la curva de contaminación ha aumentado sin control, si bien hasta la Revolución Industrial y el uso masivo de combustibles fósiles, la tasa no excedió de 300 ppm durante al menos 800.000 años.

Con hielo en el Ártico

«La última vez que el mundo tenía una concentración de 400 ppm de CO2 fue hace unos tres millones de años, cuando la temperatura global fue de dos a tres grados más alta que en la era preindustrial, cuando existía hielo en el Ártico», explica Bob Ward, director de comunicaciones del Instituto Grantham de Investigación sobre el Cambio Climático y el Medio Ambiente de la Escuela de Londres de Economía y Ciencias Políticas.

«Los casquetes polares eran más pequeños y el nivel del mar era unos 20 metros más alto que el actual. Estamos creando un ambiente prehistórico en el que nuestra sociedad tendrá que hacer frente a riesgos enormes y potencialmente catastróficas», subraya sobre las amenazas que se ciernen sobre el medio ambiente. «La naturaleza necesitó cientos de millones de años para cambiar las concentraciones de CO2, nosotros lo hemos hecho en una escala de 100 años, un millón de veces más rápido», considera Michael Mann, climatólogo de la Universidad de Pennsylvania.

...continue reading "Más dióxido de cárbono que en toda la historia"