Skip to content

Salud Hepática

Alimentos que matan, alimentos que curan

Como órgano responsable de la vitalidad corporal, el hígado se ve favorecido por la ingesta de alimentos vivos; por el contrario, los alimentos muertos representan una carga tóxica. Por alimentos vivos entendemos frutas y verduras frescas, semillas germinadas (brotes) o fermentados (chucrut, miso, salsa de soja, kéfir, pickles en salmuera). En los alimentos fermentados, es fundamental que no hayan sido alterados por conservantes o procesos de pasteurización, en cuyo caso pasan al bando opuesto.

En el grupo de los alimentos muertos están: los refinados de todo tipo (azúcar blanca, sal refinada, harina blanca, aceites industriales), el alcohol y las sustancias sintéticas (margarinas ó aceites hidrogenados, vitaminas, saborizantes, colorantes, conservantes). Resulta sencillo imaginar el daño que genera, sobre todo en los niños, la abundante y periódica ingesta de gaseosas y jugos industriales, compuestos totalmente por sustancias muertas (azúcar, edulcorantes, acidificantes, colorantes, conservantes, etc).

El tema de los conservantes es gravísimo en la función hepática, pues precisamente el poderinhibitorio que los hace útiles para la preservación de alimentos, interfiere seriamente en los numerosos y vitales procesos enzimáticos que todo el tiempo realiza el hígado.

Además, los conservantes son ingeridos en cantidades elevadas y con gran regularidad, pues están presentes en todos los alimentos industriales de consumo masivo. Por lo tanto, es muy importante para el hígado, el efecto benéfico de las enzimas alimentarias, localizadas en vegetales crudos, fermentados y germinados.

Otros alimentos especialmente perjudiciales para la función hepática, son los lácteos vacunos y eltrigo. Los numerosos factores que se analizan en "Los alimentos suma"1 y el exuberante consumo al que nos vemos expuestos, terminan repercutiendo sobre la delicada trama de quehaceres a cargo del hígado. Con la complicidad de la mucosa intestinal permeable, el hígado debe lidiar con sus aportes tóxicos y reactivos: proteínas antigénicas (detonantes de alergias), hormonas sintéticas, carga tóxica,

Una sustancia útil para el hígado es el ácido láctico, elemento resultante de muchos procesos ancestrales de conservación de alimentos: los fermentos. Un gran generador de ácido láctico es el repollo blanco encurtido en sal y su forma más conocida es el tradicional chucrut de la Europa fría.

Muchas hortalizas pueden fermentarse y resultar así un interesante aporte alimentario y terapéutico para la función hepática, por su contenido en ácido láctico, enzimas y vitaminas. En el apéndice se ilustran una serie de técnicas sencillas para generar eficientes fermentaciones caseras.

Además del repollo, las mejores hortalizas para el hígado son: zanahoria, alcaucil, escarola, endibia, apio, rabanito, bardana, nabo, remolacha y las hojas verde oscuras (diente de león, achicoria, perejil, berro, espinaca). Como veremos en las hierbas, debemos preferir siempre aquellas verduras desabor amargo, que benefician particularmente al hígado.

Entre las frutas favorables a la función hepática podemos citar: uva, ciruela, manzana (sobre todo las verdes), palta, cítricos (limón, lima, naranja, pomelo) y frutos de bosque (frutilla, arándano, frambuesa, mora, cereza). El azúcar de las frutas, la fructosa, se metaboliza en el hígado y colabora en su depuración.

No debemos confundir al azúcar de la frutas con el nocivo jarabe de maíz de alta fructosa(JMAF), edulcorante refinado obtenido por hidrólisis del almidón. Debido a la errónea asociación,mucha gente cree que el JMAF es saludable, e incluso se lo recomienda a diabéticos. Pero la realidad es muy distinta. Cuando comemos fruta, la fructuosa ingresa al cuerpo acompañada de fibra y otros componentes de la fruta, que amortiguan su paso al flujo sanguíneo.

Al consumirse el JMAF refinado, no existe tal amortiguación y se genera una rapidísima absorción a nivel celular. Esto lo convierte en una fuente incontrolada de carbono, que a su vez se transforma en colesterol y triglicéridos, generando "hígado graso"2. Otro problema es que la ingesta del JMAF no activa los controles cerebrales de saciedad (como ocurre con otros azúcares), por lo cual su consumo genera más apetito.

Otro alimento benéfico para el hígado es la miel de abejas, dado que estimula su metabolismo y su capacidad depurativa. La miel se utiliza en la recuperación de cirróticosalcohólicos; asimismo se aconseja luego de haber consumido mucho alcohol, para mitigar la resaca. El néctar de las abejas aporta su riqueza en fructosa, microminerales (unos 30 oligoelementos), aminoácidos (17), ácidos orgánicos, acetilcolina, enzimas, vitaminas y antioxidantes.

Para el hígado también son importantes los alimentos ricos en cromo, mineral traza clave en la función hepática y carente en la moderna alimentación refinada. Su escasez desestabiliza el control del azúcar en sangre, la eficiencia de la insulina y el equilibrio del colesterol. Son buenas fuentes alimentarias: la levadura de cerveza, el cacao amargo, el azúcar integral de caña, la miel de abejas, el centeno integral, el germen de trigo, las cebollas…

El rubro grasas es clave en la función hepática, siendo el órgano encargado de su metabolismo. Si bien el tema lo profundizamos en "Grasas Saludables, digamos aquí que el hígado depende de la provisión externa de los ácidos grasos esenciales, así llamados al no ser sintetizados en el organismo. Estos AGE (omega 3 y 6) son claves en el metabolismo hepático y están presentes en las semillas y/o aceites de lino, chía, girasol y sésamo, el aceite de soja, el germen de trigo y las nueces.

En el caso de aceites, resultan fuentes útiles solo aquellos de presión en frío y no refinados. Cita especial para las aceitunasy el aceite de oliva de primera presión en frío, que aunque no contienen AGE, son saludables y base de una de las técnicas depurativas.

Siguiendo con las grasas, veamos aquellas inconvenientes para el buen funcionamiento del hígado y decididamentedesaconsejables en un proceso depurativo. Ya nos referimos a las nefastas margarinas (aceites vegetales hidrogenados) como producto sintético, absolutamente privo de vitalidad e intoxicante del organismo todo.

Luego debemos citar a las grasas saturadas, sobre todo aquellas provenientes de animales de cría industrial, que incluyen alto contenido de antibióticos, hormonas sintéticas y metales pesados. En este rubro se encuadran los lácteos y sus derivados, que además reciben el aporte de conservantes y aditivos químicos de síntesis.

Por último debemos citar las frituras, generalmente realizadas con aceites de pésima calidad y escasa renovación, que recargan la función hepática con compuestos tóxicos y mutagénicos. Estos mismos compuestos se generan en todos los procesos de cocción que superan los 100º de temperatura (horno, grillado, presión, etc).


[1] Ver libro "Nutrición Depurativa"
[2] Investigadores de EEUU consideran al JMAF como la principal causa de hígado graso en ese país y tal vez la mayor razón del aumento de colesterol de los últimos 20 años. Ver libro "Ultra metabolismo" del Dr. Mark Hyman (Editorial Norma).

Extraído del libro "Cuerpo Saludable"

Fuente: http://www.espaciodepurativo.com.ar/

Gracias Dr. Luis Rekarte!
¡esto es también terapéutico!
Cliquez sur l'image ...
> > > > > > > > > >
>  
> > >

y disfruta... sólo así tendrán equilibrado el "Nitrógeno"!!!!

¡esto es también terapéutico!
PINCHA LA IMAGEN

> > >

 

CUANTO MÁS GRAVE ES EL TRASTORNO, MAYOR INTENSIDAD DE RESPUESTA

La inflamación celular aparece en las alteraciones mentales
El nivel de inflamación celular podría determinar la aparición y la
gravedad de ciertos trastornos psiquiátricos. La constatación de este
fenómeno abriría nuevas posibilidades de intervención terapéutica para
algunos de los síndromes mentales más frecuentes.

Redacción | 28/03/2012 00:00

http://psiquiatria.diariomedico.com/2012/03/28/area-cientifica/especialidades/psiquiatria/inflamacion-celular-aparece-alteraciones-mentales

La ansiedad y el estrés podrían estar relacionados con los fenómenos de
inflamación celular del organismo, de tal forma que los síntomas que
ocasiona el estrés podrían derivar de procesos inflamatorios
generalizados. De hecho, desde hace años existen teorías que señalan
que el malestar psíquico y emocional puede tener como base ciertos
procesos de inflamación. La justificación se encuentra, en parte, en
los efectos beneficiosos que algunos pacientes atribuyen a fármacos
antiinflamatorios como el ibuprofeno o el ácido acetilsalicílico, más
allá de su potencial analgésico. Siguiendo esta estela, un equipo del
Hospital Clínico de Madrid ha profundizado en la búsqueda de marcadores
biológicos como factores o causa de enfermedades mentales. Sus primeros
datos en linfocitos parecen confirmar que, efectivamente, la
inflamación celular parece ser un componente común a todos los
trastornos mentales que cursan con un grave estrés emocional y con "la
posibilidad de que los mecanismos de inflamación celular puedan a su
vez ser reguladores de la expresión sintomática de dicho estrés", ha
explicado a DM José Luis Carrasco, catedrático de Psiquiatría de la
Universidad Complutense, de Madrid, y jefe de Sección del Servicio de
Psiquiatría del Hospital Clínico de Madrid, que, junto a la también
psiquiatra Marina Díaz Marsá y la investigadora de psiquiatría Itziar
Güemes, del mismo centro, realizan estas investigaciones pioneras del
estudio del estrés en enfermedad mental.
...continue reading "CUANTO MÁS GRAVE ES EL TRASTORNO, MAYOR INTENSIDAD DE RESPUESTA"

La saludable vida de un médico naturista

http://www.aemn.es/index.php?mact=News,cntnt01,detail,0&cntnt01articleid=303&cntnt01returnid=112


Durante 12 años presidió la Asociación de Médicos Naturistas. Con 91 años, este murciano, de Librilla, sale a andar todos los días y predica con el ejemplo de una vida saludable.

Cuidar la mente y el cuerpo. Esa es la máxima que ha guiado la vida de Gabriel Contreras, un médico murciano de 91 años que camina a diario y que, por una dolencia propia cuando era estudiante de Medicina, se interesó por la medicina naturista. Y hasta hoy. La semana pasada presentó su segundo libro, Cómo vivir sano en un mundo enfermo.

Contreras estudió Medicina en los años 40 en Salamanca. (L.P.T.)

¿Cómo surge este libro?
-Por una cuestión de experiencia personal a lo largo de muchos años de práctica profesional. He visto cómo las personas, en vez de preocuparse por conocerse a sí mismas, a su propio cuerpo o su propia salud, y tomar medidas para vivir sano, la inmensa mayoría cuando tiene alguna molestia, como dolor de cabeza, insomnio, colesterol o triglicéridos, recurren al medicamento de turno. Se resuelven el problema más o menos rápido, pero no modifican su manera de vivir. Así, al cabo de un tiempo vuelven a tener las mismas molestias y otra vez empieza la medicación. Eso no es salud. Esta actitud está muy extendida; no es que sea el cien por cien de los ciudadanos, pero sí los suficientes como para hablar de un mundo enfermo.

La mayoría de las personas cuando tienen dolor de cabeza, insomnio o colesterol no cambian su estilo de vida,

sino que recurren al medicamento

¿Cómo surge el interés por la medicina naturista?
-Yo enfermé de una insuficiencia digestiva estudiando la carrera de Medicina, y médicos consagrados no lograban curarme. Entonces leí un libro de un médico francés, Paul Carton, titulado La salud, que recogía todo lo relacionado con las actividades de la vida como practicar ejercicio físico, una alimentación adecuada o dormir lo suficiente. Aquello fue mano de santo, todos los síntomas se fueron normalizando con gran asombro por mi parte hasta que la enfermedad desapareció por completo, y esto fue lo que propició que yo me interesara y tuviera curiosidad por ese tipo de medicina. De hecho, cuando terminé la carrera decidí establecerme como médico naturista.

...continue reading "La saludable vida de un médico naturista"

Arcilloterapia

Fuente: http://www.comerex.cl/Link/medicina.html

Introducción En este trabajo he querido dar a conocer el uso amplio uso en medicina que tiene la arcilla, particularmente las bentonitas, y un tectosilicato llamado zeolita.
El objetico principal es que usted conozca, y por supuesto, se beneficie con sus maravillosas propiedades.

Un poco de historia

Hay constancia del empleo de la arcilla desde hace milenios, en todas las épocas y continentes, para curar todo tipo de enfermedades, heridas, afecciones de la piel y problemas inflamatorios.
La Fango o lodo terapia como terapéutica es muy antigua, las generaciones de hombres que vivieron cerca de las lagunas, los mares y los volcanes utilizaban estos sedimentos con fines curativos.
Los hombres probablemente imitaron a los animales, que buscan en el barro arcilloso el remedio a sus males
Los Egipcios hace 5000 años utilizaban el encanto de los barros como remedio. El método egipcio consistía en aplicar los barros de las márgenes del río Nilo sobre el cuerpo y secarlo al sol.
Desde la antigüedad los médicos recomendaban los tratamientos basados en la aplicación de estos sedimentos naturales, puesto que descubrieron propiedades terapéuticas en los mismos. Fueron observando cómo aliviaban los dolores reumáticos, mejoraba las pieles irritadas y revitalizaba los tejidos. Así percibían el regalo que les brindaba la naturaleza.
Si bien dejó de utilizarse de manera habitual en el siglo XIX, con la incorporación a la vida cotidiana de los progresos de la química, ya desde la Edad Media fue perdiéndose en Occidente el prestigio terapéutico de la arcilla, menospreciada por la Iglesia.
El abate Kneipp restablece su fama junto con otros pioneros del uso de la arcilla en el siglo XIX como Louis Kühne y Adolf Just, o Julius Stumpf a principios del XX: "Todos fueron víctimas de las persecuciones desatadas por los representantes de la ortodoxia médica, cuando el simple hecho de mencionar la arcilla se prestaba a bromas", sostiene la doctora Marie-France Muller.

...continue reading "Arcilloterapia"

Organismos Genéticamente Modificados

Un OGM, organismo genéticamente modificado (GMO su sigla en inglés) es aquel cuyo patrimonio genético ha sido transformado por la técnica de la transgénesis: la modificación de la expresión de uno de sus genes o la adición de un gen ajeno.
No se han realizado aun estudios clínicos en humanos que analicen la seguridad y/o toxicidad de los OGMs y de los pocos estudios que se han realizado en animales, la mayoría muestran resultados conflictivos. Aun más sorprendente, es el hecho que los artículos publicados sobre OGMs reconocen la gran falta de información sobre la seguridad y/o toxicidad de muchos productos que diferentes compañías biotecnológicas colocan en el mercado.


La difusión de los transgenes en otras plantas u organismos podría estar cargada de consecuencias:
- la difusión de genes de resistencia a los pesticidas podría favorecer la expansión de plantas indeseables muy difíciles de eliminar;
-la resistencia a los antibióticos hace temer un aumento de la capacidad de los organismos infecciosos para sobrevivir a los antibióticos;
- se corre el riesgo de que la difusión de genes conduzca a un empobrecimiento de la biodiversidad global y de los ecosistemas.
Por otra parte, la utilización en nuestra alimentación de productos procedentes de OGM amenaza con provocar un recrudecimiento de las alergias.
Hay otros problemas, como el de los genes que causan esterilidad. Esa es la tecnología Terminator. La esterilidad de los granos queda asegurada por un gen tóxico que sólo es activo en el momento de la formación de granos de segunda generación, es decir, cuando la planta llega a su madurez. Así, los agricultores que cultivan plantas transgénicas dotadas de un sistema de protección genética se verán obligados a comprar nuevos granos cada año. Eso es lo que Jean-Pierre Berlan denomina confiscación de la vida.
Hay otro tipo de OGM, que integra un gen que sirve para silenciar a otros genes. El ejemplo más conocido es el de los tomates en los que se obtiene una conservación prolongada por medio de la inhibición de una enzima responsable del reblandecimiento del fruto.
Las preguntas de los ciudadanos sobre los riesgos potenciales de los OGM no encuentran una verdadera respuesta en el marco institucional. La inocuidad de los OGM está por probar. Se expresan opiniones contradictorias y las peticiones de moratoria son cada vez más numerosas, reclamando una suspensión durante cinco años de los vertidos en el medio ambiente de plantas y productos alimentarios transgénicos.