La cúrcuma, alimento del futuro

Fuente: Biblioteca Pleyares

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles

 

Conocida también como,

  • azafrán cimarrón
  • yuquilla (Cuba)
  • turmérico
  • jengibrillo (Puerto Rico)
  • palillo cholón
  • palillo chuncho
  • guisador
  • palillo (Perú, Bolivia)

 

***

 

La cúrcuma proviene de la planta Cúrcuma Longa y ha estado en la India como una especia hace siglos. Tradicionalmente, la gente utiliza la cúrcuma para agregar sabor a sus platos, con muchas culturas reconociendo la especia por sus numerosas propiedades medicinales.

 

A medida que el uso de la cúrcuma sigue creciendo en popularidad, también lo hace el reconocimiento de sus muchos beneficios. Es por esta razón que muchos en todo el mundo han decidido comenzar a integrar la cúrcuma (en su mayoría a través de la ingesta de la cúrcuma) en su vida cotidiana.

 

Los métodos para hacerlo son simplemente consumir la cúrcuma como una fuente de alimento, tomar extracto de cúrcuma en forma de píldora, o ingerir de extracto de cúrcuma líquido altamente concentrado.

Una razón principal para la explosión de la publicidad y la investigación científica sobre la cúrcuma tiene que ver con su relación única con enfermedades como el cáncer, la enfermedad de Alzheimer, y mucho más.

 

Los poderes de la cúrcuma sobre el cáncer en particular, sin embargo, han provocado un gran interés.

 

 

 

La cúrcuma es un agente anticáncer de gran alcance y mejor amigo de su hígado

Investigación
por
Jonathan Benson
escritor del personal
10 de septiembre 2013
de
NaturalNews web

 

 

 

Una forma sencilla, pero eficaz, para impedir el cáncer y proteger el hígado contra la enfermedad se encuentra en una especia común que se ha utilizado en la cocina india durante miles de años.

 

La cúrcuma y, más concretamente, la curcumina, su ingrediente activo principal, continúa brillando como un imponente agente  especia  ‘súper alimento’ anti-cáncer, con una amplia gama de beneficios tangibles para la salud, incluyendo su capacidad de inducir la muerte de células cancerosas y prevenir la cirrosis.
La investigación constantemente está siendo publicada en relación con el poder nutritivo de la cúrcuma, y algunas de las investigaciones más recientes se destacan las muchas maneras en que esta hierba batallas cáncer.

 

Un estudio reciente publicado en el Asian Pacific Journal of Cancer Prevention, por ejemplo, se ha encontrado que una administración dependiente de la dosis de la curcumina activa efectivamente la apoptosis de las células de cáncer de hígado, lo que significa que apuraba la muerte de estas células. En sus conclusiones, los investigadores involucrados en este estudio declararon a la curcumina como un "fito-medicamento prometedor en el tratamiento del cáncer."
Estudios anteriores han llegado a conclusiones similares, incluyendo un estudio de 2007 publicado en la revista Liver International.

 

Investigadores del Departamento de Gastroenterología del Centro Médico Sourasky Tel-Aviv en Israel probaron los efectos de la curcumina en ratones con daño hepático inducido por productos químicos.

 

En comparación con los ratones dañados hepáticamente a quienes no se les dio curcumina, aquellos a quienes se les da la especia evitó eficazmente el desarrollo de la cirrosis hepática, un resultado que los investigadores atribuyen a las propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma.

"Ya que la ingestión de curcumina es segura en humanos, puede ser razonable evaluar en estudios clínicos el efecto beneficioso de la curcumina en el retraso del desarrollo de la cirrosis hepática", escribieron los autores en su conclusión

Un año más tarde, en 2008, los investigadores de Taiwán publicaron un estudio que verifica que la curcumina también puede beneficiar en el tratamiento de cáncer de pulmón.

 

No sólo la especia demostró una habilidad única para evitar que las células cancerosas invadan y se difundan, sino que también activa las proteínas clave responsables para el bloqueo natural, y la supresión formación de tumores. El equipo de la Universidad Nacional Yang-Ming en Taipei declaró finalmente que sus hallazgos apoyan la aplicación de que la curcumina en la terapia anti-cáncer de metástasis.
Y de nuevo en 2010, un estudio publicado en la Revista de Investigación de Ovario encontró que la curcumina tiene otro uso único en el tratamiento del cáncer.

 

Los pacientes con cáncer de ovario, que es difícil de tratar debido a la resistencia a la quimioterapia convencional y a la radiación, pueden ser efectivamente "pre-tratados" con curcumina, con el fin de mejorar la eficacia del tratamiento convencional del cáncer.

"El pre-tratamiento con la curcumina mejora la sensibilización a las terapias de quimio/radio en... las células de cáncer de ovario a través de múltiples mecanismos moleculares", escribieron los autores, que son de la Universidad de Dakota del Sur, de este estudio en particular.

 

"El pre-tratamiento con [C]urcumin puede mejorar la eficacia terapéutica del cáncer de ovario".

 

 

Suplementando con curcumina, añadiendo cúrcuma a los alimentos

...puede ayudar a usted ya su familia a evitar el cáncer

...continue reading "La cúrcuma, alimento del futuro"

Son toxinas y alergenos los que causan una epidemia autoinmune?

 

Es una condición que afecta a 24 millones de estadounidenses - y su incidencia se ha triplicado en las últimas décadas. Afecta a más mujeres que el cáncer de mama y las enfermedades cardíacas juntas. Y sólo puede ser causada por la enorme carga de las toxinas ambientales que nos rodean. ¿Qué estoy hablando? De las enfermedades autoinmunes. La mayoría de nosotros conocemos las enfermedades autoinmunes más comunes, como la artritis reumatoide, lupus, esclerosis múltiple, enfermedad inflamatoria intestinal, la diabetes tipo-1, el hipotiroidismo y la psoriasis. Pero en realidad hay más de 100 diferentes condiciones autoinmunes, que pueden afectar a diferentes sistemas del cuerpo. Estas condiciones ocurren cuando el sistema inmunológico del cuerpo ataca sus propios tejidos en lugar de una molécula extraña como las bacterias.

Nadar en una sopa tóxica

Aunque la enfermedad autoinmune puede tener muchas causas, las toxinas puede ser la más importante. Puede leer más sobre este tema en pionera nuevo libro de Donna Jackson Nakazawa, la epidemia autoinmune. Impulsado por su propia lucha con la enfermedad autoinmune, Donna identifica las toxinas ambientales, lo que ella llama "autógenos" - compuestos extraños que crean un "auto" reacción en contra de la auto - como la verdadera causa de la autoinmunidad. En su prólogo al libro de Donna, el doctor Douglas Kerr, MD, Ph.D., profesor de la Johns Hopkins School of Medicine, dice que "no hay duda de que las enfermedades autoinmunes están en aumento y nuestro aumento de la exposición a las toxinas y el medio ambiente productos químicos está impulsando el riesgo. La investigación es el sonido. Las conclusiones, inexpugnable. " No es de extrañar. Estamos expuestos a cantidades asombrosas de sustancias químicas tóxicas. Una encuesta reciente del gobierno ("Informe Nacional sobre la Exposición Humana a Compuestos Químicos Ambientales", emitido en julio de 2005: http://www.cdc/gov/exposurereport/) encontraron un promedio de 148 productos químicos en nuestros cuerpos. Otras investigaciones han encontrado 287 productos químicos industriales en la sangre umbilical de recién nacidos, incluidos los plaguicidas, ftalatos, dioxinas, los retardantes de llama, de teflón, y metales tóxicos como el mercurio. Un mejor enfoque a la autoinmunidad Esta sopa de sustancias químicas tóxicas claramente tiene efectos nefastos sobre nuestra salud. Pero los médicos convencionales no tienen en cuenta esto cuando el tratamiento de enfermedades autoinmunes. En su lugar, que prescriben drogas pesadas como los antiinflamatorios, esteroides como la prednisona, fármacos contra el cáncer, como el metotrexato, y nuevos medicamentos como Enbrel y Remicade que bloquean los efectos de una potente molécula inflamatoria denominada TNF-alfa. Estos medicamentos pueden ayudar en el corto plazo - pero pueden tener efectos secundarios graves y no abordan la causa raíz de la autoinmunidad. Puedo tomar un enfoque diferente con mis pacientes. Que abordar las causas subyacentes de la enfermedad autoinmune, como los alérgenos, la mala alimentación, toxinas, infecciones y el estrés. Luego agregar de nuevo las cosas que el cuerpo necesita para funcionar de manera óptima, al igual que los alimentos enteros, limpios, los nutrientes, ejercicio, control del estrés, el agua potable y oxígeno, de la comunidad, la conexión, y el significado. Y los resultados son impresionantes. Uno de mis pacientes era 42, pero podría funcionar a duras penas. Ella sufría de psoriasis y la artritis relacionada. Después de la eliminación del gluten y otros alérgenos de alimentos, la eliminación de metales pesados, y el equilibrio de su sistema inmunológico, que ha perdido 30 libras y está completamente libre de dolor y la psoriasis. Otro hombre sufrió durante años con la diarrea con sangre y el dolor de la colitis ulcerosa - hasta que se elimina el mercurio y otras toxinas de su cuerpo. Y un paciente reciente con fatiga debilitante de la esclerosis múltiple, consiguió alivio casi completa de sus síntomas después de tener los empastes de mercurio eliminado de los dientes y se fue en un programa de desintoxicación completa. Pero esto no acaba de ayudar a mis pacientes. Ha ayudado a mi familia, también. Yo tenía el síndrome de fatiga crónica, una condición que tiene características autoinmunes. Una vez que me dirigí a mi envenenamiento por mercurio, mis problemas de fatiga crónica y autoinmune mejorado. Mi mujer desarrolló la autoinmunidad debilitante, con dolor en las articulaciones y fatiga. Deshacerse de los metales pesados en su cuerpo con un programa de desintoxicación intensiva curó, también. Usted puede hacerlo también! Si usted o un ser querido tiene una enfermedad autoinmune, siga estos consejos:

Encontrar un doctor de medicina funcional que puede ayudarle a autoinmunidad dirección. Hágase la prueba del mercurio y otros metales pesados * Hágase la prueba para la enfermedad celíaca (una reacción autoinmune al trigo y otros granos que contienen gluten), lo que hace más de 60 años enfermedades autoinmunes * Tome la inmunidad de equilibrio de los nutrientes y suplementos, incluyendo la vitamina D, ácidos grasos esenciales (como EPA / DHA y GLA) y probióticos * Practique la relajación profunda diaria a través del yoga, la meditación, el biofeedback, o cualquier cosa que se invierte la respuesta al estrés * Práctica de la principio de precaución, que dice que debemos evitar cualquier cosa con el potencial de daño. En los EE.UU., algo tiene que ser demostrado ser dañinas antes de que sea retirado del mercado. En Europa, algo tiene que ser demostrado ser seguro antes de que se permite en el mercado. Esto también se conoce como "más vale prevenir que curar". * Aprende a mejorar el sistema de desintoxicación de su cuerpo propio. Recuerda que, al abordar las causas profundas de la enfermedad autoinmune, puede comenzar a sentirse mejor y conseguir así - en la actualidad. Mark Hyman, MD es un pionero en medicina funcional, médico practicante y autor de best-seller. Un anticipo de su libro "La Dieta UltraSimple" está disponible. Vea el UltraWellness Blog para más información sobre la enfermedad autoinmune.

 

 

Semillas

por John Summerly

del Sitio Web PreventDisease

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles

 

John Summerly  

es nutricionista, herbolario y homeópata.

Él es un líder en la comunidad de la salud natural y da consulta a atletas, ejecutivos y a la mayoría de los padres de los niños sobre los beneficios de las terapias complementarias para la salud y la prevención.

Vienen en todos tamaños diferentes formas y colores.

La semilla en sí es una planta embrionaria y el origen de la nutrición. Una planta no escatima esfuerzos para producir cada semilla y llenarla con altas concentraciones de vitaminas, minerales, proteínas, aceites esenciales y enzimas latentes. Si usted está buscando una merienda de alta calidad, nutritiva y abundante, las semillas son difíciles de superar.

 

Echemos un vistazo a lAs diez semillas más sanas de la Tierra y la forma de consumirlas.

Una semilla es la vida. Es un alimento vivo. Es imposible comer una semilla cruda y no derivar nutrición.

Muchas semillas son comestibles y la mayoría de las calorías humanas proceden de las semillas, especialmente de las legumbres y frutos secos. Las semillas también ofrecen la mayoría de aceites de cocina, bebidas y muchas especias y algunos importantes aditivos alimentarios. En diferentes semillas, el embrión de la semilla o el endospermo domina y proporciona la mayor parte de los nutrientes.

Las proteínas en almacenamiento del embrión y el endospermo se diferencian en su contenido de aminoácidos y propiedades físicas.

Cómo comer las semillas
Sólo hay una manera de obtener los nutrientes de las semillas y es comerlas crudas.

Una vez que son expuestas al calor, producen sustancias tóxicas y las vitamina, minerales y perfiles de aceites esenciales se desnaturalizan. Al asar una semilla, su clasificación se mueve de un alimento vivo a un alimento muerto.

No hay semilla en la tierra que pueda soportar ser asada o calentada sin romper sus componentes nutricionales. Recuerde siempre, coma las semillas en su forma natural... cómalas crudas.

Esto también significa que pueden ser remojadas, molidas o en puré (es decir, tahini), especialmente si la cáscara o capa de una semilla es demasiado difícil de penetrar con los dientes.

  • Elija semillas crudas y sin sal
  • Evite semillas recubiertas o tostadas
  • Evite las semillas recubiertas de azúcar

Las 10 Semillas más saludables de la Tierra

1) SEMILLAS DE CHÍA

Tamaño de la porción = 1 cucharada

Considere estos hechos sobre las semillas de Chia:

  • 2,5 veces más proteína que los frijoles
  • 3 veces la fuerza antioxidante de los arándanos
  • 3 veces más hierro que las espinacas
  • 6 veces más calcio que la leche
  • 7 veces más vitamina C que las naranjas
  • 8 veces más omega-3 que el salmón
  • 10 veces más fibra que el arroz
  • 15 veces más magnesio que el brócoli

Las semillas son muy ricas en vitaminas y minerales, son una excelente fuente de fibra, proteínas y antioxidantes, y son la fuente vegetal más rica de ácidos grasos omega-3.

El consumo de las semillas de chía podría ayudar a reducir el dolor en las articulaciones, ayuda a perder peso, emite un impulso de energía y protege contra enfermedades graves como la diabetes y enfermedades del corazón.

...continue reading "Semillas"

Nuestro futuro robado. La amenaza de los disruptores endocrinos

José Santamarta Worldwatch

Fuente: Ecologia Social

Numerosas sustancias químicas, como las dioxinas, PCBs, plaguicidas, ftalatos, alquilfenoles y el bisfenol-A, amenazan nuestra fecundidad, inteligencia y supervivencia.

En 1962 el libro de Rachel Carson Primavera silenciosa dio el primer aviso de que ciertos productos químicos artificiales se habían difundido por todo el planeta, contaminando prácticamente a todos los seres vivos hasta en las tierras vírgenes más remotas. Aquel libro, que marcó un hito, presentó pruebas del impacto que dichas sustancias sintéticas tenían sobre las aves y demás fauna silvestre. Pero hasta ahora no se habían advertido las plenas consecuencias de esta insidiosa invasión, que está trastornando el desarrollo sexual y la reproducción, no sólo de numerosas poblaciones animales, sino también de los seres humanos.

Nuestro futuro robado, escrito por Theo Colborn, Dianne Dumanoski y Pete Myers, reunió por primera vez las alarmantes evidencias obtenidas en estudios de campo, experimentos de laboratorio y estadísticas humanas, para plantear en términos científicos, pero accesibles para todos, el caso de este nuevo peligro. Comienza allí donde terminaba Primavera silenciosa, revelando las causas primeras de los síntomas que tanto alarmaron a Carson. Basándose en décadas de investigación, los autores presentan un impresionante informe que sigue la pista de defectos congénitos, anomalías sexuales y fallos de reproducción en poblaciones silvestres, hasta su origen: sustancias químicas que suplantan a las hormonas naturales, trastornando los procesos normales de reproducción y desarrollo.

Los autores de Nuestro futuro robado repasan la investigación científica que relaciona estos problemas con los "disruptores endocrinos", estafadores químicos que dificultan la reproducción de los adultos y amenazan con graves peligros a sus descendientes en fase de desarrollo. Explican cómo estos contaminantes han llegado a convertirse en parte integrante de nuestra economía industrial, difundiéndose con asombrosa facilidad por toda la biosfera, desde el Ecuador a los polos. Y estudian lo que podemos y debemos hacer para combatir este omnipresente peligro. Nuestro futuro robado, como señala Al Gore, vicepresidente de EE UU y autor del prólogo, es un libro de importancia trascendental, que nos obliga a plantearnos nuevas preguntas acerca de las sustancias químicas sintéticas que hemos esparcido por toda la Tierra.

Disruptores endocrinos

Un gran número de sustancias químicas artificiales que se han vertido al medio ambiente, así como algunas naturales, tienen potencial para perturbar el sistema endocrino de los animales, incluidos los seres humanos. Entre ellas se encuentran las sustancias persistentes, bioacumulativas y organohalógenas que incluyen algunos plaguicidas (fungicidas, herbicidas e insecticidas) y las sustancias químicas industriales, otros productos sintéticos y algunos metales pesados.

...continue reading "Nuestro futuro robado. La amenaza de los disruptores endocrinos"

OXIGENO Y ALIMENTOS

 

Fuente: http://www.espaciodepurativo.com.ar

La importancia del crudo

Muchos podrán pensar que la naturaleza todo lo prevé y por tanto basta con respirar bien (cosa que veremos a continuación). Es más, hay personas que pueden vivir solo en función a la respiración, captando del aire inhalado todo aquello necesario para la vida y sin necesitar alimentos físicos (practicantes del pranayama, respiratorianos, pránicos, meditadores, etc). Pero lo que la naturaleza no puede prever es la modificación antifisiológica de nuestros hábitos alimentarios.

En este sentido, nuestros alimentos fisiológicos (frutas, hortalizas) garantizan el adecuado aporte de agua y oxígeno, y su correcto metabolismo nutricio. Pero hace unos 10.000 años (apenas instantes en un proceso evolutivo de cinco millones de años), al dominar la agricultura, el ser humano recurrió a los granos amiláceos como sustento nutricio. La producción y el fácil almacenamiento, convirtió a cereales y legumbres en reaseguro de supervivencia frente a las frecuentes carencias alimentarias y permitió sostener la vida aún en lugares climáticamente adversos para el ser humano.

El desarrollo de la agricultura y la ganadería, marcó un hito en la evolución humana; pero lejos retornar a la esencia fisiológica en lo alimentario (somos frugívoros), nuestros antepasados incorporaron estos recursos de supervivencia al acerbo cultural, por diversas razones que exceden al tratamiento del tema. Y esto, si bien permitió el desarrollo de muchas civilizaciones, también se convirtió en fuente de problemas, dado que no poseemos habilidades fisiológicas para consumir importantes cantidades de granos amiláceos, cosa que sí poseen animales evolucionados en función a ellos (granívoros).

Si bien el tema se desarrolla aparte, la oxidación de altos niveles de azúcares aportados por los granos, genera gran demanda de oxígeno, cuya satisfacción es problemática para los humanos, dado nuestra limitada bomba circulatoria (el corazón de los granívoros representa el 10% de su peso total, algo así como 7kg en un humano) y nuestra reducida incorporación de oxígeno (no volamos ni tenemos sacos alveolares, como los granívoros).

Cuando ingieren granos amiláceos, los granívoros ponen en marcha mecanismos fisiológicos adecuados al torrente de azúcares que circulará en sangre. En primer lugar las aves hacen un gran consumo de energía en actividades exigentes como el vuelo. Por otra parte, disponen de unaestructura cardiopulmonar de alta eficiencia, que les permite resolver dos cuestiones básicas: mantener semejante cantidad de azúcar en movimiento u atender la elevada demanda gaseosa del metabolismo de los hidratos de carbono.

El ser humano es sedentario y no realiza (menos hoy día) esfuerzos que por intensidad y duración demanden tanta energía como el vuelo de las aves. Esto trae aparejada la necesidad de disipar el exceso de azúcar circulante, por lo cual se advierte abundante calor en el cuerpo tras su consumo. Esto acarrea hiperactividad del páncreas, que debe poner en marcha, con el auxilio del hígado, un mecanismo para convertir rápidamente el azúcar simple en glucógeno de reserva. Este proceso debe invertirse nuevamente en caso de necesidad, volviendo a convertirse el azúcar de reserva (glucógeno) en azúcar simple (glucosa).

El carbono y el hidrógeno que componen las cadenas de los azúcares, terminan convirtiéndose (por oxidación) en dióxido de carbono (CO2) y agua (H2O). La cantidad de oxígeno necesaria para llevar adelante el metabolismo gaseoso, exige al sistema respiratorio de manera continua. Por esa razón los pájaros están dotados de los sacos aéreos, especies de estructuras suplementarias de los pulmones, que les permiten almacenar e insuflar el suplemento de oxígeno necesario para la oxidación del abundante volumen de carbono e hidrógeno circulante en sangre.

El aparato cardiopulmonar humano es sometido a dura exigencia tras una comida de granos. En el caso de personas sedentarias, esto generará una demanda energética y una toxemia adicional, que a largo plazo termina desvitalizando al individuo. La fatiga y el desgaste cardiopulmonar son moneda corriente en los grandes consumidores de cereales. Esto resulta fácil de comprobar, a través de la amplificación del pulso cardíaco durante la digestión y el incremento de las pulsaciones, como si se hiciese un ejercicio físico importante.

En síntesis: para combatir el estado de anaerobia, debemos nutrirnos con alimentos fisiológicos (frutas, hortalizas, semillas),evitando la cocción. Como vimos, el proceso de cocimiento reduce el natural contenido de oxígeno de los alimentos crudos. Por su parte, la necesidad de conservación de la escala industrial, estimula el uso de procesamientos que incrementan la deficiencia de oxígeno en los alimentos. La dieta promedio tiende a ser muy deficiente en su aporte oxigenante. Otro detalle no menor es el moderno consumo cotidiano de antibióticos (fármacos, alimentos, aguas de consumo) que hace estragos en las bacterias aeróbicas (productoras de oxígeno) de la flora intestinal.

Por todo esto, el cambio de hábitos alimentarios se hace imprescindible, a fin de mejorar el aporte oxigenante a través de alimentos vitalizantes. Pero a veces puede no ser suficiente para revertir una carencia crónica. Por tanto también debemos conocer y utilizar otros recursos oxigenantes, como la respiración profunda y el agua oxigenada.